Más que mascotas los perros son parte de nuestra vida. Se han integrado a la vida del hogar, son uno más de la familia. Por ello, su bienestar es parte de nuestro bienestar. Así que cuando algo no anda bien queremos descubrir cómo ayudarlos. Y una inquietud usual es saber por qué aúllan los perros.

Hay muchas creencias y opiniones sobre las causas para ese comportamiento, pero si quieres saber que puede ocurrir con tu peludo que no para de quejarse, aquí te contaremos todo.

Por qué aúllan los perros: causas

Por motivos evolutivos los perros son muy expresivos. Seguro no tienes dudas cuando tu perro está triste o eufórico, expresan confusión y otras emociones. Hacer sonidos también es transmitir lo que sienten o los inquieta.

Desde sus ancestros, los lobos salvajes, aullar enviaba un mensaje al resto de la manada ante diferentes situaciones. Es parte de su herencia.

Por esa causa, es muy común que uno de los motivos sea comunicarse con otros caninos. Es fácil ver que por lo general cuando un perro aúlla, otros canes le responden en el mismo tono de aullido. Es un acto de comunicación.

Ahora bien emitir este sonido es un indicador del estado de ánimo del perro. Ya que sentirse solo, hambriento, con frío o calor en exceso, estrés, cansancio los altera. Son situaciones que padecen y los llevan a expresarse de este modo como un pedido de ayuda.

La euforia o alegría en un can también es una causa. Lo puedes constatar en esos momentos en que un perro y un humano se reúnen después de un tiempo de estar separados. O en eventos de celebración en casa, el peludo detecta el ánimo de las personas a su alrededor.

Dolores, molestias, son también motivos que los llevan a emitir este sonido. Ante este tipo de circunstancias su forma de expresarse es el aullido.

Del mismo modo el miedo los lleva a aullar. Ya sea un susto repentino o un evento que esté ocurriendo, como llevarlos a un sitio donde no se sienten seguros o los estampidos de la pirotecnia.

Para estos animales la música no es indiferente. Por el contrario reaccionan ante los sonidos de variados instrumentos, canciones o la voz de alguien al cantar. De hecho responden casi de inmediato ante estas situaciones y acompañan esos sonidos con los suyos.

La presencia de extraños también es un detonante para este comportamiento. Esto puede significar temor, que incluso puede llevar a una actitud agresiva.

Marcar el territorio también es una de las probables causas. De esta manera podría indicar a otros canes que determinado espacio es de su dominio, y mantenerlos alejados.

El perro como un animal de manada, acostumbrado al trato humano, en ocasiones puede usar el sonido para llamar la atención. Es decir, para hacer que los humanos le dediquen tiempo para darle cariño o jugar. Como regla general este tipo de conductas no es recomendable, sobre todo porque deja en claro que no podrán pasar mucho tiempo solos. Este tipo de aullido es más fuerte, mientras que el del dolor es bajo casi como un llanto.

Prevenir el por qué aúllan los perros

Para evitar la ansiedad que les produce verse solos, es importante que desde cachorros se les entrene para esta situación que suele ser inevitable. En ese período hay empezar a dejarlos solos por cortos períodos, de manera progresiva para que pueda acostumbrarse.

Un modo de apoyarlo es habituarlo a la compañía de un juguete, o un peluche, algo que represente seguridad y compañía. También suele ser funcional dejarle una prenda con tu olor. Un aroma que resulte familiar le dará tranquilidad, por lo que no estará ansioso ni aullará por este motivo.

En general, el aullido por esta causa también se manifiesta con comportamiento destructivo. Así es como muerden los muebles, los cojines, actúan nerviosos y se agitan en exceso al llegar las personas a casa, incluso pueden llegar a miccionar sin control.

Un aullido continuo, que se mantiene a pesar de todas las atenciones o cuidados, puede indicar que algo está mal en su salud. Esto puede verse con su conducta, perdida de energía, se mueve poco, pérdida de apetito. En ese caso lo mejor es llevarlo al veterinario.

Los sonidos especialmente agudos también afectan a los perros. Las sirenas, los bomberos y como mencionamos, varios instrumentos musicales los impulsan a aullar. Es probable que estos sonidos puedan confundir a tu perro y lo lleve a creer que son emitidos por otros de su especie.

Si deseas ayudar a tu peludo es muy importante tener paciencia. Ante todo, si reaccionas con gritos o agresividad, con regaños, no va a mejorar y es probable que empeore. Hay que verificar que sus necesidades estén cubiertas agua, comida, que excrete de manera habitual. Revisar la temperatura o si busca solo llamar la atención. Si has revisado todo esto y no deja de aullar es momento de consultar con tu veterinario de confianza.

Junto a estas recomendaciones es muy importante que el perro tenga la suficiente actividad física. De lo contrario no puede descargar energía, no se mueve, no interactúa y eso afecta su conducta.

Por qué los perros aúllan: creencias y mitos

En torno al aullido de los perros se han creado muchas creencias y mitos. Entre ellos se cree que es un presagio de un mal acontecimiento. Como por ejemplo la muerte de alguien. No hay ninguna evidencia que pruebe esto, pero investigaciones indican que el olfato de los perros puede detectar personas vivas o muertas. Está en discusión si algunas sustancias químicas son percibidas por ellos, lo que ayudaría en esta tarea.

 

0 Comentarios

Deja un Comentario