La tendencia a adoptar perros cachorros se ha hecho más habitual desde algún tiempo. Hay varias razones y motivos para ello, ya que, de manera desafortunada, algunas personas no son responsables con sus animales. Los abandonan, los maltratan, los colocan en situaciones de riesgo y violencia.

Lo importante es que muchas personas están felices de darles una nueva oportunidad, atenderlos y cuidarlos. Para que el proceso de darle una nueva casa a un cachorro sea todo un éxito, es necesario conocer en detalle varios puntos importantes. Aquí tienes consejos indispensables para lograrlo.

Antes de adoptar un cachorro

Puede parecer exigente, pero antes de llevar un cachorro a casa, tiene que tener la seguridad de que tienes la disposición y las condiciones adecuadas para darle todo lo que necesita.

Para un perrito es muy necesario tener compañía, afecto, atención, juegos, desafíos, disciplina, entre otras condiciones emocionales. Esto significa que debes dedicarle tiempo, así podrá desarrollarse de la mejor manera. Algo erróneo es pensar que se pueden dejar por su cuenta porque son animales, esto es lo que hace que luego tengan conductas indeseadas.

El tiempo también será necesario para algo muy importante en la vida de los perros, pasearlos. Esta actividad ayuda a su desarrollo físicos al igual que a consolidar la relación con los humanos.

Por otra parte, recuerda que, como cualquier forma de vida, amerita cuidados de salud, por lo que requerirá asistencia del veterinario profesional, y llevar a cabo sus indicaciones.

La elección de la raza no es un elemento menor antes de la adopción. Ya que elegir razas o tipos de perro de gran tamaño, que necesitan constante y abundante actividad física, espacio para moverse, pero se ven limitados a lugares muy pequeños harán que el peludo no se sienta feliz.

Del mismo modo hay que considerar el carácter y las actividades de las personas, ya que algunas necesitan un perro sereno, tranquilo, que disfrute pasar las horas acompañando acostado en su propia cama. Por el contrario, otras personas tienen mucha actividad física, así que les conviene perros que compartan con ellos esa experiencia, ir a correr o hábitos similares.

Un hecho a tener en cuenta antes de adoptar es considerar si hay niños pequeños o los habrá en un futuro cercano. En general los perros son la mejor compañía de los niños, solo que algunas razas son más adecuadas y se llevan de un modo más armónico que otras. Esta es una preocupación muy común en los padres, cómo reaccionará el perro con la llegada de un bebé, entonces es aconsejable que desde un principio el peludo tenga la mejor disposición con los pequeños del hogar.

Preparativos para adoptar un cachorro

Recibir a un cachorro es como recibir a un nuevo integrante de la familia. Lo quieres hacer sentir cómodo, querido y resguardado. Por ello hay que disponer de algunos implementos que le harán más fácil la vida y a ti también.

Entre los elementos mínimos necesarios están la correa, el envase para el agua, la comida, el alimento para cachorros. Preparar un espacio para que lo haga su guarida, su sitio de descanso como su cama para perro. También algunos juguetes que le servirán tanto de entretenimiento como para cuidar su dentadura. Es infaltable tener artículos para su aseo, específicos para perros cachorros, así tendrá todos los cuidados necesarios para su salud.

Si es la primera vez que tendrás un peludo en casa, hay que revisar que no haya ningún elemento que lo ponga en riesgo a su alcance. De tal manera que es recomendable revisar que los productos químicos, de limpieza, pintura o cualquier otro que resulte dañino debe estar bajo llave o en un lugar que le resulten inaccesibles. Son medidas de seguridad indispensables.

adoptar un cachorroPor el contario si ya hay animales en casa, entonces también hay que tenerlos en cuenta porque será un cambio para todos. Así que, de acuerdo a los animales que tengas en el hogar, podrás considerar el nuevo integrante de la manada. También hay que asegurarse que todos los animales en casa tengan sus respectivas vacunas y controles al día.

También es necesario hacer un plan con todas las personas que viven en casa. los cachorros son juguetones, aman la compañía, las caricias. sin embargo, hay que considerar que llegan a un nuevo lugar, todo les resultará desconocido y es probable que estén inseguros y un poco nerviosos. Acosarlos con abrazos, y muchas manos tratando de cargarlo puede ponerlo ansioso, así que al principio es preferible darle espacio. Así se irá habituando a su nueva familia y le será más fácil reconocerlos como acompañantes de los que no hay nada que temer.

Adoptar cachorros sanos

Una preocupación muy normal al adoptar un cachorro es tener la certeza de que se encuentra en buen estado de salud. Que no va a desarrollar enfermedades a los pocos días de estar en casa o incluso que pueda ser portador de algo dañino para otros animales.

Para evitar este tipo de problemas lo más aconsejable es ir a los lugares reconocidos de adopción. En la actualidad hay casas, organizaciones tanto públicas como privadas, que se dedican a ser espacios temporales para animales en proceso de adopción. En estas organizaciones es más factible que se cumplan los procesos de alimentación, prevención de enfermedades y trato adecuado a los cachorros.

Al visitar estos lugares, pide entrar a los espacios donde tienen los animales, para que puedas observar el estado en que los mantienen y el nivel de las instalaciones.

Para que tengas una mayor certeza de su salud es pedir el certificado de la vacunación del cachorro. De manera habitual el calendario de inmunización empieza alrededor de las 12 semanas, así que de acuerdo a la edad ya puede tener algunas vacunas, incluso algunos refuerzos. De hecho, en distintas comunidades las autoridades llevan registros de las organizaciones que llevan estos servicios, lo que sirve como un referente más confiable donde encontrar animalitos bien cuidados.

Siempre es importante evaluar al cachorro, verificar que se encuentre en su peso de acuerdo a su raza o tamaño si es mestizo, que se encuentre alerta, limpio, desparasitado, además de no presentar heridas, lesiones, problemas en el pelaje, los ojos o los oídos.

Recuerda que una vez que es tu responsabilidad es necesario llevarlo a un veterinario para llevar un control propio. De esta manera tendrás recomendaciones específicas sobre tu cachorro para que crezca feliz y sano.

0 Comentarios

Deja un Comentario