En el cuidado de tus perritos hay muchas creencias y opiniones sobre lo que les hace bien o les ayuda en determinadas circunstancias. Ya sea para que estén muy bien alimentados y nutridos o para ayudarlos en diferentes temas de salud. El aceite de coco para perros es uno de esos elementos que genera diferentes perspectivas, sobre sus beneficios o no.

Son varias las cualidades, que en general, posee el aceite de coco. Lo que tal vez causa dudas es si son aplicables para los caninos. Al fin y al cabo, son parte de tu vida y quieres solo lo mejor para ellos.

Resuelve aquí todas tus dudas sobre los usos que puedes darle a esta sustancia en tu canino. Además de recomendaciones muy valiosas y un dato esencial sobre las cantidades apropiadas para perros. Así como algunos inconvenientes que puede causar en caso de no usarlo adecuadamente.

¿Qué beneficios tiene el aceite de coco para perros?

Este producto se obtiene a través de la compresión de la pulpa o carne del coco. Contiene una variedad de ácidos grasos saturados que resultan ser excelentes para diferentes usos en nuestros canes. Además, son necesarios ya que proveen diferentes vitaminas y sustancias químicas necesarias para su desarrollo y salud integral.

También llamada manteca de coco, este aceite vegetal posee cualidades muy específicas que aportan beneficios a los peludos tanto en su dieta como de manera externa.

Entre varias ventajas hay que señalar que tiene un papel de importancia en el combate de ciertas infecciones. Debido a varios de sus componentes también ayuda a proteger al perro de los avances de bacterias, virus e incluso de varios tipos de hongos. En definitiva, sus propiedades actúan ante diferentes gérmenes.

Tiene la ventaja de ser muy fácil de procesar en el tracto digestivo, de manera que es muy útil si tu perro tiene dificultades de alimentación con otros elementos nutritivos, así como para asimilar alimentos. Una característica fundamental es que sus componentes aportan energía, lo que es muy necesario, más aún en aquellos muy enérgicos e inquietos.

En la piel de los caninos también produce beneficios ya que funciona muy bien en diferentes tipos de alergias, algunos tipos de heridas y reacciones en la piel. Todo de un modo más natural.

Usos del aceite de coco para perros

aceite de cocoSon muy amplias las distintas formas en que se puede usar el aceite de coco en perros, tal como hemos mostrado dados sus beneficios. De hecho, hay que mencionar que no hay una forma exclusiva para peludos, sino que es el mismo que se usa en todas las aplicaciones que también se usan en las personas.

Una de las formas más habituales de su empleo es en el mantenimiento del pelaje. Ya que ayuda a fortalecer este, al darle mayor flexibilidad, hidratación y le da un aspecto reluciente y sano.

Aparte del manto, también proporciona favorece el buen estado de la piel, ya que interviene para evitar que los molestos y peligrosos, ácaros, parásitos externos, pulgas entre otros.

Tal como ocurre con el pelaje, también hidrata la piel lo que es un factor importante de salud, no solo porque tenga un aspecto llamativo y hermoso, sino porque la piel seca se vuelve un territorio para la aparición de diferentes problemas como eccemas, irritaciones, etc. A esto se le suma que una piel reseca se agrieta y crea unas fisuras mínimas, casi imperceptibles por donde pueden entrar microrganismos dañinos.

Por sus componentes también se puede utilizar en la rutina del aseo dental. Este es un aspecto de la salud de los perros que siempre requiere atención. La intervención del aceite es beneficiosa por sus cualidades contra la proliferación de bacterias.

Recomendaciones de uso del aceite de coco para perros

Es muy probable que te preguntes cómo aplicar el aceite en todos estos casos y en otros que mencionaremos. Hay varias formas en que puedes usar este aceite.

Para todo lo relacionado con la piel y el pelaje mezcla el aceite de coco con el champú o con el jabón que utilices para bañar al perro.

En caso de que no lo bañes a menudo, o que quieras limpiar zonas en las que no debe caer agua directamente como las orejas, el ano, la zona genital; mezcla el aceite con agua, humedece un trapo y lo pasas con cuidado en esas zonas. Ayudarás a prevenir muchos problemas de salud.

Para el consumo como alimento, puedes darle de comer directamente trozos de la pulpa de coco, siempre tomando en cuenta el tamaño de tu peludo para que lo puedan masticar y tragar sin problemas. Es un tipo de fruta que está ampliamente recomendada para perros.

Una ventaja es que los canes disfrutan del sabor de este aceite vegetal, por lo que no es difícil que lo consuman. Lo puedes mezclar con su alimento, incluyendo el pienso o incluso darle directamente el aceite.

Se recomienda darle a la hembra embarazada y durante el periodo de lactancia. De esta manera muchas de sus propiedades van a los cachorros. Resulta de provecho para desparasitar a las crías, en lugar de algunas sustancias o productos que pueden tener efectos nocivos. Siempre es pertinente que el veterinario lo evalúe para tomar la mejor decisión.

Se puede colocar directamente en la piel o el pelo, ya sea untado o por medio de un cepillo o trapo. Si lo deseas puedes buscar las presentaciones líquidas que pueden facilitar la tarea.

Dosis de aceite de coco para perros

Para saber qué cantidad de aceite de coco es apropiada para tu perro, hay que tomar en cuenta el tamaño, así como la edad.

De manera general basta con que le des una cucharita una o dos veces a la semana, en la comida, en relación de 5 a 6 kilos de peso del peludo. Si es muy pequeño, es preferible darle solo una cuarta parte de esta cantidad, una vez a la semana, luego aumenta la cantidad de manera progresiva. Así lo asimila mejor.

Contraindicaciones

Como has visto son muchos los beneficios que tienen en los perros el uso de aceite de coco. Sin embargo, también hay algunos efectos negativos que no se deben obviar.

Tal como ocurre con todo alimento o suplemento, si se consume en exceso puede ocasionar daños. Hay que considerar que la presencia de aceites grasos saturados puede ocasionar problemas en las vías circulatorias, incremento del peso, acumulación de grasa en arterias. Por lo tanto, no hay que excederse en las dosis y contar con el apoyo del especialista para asegurarnos de que tengan una cantidad apropiada, sin riesgos de salud perruna.

0 Comentarios

Deja un Comentario