Husky


Características Vitales


Altura
50 - 60 cm
Peso
16 - 27 kg
Esperanza de Vida
12 - 15 años
Personalidad
Perro de trabajo

Características de la Raza


Apariencia
Tamaño
Mediano, Grande
Pelaje
Corto, Mediano
Color
Blanco, , Marrón, Gris
Adaptabilidad
Se adapta bien a la vida de apartamento
Bueno para propietarios novatos
Tolera estar solo
Tolera el frío
Tolera el calor
Personalidad
Cariñoso con la familia
Son amigables con los niños
Perro amistoso
Amigable con extraños
Cuidados
Salud general
Baboso
Cantidad de muda
Propenso a ganar peso
Nivel de energía
Intensidad
Necesidad de ejercicio

El husky siberiano o siberian husky, es sin duda una de las razas caninas que más belleza física posee. Se trata de un perro originario de Rusia, concretamente de Siberia, que nació como animal de trabajo para la tribu Chukchi. Con esta tribu cumplían diversas funciones, desde hacer compañía a sus dueños hasta pastorear ciervos, tirar de los trineos, y mantener calientes a los niños de la tribu. Es posible encontrar imágenes de huskys siberianos en su origen, para comprobar que el concepto que tenemos ahora de esta raza difiere bastante de su imagen original.

Como característica más llamativa del husky siberiano, se debe tener en cuenta su gran parecido con el lobo siberiano, de ahí que muchas veces se considere un perro de carácter similar al lobo salvaje, pero se trata de un pensamiento erróneo en su mayor parte. Un husky siberiano parece un perro lobo siberiano, pero se diferencian en muchas cosas, especialmente cuando se trata de un animal que ha sido criado y educado en familia. Sí que tienen muy desarrollado el instinto de pertenencia a la manada, pero no pelearán por el territorio como lo harían otros de sus congéneres, ya que fueron criados en un concepto de mundo abierto.

El perro husky es una de las razas más antiguas del mundo, originada exclusivamente en las tribus de Siberia, y extendido al resto del mundo debido a su carácter, capacidad de trabajo y belleza. La razón de que llegaran a convertirse en una raza tan poderosa, es que los Chukchis eran muy estrictos en cuanto a la selección de ejemplares para su reproducción. Únicamente permitían vivir a aquellos animales que mostraban una gran vitalidad, fuerza y resistencia, y entonces eran criados con los mejores cuidados y atenciones.

Debido a su rápida expansión por todo el mundo, son perros que se han habituado y adaptado a vivir en cualquier tipo de clima, adaptando su pelaje al lugar en que se encuentren. No obstante, siempre son más felices en lugares donde predomine el frío y la nieve, ya que ese es su entorno natural. Ver a un husky siberiano cachorro de ojos azules negro saltando por la nieve es una fiesta que no deberías perderte si eres o vas a ser propietario de uno de estos maravillosos ejemplares.

Características del husky siberiano

El perro husky tiene unas características muy marcadas a nivel físico, desde su tamaño hasta su postura al caminar. Son animales muy atléticos, fuertes y resistentes, capacitados para recorrer grandes distancias y preparados para tirar de pesos que multiplican varias veces su propio tamaño. Sus orejas están siempre en punta, lo que les permite adoptar una posición de alerta prácticamente permanente. Pero estas no son las únicas características del husky siberiano a tener en cuenta.

Tamaño del husky

Físicamente, el husky siberiano tiene características de un perro de tamaño medio, que puede alcanzar los 60 centímetros de altura hasta la cruz en el caso del husky siberiano adulto macho, y hasta 56 en el caso del husky hembra. En cuanto al peso, los machos se mueven en el baremo de los 21 a los 28 kilos, y las hembras de los 16 a los 23 aproximadamente. Su promedio de vida es de 12 años, aunque pueden llegar a vivir hasta 15 o 16.

Pelaje del husky

Presentan un pelaje largo y denso, con dos capas que se ajustan al entorno en que viven. Así, perderán la capa interna de pelaje en climas más calurosos, pero la conservarán y tendrán más densa aún en climas fríos. Este pelaje puede aparecer en diversas tonalidades, siendo el estándar admitido el que muestra una combinación de al menos dos de los colores. Entre los colores de pelaje más frecuentes se encuentran: husky blanco, negro y blanco, rojo y blanco, arena y blanco, y gris y plata. Mudan el pelo entre una y dos veces al año, así que es recomendable cepillarlos con frecuencia para evitar que su pelo se enrede y para que el pelo no acabe esparcido por cualquier lugar de la casa.

Ojos del husky siberiano

Sin duda alguna el husky es aclamado por sus ojos, aunque muchas veces se prima esta característica por encima de otras mucho más importantes. Aunque se tiende a pensar que el único color para el husky son los ojos azules, la realidad es que la genética es la única encargada de determinar el color de cada cachorro de husky siberiano. Pueden presentar ojos en diversos colores, como son los habituales huskys de ojos marrones o huskys de ojos azules, aunque una de las características principales del color de ojos del husky es que a veces difiere de un ojo a otro. Como afirmación rotunda, el husky siberiano tiene unos ojos penetrantes, sin importar del color que sean.

¿En qué se diferencian el Husky Siberiano y el Alaskan Malamute?

Es bastante habitual que exista una confusión entre el husky siberiano y el alaskan malamute por su parecido físico, pero lo cierto es que son dos razas muy diferentes. Ciertamente, se trata de dos razas nórdicas cuyo pelaje es bastante similar, pero es fácil descubrir sus diferencias si se observan ejemplares de ambas razas. El husky siberiano es más pequeño en tamaño y dimensiones, y menos voluminoso que el alaskan malamute. Sus proporciones recuerdan a las de un lobo, mientras que en el caso del malamute sus formas son mucho más redondeadas y similares a las de los perros molosoides.

El carácer del husky y del malamute sí se parecen en cuanto a que son animales muy amigables y cariñosos. No obstante, el husky es un perro mucho más activo y con necesidades muy elevadas de ejercicio, algo en lo que gana al malamute. Para tomar una decisión acerca de la mejor raza para ti, deberás pensar en sus necesidades de espacio y actividad, además de su temperamento. Y es que los nórdicos en general, y en particular el husky siberiano, tienen un comportamiento que hay que comprender y entender para conseguir que sean realmente felices y mantener una perfecta relación entre el animal y su propietario.

Comportamiento del husky siberiano

Un husky siberiano cachorro es un espectáculo de la naturaleza. Parece un peluche tierno y suave, pero es mucho más lo que se esconde bajo esa apariencia de juguete. El husky siberiano tiene un carácter difícil de comprender a veces, de modo que una adquisición caprichosa puede terminar con el animal en una protectora canina o en una perrera. Aparecen en el número 45 de la clasificación que hace Stanley Coren sobre la inteligencia de los perros, porque se trata de una escala que mide principalmente el nivel de obediencia, cosa de la cual los huskys siberianos carecen sin un estricto entrenamiento.

Esto se debe a que, en su origen, los huskys eran adiestrados para ser capaces de tomar sus propias decisiones, incluso desobedeciendo una orden directa de su dueño, si esa decisión era la diferencia entre salvar su vida o morir en el intento. Los perros que tiraban de los trineos iban siempre por delante del musher, de modo que eran los primeros en saber si una ruta era segura, y tendrían que cambiar de dirección si no lo era, sin importar la orden dada.

El carácter del husky es similar al del lobo en la base. Tiende a vivir en manada y a marcar un líder dominante, canino o humano, por lo que necesita de un grupo para vivir feliz. Son independientes y desafiantes ante las normas, pero también amigables y amables, perfectos para vivir en familias con niños. Tienden a crear una relación muy fuerte con su dueño, que será al único que respeten como líder a la hora de acatar órdenes.

Otra de las características del carácter del husky es que ladra más bien poco, en su lugar aúlla y emite otros sonidos que han dado lugar a decenas de videos en los que parece hablar casi como si se tratara de un ser humano. Con una buena educación, disciplina y cariño, es muy raro que un perro de raza husky sea agresivo y llegue a morder a las personas.

No es una raza de guarda, ya que el carácter del husky siberiano suele ser amistoso con todas las personas. De igual forma, se recomienda no dejar que corran sueltos sin supervisión, porque se trata de un animal que puede perderse con facilidad y recorrer grandes distancias, además de que pueden desobedecer la orden del dueño y poner en peligro su integridad y la de otras personas.

Principales enfermedades del husky siberiano

El husky siberiano es un perro fuerte que tiende a enfermar poco. Sin embargo, presenta algunas enfermedades específicas de la raza que hay que conocer para controlar su evolución a largo plazo. Las afecciones principales de los huskys aparecen en los ojos y en las caderas en forma de enfermedad hereditaria, por eso los criadores están concienciados y eliminan de su programa de cría a cualquier ejemplar que las presente, reduciendo así su incidencia en la medida de lo posible. Siguiendo los cuidados para tu husky adecuados, podrás disfrutar de un compañero saludable y activo durante mucho tiempo.

Problemas oculares del husky

Los problemas oculares preocupan a la mayoría de criadores y propietarios de un perro siberiano. Sin embargo, esta incidencia es hoy en día mucho menor de lo que se cree, de modo que no debería ser un obstáculo para cualquier persona que desee compartir su vida con uno de estos increíbles animales.

Entre las enfermedades más habituales en los ojos, se encuentran:

  • Glaucoma. Se trata de un aumento de la presión interna del globo ocular que puede llegar a provocar la ceguera del animal.
  • Cataratas hereditarias. Se trata de una afección que provoca la disminución de la visión del ojo del perro en distintos niveles, con un enturbiamiento que puede llegar a causar ceguera. Son hereditarias, y aunque pueden operarse, el perro no recuperará la visión total de los ojos.
  • Distrofia corneal. Es similar en cuanto a síntomas a las cataratas. Se trata de una opacidad cristalina o corneal que interfiere en la vista del perro, afectando a ambos ojos, pero no necesariamente en la misma proporción.
  • Atrofia progresiva de retina. Este problema afecta a muchas razas de perros y se divide en atrofia de retina primaria y atrofia de retina central. La más frecuente es la primera, que hace que el animal pierda visión en condiciones de oscuridad. Al ser una enfermedad progresiva, empeorará a medida que pase el tiempo, llegando a provocar la ceguera total del animal.

Displasia de cadera

Más allá de los ojos, la displasia de cadera es la otra gran enfermedad de la raza de perro husky, y en general de la mayoría de razas caninas medianas y grandes. Afecta al desarrollo normal de la articulación de la cadera, en un deterioro que se muestra hacia los dos años de edad. Los criadores ponen especial énfasis en la eliminación de este problema, ya que supone una descalificación inmediata del ejemplar como estándar de raza, porque nunca podría realizar el trabajo para el que se supone que fue criado. Gracias a este cuidado por parte de los criadores, se ha conseguido que la incidencia de la enfermedad en el husky siberiano sea solo de un cinco por ciento, muy baja en comparación con otras razas que muestran tasas de hasta el cincuenta por ciento de incidencia.

Cuidados básicos de la raza

Los cuidados de los huskys siberianos son bastante llevaderos en comparación con otras razas de perros. Lo más importante para mantenerlos en el mejor estado posible es seguir una rutina de cuidados diarios o con la frecuencia correcta. Gracias a sus propias características, cualquier momento será bueno para conseguir las fotos de husky, que sean la envidia de cualquier otro propietario de un perro.

Salud

Entre las rutinas de salud deberían incluirse la limpieza de dientes, cortar las uñas, asear las orejas, etc. Esto no es necesario realizarlo cada día, pero si con una frecuencia adecuada para evitar que presenten otros problemas de salud.

Cepillados

El cepillado es uno de los cuidados más importantes de la raza husky siberiano. La frecuencia ideal de cepillado sería diaria, aunque si resulta imposible debería hacerse al menos tres veces por semana. De esta forma el pelo mostrará siempre brillo y suavidad. Procura escoger un cepillo adecuado, porque los cepillos más normales no serán capaces de penetrar en esa manta de pelo duro para arrastrar el pelaje muerto.

Baños

El baño es fundamental para eliminar la suciedad, posibles parásitos y para limpiar posibles heridas que el perro pueda tener en el cuerpo. No obstante, no es necesario bañarlos con mucha frecuencia, ya que ellos mismos poseen una capa de grasa que los protege, y que se elimina con el baño. Un buen baño al mes será suficiente para mantener el mejor estado de salud en tu amigo de cuatro patas.

Alimentación

Los huskys pueden comer de todo, pero a veces sus estómagos son sensibles, por lo que no resulta recomendable cambiarles la dieta con frecuencia. Lo mejor para ellos es apostar por un pienso seco de alta calidad, que les aporte todos los nutrientes para su organismo. En cuanto a la cantidad, debería ser aproximadamente de unos 400 gramos al día, todo dependiendo del tamaño del animal y de la cantidad de ejercicio físico que haga a diario.

Ejercicio

Todos los perros necesitan ejercitarse a diario para mantenerse sanos y equilibrados. Un buen paseo al día os servirá para mejorar la relación, además de mantener un estado físico envidiable. Puedes complementar los paseos con otros ejercicios en casa, como esconder premios que deba encontrar, lo que además mantiene activo su cerebro. No olvides que también es positivo que de vez en cuando tenga su espacio para correr libremente.

Educación

Este punto es muy importante para mantener la buena salud mental del animal. La educación debe realizarse a diario, desde que el perro es un cachorro de husky siberiano. Por muy bonito y tierno que parezca, ese husky bebé de ojos azules crecerá, y se convertirá en un ser indomable si no se pone el remedio desde el principio. Por supuesto, la educación debe hacerse siempre desde el cariño, olvidando cualquier castigo físico y premiando todo comportamiento positivo. Solo de esta forma se conseguirá la mejor relación entre el perro y el dueño.

Curiosidades del husky siberiano

Además de toda la información que se debe conocer a nivel de raza, existen algunas curiosidades interesantes de conocer para completar conocimientos sobre la raza de perro husky.

  • Sobre esta raza, es muy conocida la leyenda de Balto, un perro husky que en 1925 consiguió, con otro grupo de perros, atravesar el estrecho de Bering para llevar el suero necesario para controlar una epidemia de difteria. En medio de una tormenta de nieve y durante más de cinco días de travesía, los perros consiguieron llevar la medicina que de otro modo jamás habría llegado a su destino.
  • En la actualidad, sigue siendo el mejor exponente canino para practicar mushing, y como tal se sigue utilizando en carreras que tienen lugar en muchas partes del mundo. Por supuesto, estos animales necesitan unos cuidados y un entrenamiento especial a lo largo de toda su vida para poder aguantar el ritmo deportivo que se les exige.
  • Son una raza de perro que gusta mucho de escarbar siempre que tienen la ocasión. Es habitual que un jardín aparezca repleto de hoyos, pero esto es debido también a sus orígenes, cuando debían escarbar un agujero en la nieve para tumbarse y protegerse del frío.
  • Al contrario de lo que ocurre con otras razas de igual tamaño o incluso mucho más pequeñas, son animales que apenas huelen a perro, y tienden a mantenerse limpios y acicalarse por ellos mismos, lo que no significa que no necesiten ayuda, puesto que hay zonas del cuerpo a las que ellos solos no llegan.
  • Son hipoalergénicos, lo que quiere decir que personas que muestran síntomas de alergia hacia otras razas quizá puedan convivir con un ejemplar de perro husky siberiano. Esto es debido a que producen en muy bajas cantidades la hormona que produce la alergia, por lo que no suelen suponer un problema a pesar de su gran cantidad de pelo.
  • El tamaño del husky hace que sea perfecto para vivir en cualquier tipo de casa, ya que se adaptan perfectamente al espacio. Pueden compartir con su propietario un piso pequeño y ser perfectamente felices, siempre y cuando se les dedique el tiempo que requieren y no se escatime en paseos ni en ejercicio diario.
  • A pesar de la creencia popular, no es verdad que el husky necesite correr durante varios kilómetros cada día. Podrían hacerlo, pero se adaptan al modo de vida de su dueño y a la cantidad de ejercicio diario.
  • Los huskys toleran bastante bien el calor gracias a la capacidad para deshacerse de la capa interna de su pelaje. Por este motivo, nunca hay que rapar a un husky, porque se quedarían desprotegidos ante las inclemencias del tiempo, pudiendo presentar quemaduras por el sol, sensibilidad o incluso un golpe de calor.

Un husky siberiano puede ser un perfecto compañero de viaje. Son extremadamente leales y fieles, amigables y juguetones. Solo tienes que saber entender sus necesidades para que la relación sea fructífera y duradera, así que asegúrate bien de que serás capaz de hacer lo que sea por tu nuevo amigo antes de decidirte a compartir tu vida con un perro husky siberiano.

Antes de nada, lo que deberías hacer es informarte, acudir a varios criadores especializados en la raza para que puedas conocer de primera mano a estos animales tan especiales. Procura también ver fotos de huskys de generaciones anteriores al que será tu perro, porque así podrás hacerte una idea de cómo será tu nuevo amigo. Prepárate para el viaje más emocionante de tu vida, porque incluso sin trineo, ya nada volverá a ser igual que antes de ver a tu husky siberiano.