Gran Danés


Características Vitales


Altura
76 - 86 cm
Peso
45 - 90 kg
Esperanza de Vida
8 - 10 años
Personalidad
Perro de trabajo

Características de la Raza


Apariencia
Tamaño
Grande
Pelaje
Corto
Color
, Atigrado, Marrón
Adaptabilidad
Se adapta bien a la vida de apartamento
Bueno para propietarios novatos
Tolera estar solo
Tolera el frío
Tolera el calor
Personalidad
Cariñoso con la familia
Son amigables con los niños
Perro amistoso
Amigable con extraños
Cuidados
Salud general
Baboso
Cantidad de muda
Propenso a ganar peso
Nivel de energía
Intensidad
Necesidad de ejercicio

El gran danés es una de las razas caninas más grandes que se conocen. Se le llama también habitualmente dogo alemán o alano alemán, y es un animal famoso en todo el mundo por sus características físicas y por su personalidad afable. Se cree que esta raza desciende del bullenbeisser, y mantiene en la actualidad parte de su sangre.

Se trata de un animal muy fuerte y proporcionado, musculoso y a la vez ágil en su caminar. A pesar de su tamaño y su potencia, también es un animal muy amistoso con las personas, por lo que es extremadamente raro que pueda mostrar algún signo de agresividad.

Este perro requiere unos cuidados concretos, y necesita tener un dueño que sepa cómo manejarlo y que entienda sus necesidades, porque es propenso a ciertos problemas de salud que hay que saber controlar.

Además del bullenbeisser, se cree que estos animales tienen en su ADN sangre de otras razas antiguas, como los perros de cacería de jabalí, similares de mastines ingleses y a los lebreles. En esta época se originaron diversas razas de perro de talla grande, a los que se nombraban como Dogge, puesto que no pertenecían a ninguna de las razas conocidas. De esa palabra fueron derivando otras que aplicaban ciertas características a las diversas razas, como el color o el tamaño. Hacia 1878, todas estas razas se integraron en una categoría denominada Deutsche Doggen, que significa dogos alemanes, y que iniciaron la base de la definición de las propias razas alemanas.

El primer estándar del dogo alemán se estableció durante una exposición en Berlín, en 1880. Sin embargo, de este primer estándar no se mantuvieron todas las características hasta la actualidad. Fueron variando con el tiempo, y el gran danés tal como lo conocemos ahora se acerca mucho más a la raza definida años después por la FCI.

En sus orígenes, el dogo alemán o gran danés era un perro mucho más agresivo y con instinto de caza que el actual. Era un luchador fuerte y potente que a menudo era temido por las personas debido a su gran tamaño y a su fuerte temperamento. A través de la cría y selección de los ejemplares más amistosos y delicados, se fue modelando la personalidad de este gigante alemán hasta convertirlo en el perro cariñoso y dócil que conocemos hoy en día.

Características del Gran Danés

No se puede hablar del perro gran danés sin hacer referencia a su tamaño. Es una de las razas más grandes que se conocen, con una altura descomunal y un peso que puede alcanzar fácilmente al de un ser humano. Es una raza que intimida con solo verla, pero que en general se lleva bien con todo el mundo y no reviste ningún tipo de peligro para las personas.

Es un perro muy bien proporcionado, de patas largas y robustas, y muy estilizado teniendo en cuenta su tamaño. Es además ágil en sus movimientos y bastante rápido para su tamaño, y necesita una actividad bastante alta, siempre controlada para que no aparezca ningún problema.

Es un gran perro de compañía para vivir en familia, y además puede cumplir con funciones de perro guardián, puesto que tiende a desconfiar de los extraños. Todo un ejemplo de fuerza y potencia controlada, y de una elegancia única en el reino animal.

Entre todas las características del Gran Danés, destaca su gran cabeza, con ojos pequeños y oscuros, muy expresivos, y orejas de tamaño medio que se doblan y caen a ambos lados de la cabeza. Su figura es larga y estilizada, además de muy musculosa, y termina en una cola larga que normalmente lleva hacia el suelo.

Tamaño del Gran Danés

El perro gran danés es un gigante en el mundo canino. Su tamaño y su peso no tienen comparación. El tamaño del gran danés puede alcanzar fácilmente una altura de unos 90 centímetros, lo que implica que si se levanta sobre sus dos patas traseras llegará a medir casi dos metros. Las hembras son ligeramente más pequeñas que los machos, aunque no es una diferencia que se note en exceso.

En cuanto al peso del gran danés, las cifras se mueven entre los 50 kilos mínimos de una hembra, y los 100 kilos máximos de un macho, un peso que no todo el mundo está capacitado para dominar. Sin duda es uno de los perros más grandes que existen, pero su tamaño está a la par con su gran corazón, y por eso es una de las razas más valoradas como animal de compañía familiar para personas de todo tipo y circunstancias.

Pelaje del Gran Danés

El pelaje del gran danés es muy corto y duro, de textura áspera al tacto. Tiende a mantenerse muy brillante por su cuenta, aunque puede requerir cepillados para mostrarse en su mejor condición. Se pueden presentar ejemplares en colores variados, todos igualmente válidos y reconocidos. Estas tonalidades son:

  • Leonado, un tono dorado que puede ser pálido o intenso, generalmente acompañado de una máscara negra.
  • Atigrado, tono leonado de base acompañado con rayas negras expandidas por todo el cuerpo.
  • Arlequín, base de blanco puro y salpicado con manchas blancas de diferentes formas y tamaños por todo el cuerpo.
  • Negro, que cubre todo el cuerpo y que puede presentar algunas manchas blancas en el pecho y en las patas.
  • Azul, tonalidad acero oscuro que puede presentar también algunas manchas blancas en el pecho o en las patas.

Comportamiento del Gran Danés

Con el paso de los años y la cría selectiva, el gran danés se ha convertido en una de las razas más amables, cariñosas y sensibles. Sienten un gran apego hacia su dueño, y valora su compañía por encima de todas las cosas. No es un animal que tolere bien la soledad, por lo que requiere mucha atención y cuidados a diario para ser feliz y afectuoso.

Se trata además de una raza muy tranquila y equilibrada, que no suele mostrar nerviosismo ante ninguna situación. También es fácil de educar y obediente, y puede ser un buen perro guardián por su tamaño y porque tiende a mostrar desconfianza con los extraños.

Bien socializado, el gran danés será el mejor amigo de los niños y de otros perros, dispuesto siempre a jugar y no propiciando jamás una pelea. Es una gran mascota familiar y está considerado como el perro faldero más grande del mundo. Adora el contacto físico con su familia, por lo que siempre se mostrará receptivo a las caricias y al cariño.

Por su temperamento tranquilo, se adapta muy bien a vivir en el interior de una vivienda a pesar de que su espacio sea reducido. Únicamente será necesario ofrecerle una cantidad adecuada de ejercicio y juegos todos los días. Posee además una elevada inteligencia, lo que hace que aprenda muy rápido las órdenes, que siempre estará dispuesto a obedecer para complacer a su familia.

Principales enfermedades del Gran Danés

Como es sabido, los perros de raza grande o gigante tienen una menor esperanza de vida que los perros más pequeños. La media de estos animales es de 10 años, aunque pueden superarlos dependiendo de su forma y hábitos de vida. En cuanto a las enfermedades más comunes de la raza, debido a su tamaño es propensa a sufrir torsión gástrica, por lo que hay que vigilar especialmente su alimentación. También pueden sufrir displasia de cadera, cardiomiopatía, espondilomielopatía cervical, cataratas, o displasia de codo entre otras cosas. Algunas de estas enfermedades pueden evitarse siguiendo un estilo de vida adecuado, aunque siempre será recomendable acudir al veterinario en caso de que el animal muestre cualquier síntoma extraño.

Cuidados básicos del Gran Danés

Para mantener a tu gran danés en un buen estado de salud, es imprescindible que sigas algunas pautas en lo que a cuidados se refiere. Por supuesto, debes mantener al día sus vacunaciones y desparasitaciones, pero esto no es lo único que tendrás que controlar.

Debido a su propensión a la torsión gástrica, tienes que proporcionarle una alimentación de calidad, cuidando siempre las dosis y evitando que haga ejercicio antes o después de comer, y controlando también que no beba demasiada agua. Además, es necesario dividir sus comidas en varias tomas para que no coma demasiado de una sola vez.

En cuanto al ejercicio, requerirá mucho para desgastar toda su energía, pero dividido en varias salidas al día para que el nivel de exigencia no sea demasiado elevado y que pueda desembocar en algún problema para el animal.

Por lo demás, es un perro fácil de tratar y educar, debido a su temperamento y buena predisposición. Es importante socializarlo desde cachorro con otros animales y personas, para llegar así a disfrutar de un adulto equilibrado, tranquilo y muy amigable.

Su pelaje no requiere apenas cuidados, más allá de un cepillado o dos a la semana, y los baños tampoco serán necesarios con demasiada frecuencia, siendo suficiente con bañarlo cada par de meses.

Curiosidades del Gran Danés

  • Dentro de la cultura popular, el gran danés ha tenido muchas representaciones que han servido para dar fama a la raza. Una de las más conocidas es el personaje Scooby Doo, un gran danés marrón conocido en todo el mundo. Otro igualmente conocido es Marmaduke, también marrón y protagonista de historietas que incluso se han llevado a la gran pantalla.
  • La Federación Cinológica Internacional lo ha considerado como el Apolo entre todas las razas por sus características físicas, por su equilibrio y por su temperamento único.
  • Tiene tendencia a mover su cola enérgicamente, algo con lo que hay que tener cuidado porque debido a su tamaño y fuerza puede ser un auténtico látigo y provocar daño en las personas o en algunos objetos.

Si quieres compartir tu vida con un gran danés, lo más aconsejable es que acudas a un criador de confianza que tenga experiencia en la raza y que pueda ofrecerte todas las garantías de salud de tu cachorro. De esta forma tendrás además información de primera mano sobre la raza, podrás resolver tus dudas y conocer de primera mano a los progenitores de tu nuevo compañero. Entendiendo las necesidades de tu perro, podrás conseguir un ejemplar equilibrado y cariñoso, con el que mantendrás la mejor relación durante muchos años.

Category: Gran Danes