Galgo Borzoi


Características Vitales


Altura
66 - 81 cm
Peso
25 - 47 kg
Esperanza de Vida
10 - 12 años
Personalidad
Independiente, Inteligente, Ágil,

Características de la Raza


Apariencia
Tamaño
Grande
Pelaje
Largo, Rizado
Color
Blanco, Gris, Atigrado
Adaptabilidad
Se adapta bien a la vida de apartamento
Bueno para propietarios novatos
Tolera estar solo
Tolera el frío
Tolera el calor
Personalidad
Cariñoso con la familia
Son amigables con los niños
Perro amistoso
Amigable con extraños
Cuidados
Salud general
Baboso
Cantidad de muda
Propenso a ganar peso
Nivel de energía
Intensidad
Necesidad de ejercicio

El borzoi es un perro tipo galgo, muy conocido debido a sus características. Se trata de un animal que procede de la mezcla de varias razas anteriores, posiblemente del Saluki, el Greyhound y otros pastores rusos. Se conoció también como galgo ruso debido a su origen, en dicho país, donde tuvo una gran importancia como perro de trabajo, utilizado principalmente para cazar lobos y liebres.

Estas características hicieron que su gloria llegase en la corte de los Zares, donde era criado como perro cazador de lobos siberianos y de otros animales más pequeños. Además de esas capacidades como cazador, el galgo ruso demostró ser muy leal, obediente y afectuoso con su amo, por lo que pronto se convirtió en un perro de compañía.

Durante muchos siglos, fue el perro predilecto de las familias de la nobleza y de los zares rusos, siendo su mayor fan el Gran Duque Nicolás, quien se encargo de criar durante años ejemplares de esta raza, llegando a tener centenares en sus perreras. Cuando los zares cayeron, la raza también desapareció casi por completo de su país de origen. Por suerte, en ese momento ya estaba lo bastante extendido en otras zonas de Europa y de América como para que pudiese sobrevivir fácilmente hasta nuestros días.

Otro de los países que tiene un especial cariño hacia estos animales es Inglaterra, donde hicieron su aparición de la mano del Zar Alejandro II, quien regaló una pareja de borzoi a la Reina Victoria.

Características del galgo borzoi

El galgo borzoi es elegante en su caminar y noble por sus características. Es sin duda un perro que se equipara con las más altas clases humanas, y que al mismo tiempo cuenta con un físico capacitado para hacer frente a cualquier amenaza. Se trata de un animal de talla grande, bien formado y proporcionado, con una planta inigualable cuando se mantiene en estado de alerta. Muestra una cabeza larga y fina, con orejas pequeñas y ojos que destacan por su brillo.

Cuenta con todas las características ideales de un perro cazador, entre las que se cuentan el tamaño, la velocidad, la fuerza y la simetría y proporción de su cuerpo. Por eso, se utilizaba en la persecución de lobos, a quienes daba caza con relativa facilidad al superarlos en tamaño y velocidad. Además, aprendieron a trabajar en equipo para hacerse con sus presas con mayor eficacia.

En la actualidad, la raza ha perdido el interés para la caza, por lo que ahora se cría como animal de compañía, para lo que también demuestra las mejores cualidades posibles. Se adapta a la convivencia con familias de toda clase y con personas de todas las edades, por lo que puede ser un perfecto compañero de aventuras.

Tamaño del galgo borzoi

El perro borzoi es similar a cualquier otro lebrel ruso en cuanto a tamaño y forma. Puede llegar a medir entre 66 y 79 centímetros de alto, y pesar entre 25 y 48 kilos. Se trata de un perro grande que sin embargo muestra una agilidad envidiable y que requiere un espacio adecuado a su tamaño para vivir bien y feliz, aunque puede adaptarse a lugares más pequeños si se colman sus necesidades de ejercicio de forma correcta.

Pelaje del galgo borzoi

El pelaje del borzoi es muy característico de la raza, largo y ondulado en todo el cuerpo excepto en la cabeza, y bastante sedoso al tacto. Llama la atención el movimiento del pelo cuando camina, de un modo prácticamente hipnótico. Se aprecian especialmente los ejemplares de color blanco uniforme, blanco con manchas grises, atigrado o blanco con manchas rojas, aunque puede mostrarse en todos los colores.

Puede llegar a ser muy ondulado o incluso rizado, aunque siempre se mantendrá liso en la cabeza, en las orejas y la parte anterior de las extremidades. La ventaja de este pelaje es que, a pesar de su forma y longitud, no requiere unos cuidados excesivos, más allá de los habituales cepillados para mantenerlo en buen estado. No se recomienda cortarlo, porque el crecimiento nunca sería el mismo que el inicial.

Comportamiento del galgo borzoi

El borzoi destaca por ser un animal independiente, que sin embargo busca con frecuencia el cariño de su familia. Es muy inteligente, atlético y ágil. También puede resultar obstinado si no se realiza un adiestramiento correcto desde cachorro, pero haciéndolo, es fácil disfrutar de un perro obediente y equilibrado.

Su rápida adaptación a los nuevos entornos y su facilidad para aprender, los convierten en animales de compañía perfectos. Además, pueden llevarse muy bien con niños cuando se crían con ellos, siempre y cuando los juegos no resulten demasiado molestos para ellos. Tienden a ser amigables con otros animales, pero pueden mostrarse agresivos con otros machos, por lo que nuevamente es muy importante la educación y la socialización temprana.

Debido a su genética, es un perro que adora correr y cazar, por lo que necesitará ver cubiertas esos deseos para no desarrollar comportamientos destructivos. Es importante además no dejarlo suelto sin supervisión y en espacios abiertos, porque podrá salir corriendo detrás de cualquier estímulo poniendo en riesgo su propia salud y la de otras personas o animales.

Principales enfermedades del galgo borzoi

El borzoi es una raza que no suele presentar enfermedades hereditarias o asociadas a la raza, como sí ocurre en otros casos. Sí hay que prestar atención al crecimiento del cachorro, porque desde los dos a los cuatro meses pueden padecer la enfermedad de Moller-Barlox, que se trata de una falta de sensibilidad y dolor en los huesos largos que provoca una dificultad para caminar y correr.

Cuidados básicos del galgo borzoi

Por lo general, el borzoi es un perro tranquilo que no da problemas, aunque sí requiere cuidados adicionales en cuanto al ejercicio y a la educación para que siempre se encuentre en el mejor estado de salud general.

Salud

El borzoi es un perro sano por lo general, que sin embargo no debe descuidar las visitas al veterinario para tener al día su cartilla de vacunaciones y sus desparasitaciones. Por supuesto, también se recomienda acudir al veterinario siempre que muestre algún síntoma o comportamiento extraño.

Cepillados

Se aconsejan los cepillados frecuentes, a ser posible a diario, para evitar que se formen nudos en el pelo con el tiempo. Además, habrá que utilizar un cepillo especial para pelo largo, porque de otro modo no tendrá el mismo efecto.

Baños

Los baños no deben realizarse con demasiada frecuencia, para evitar la pérdida de la protección natural del pelo del animal. Un baño cada 6 u 8 semanas será suficiente para que el perro se muestre en buenas condiciones.

Ejercicio

Como buen galgo, el borzoi es un perro que necesita mucha actividad física para mantenerse en buen estado de salud física y mental. Los largos paseos diarios pueden no ser suficientes, por lo que es recomendable que realicen otro tipo de ejercicios, especialmente carreras en espacios abiertos donde puedan desarrollarse completamente como lebreles.

Educación

Como ya has visto, el borzoi es un perro con un temperamento muy peculiar, más lento que otras razas para aprender órdenes nuevas y lo bastante inteligente como para poner en duda su aplicación. Por eso hay que incidir en esa educación desde cachorro, y hacerlo de un modo firme y siempre de forma positiva.

Curiosidades del galgo borzoi

  • El galgo borzoi puede mostrar un carácter similar al de los gatos, pero se debe tener cuidado con malcriarlo o consentirlo, porque sus características pueden hacer que sea difícil de dominar.
  • Puede ser nervioso con gente que no conoce, ante multitudes o con niños demasiado pequeños, provocando en el animal una ansiedad que desemboque en problemas de comportamiento.
  • Aunque no es imprescindible, se recomienda compartir la vida con un ejemplar de esta raza únicamente cuando se dispone de un espacio adecuado, pero pueden adaptarse a la vida en pisos pequeños siempre que se les ofrezca el ejercicio adecuado.
  • Antes de adquirir un perro borzoi, es aconsejable acudir a un criador con experiencia en la raza para conocer a fondo sus características y sus necesidades.