Los perros se han vuelto parte de la vida del hogar. Para quien tiene un perro, tiene cariño y alegrías, pero también tiene responsabilidad. Y es que hay diferentes tipos de problemas y enfermedades que con mayor o menor incidencia los atacan. Los problemas en los ojos, como la conjuntivitis, es uno de ellos.

Se trata de una inflamación que causa diferentes problemas. Ataca una membrana que rodea al ojo llamada conjuntiva, es transparente y tiene como función proteger al ojo. Puede afectar a uno o ambos ojos. Por lo general no reviste una amenaza grave como perder la vista, pero debe ser atendida ya que afecta su visión por una serie de efectos que se detallarán más adelante.

Hay varios tipos de conjuntivitis de acuerdo al factor que las causa. Algunas no son contagiosas, pero otras son altamente contagiosas entre caninos, aunque no hay indicios que puedan contaminar a otros animales o humanos.

Explora las opciones que tienes para ayudar a tu perro, las características de esta enfermedad, entre otros datos con esta información que tienes disponible aquí.

Causas de la conjuntivitis en perros

Hay varios elementos que causan la conjuntivitis en perros. Entre ellos están factores alérgicos, virales y el llamado ojo seco. Este último ocurre al no tener la suficiente humectación en el ojo lo que lo hace propenso a este y otros problemas.

Este tipo de situaciones de ojo seco es más frecuente en los perros con una anatomía braquicéfalos, como el bulldog francés. Tienen una cabeza pequeña, la nariz chata, casi sin hocico, pliegues o arrugas y con los ojos muy expuestos. Por lo general, no pestañean lo suficiente o no por completo, lo que impide la lubricación adecuada.

Una reacción alérgica a cualquier elemento del ambiente también puede ocasionar este problema. Puede ocurrir en perros que son muy inquietos que entran en contacto con la basura o con algo contaminado.

Hay distintos tipos de bacterias que pueden ser una causa de este problema, esto puede relacionarse con alguna condición de bajas defensas por alguna enfermedad o condición previa.

Los virus pueden generar diferentes problemas de salud, enfermedades en el perro que se reflejan en esta situación con los ojos. Las conjuntivitis virales tienen el riesgo de ser bastante contagiosas a otros de su misma especie.

Otra posible causa es que caiga en el ojo un elemento extraño. Puede ser algo tan mínimo como una viruta de madera, una hierba, pero llega a producir el mismo problema. Es probable que si revisas sus ojos con atención puedas encontrar lo que le haya entrado.

Síntomas de la conjuntivitis en perros

Los síntomas están en relación con la causa. Ya que en las infecciones virales estos son mucho más agresivos. Sin embargo, hay muchos puntos en común que son detectables con mucha facilidad.

Entre ellos está la irritación en el ojo. Los vasos capilares se inflaman y esto causa un fuerte o moderado enrojecimiento. Le molesta la luz, puede sentir dolor, molestia para abrir el párpado o incluso no lo puede abrir por completo. Presencia de secreciones en los ojos que puede tener distintas coloraciones. También la presencia constante y anormal de lágrimas es otro síntoma.

Por lo general se presenta más de uno o casi todos estos síntomas. La señal más alarmante es la presencia de sustancias en el ojo de tono verdoso, lo que significa, con mayor probabilidad, una infección.

Tratamiento natural con manzanilla para la conjuntivitis en perros

Una manera práctica y natural de tratar la conjuntivitis en perros es usar manzanilla. Este tipo de procedimientos es de gran ayuda y puede solventar el problema, dependiendo de la causa.

Para ello hay que preparar una infusión de manzanilla con agua previamente hervida. Esto es muy importante para evitar otros problemas. Se recomienda usar las flores naturales para esta tarea. Mientras más concentrada esté es mejor, por lo que puedes usar unas dos o tres cucharadas en un litro de agua.

Hay que dejarla enfriar, pero no puede pasar demasiado tiempo porque entonces puede causar otros problemas. Apenas se enfríe se toma una gasa estéril, mojarla en la infusión y con mucha suavidad limpiar el ojo del perro.

¿Cuánto tiempo dura?

No hay un tiempo determinado para que ceda la infección, pueden ser varios días, pero en general sentirá alivio en unas 48 a 72 horas. Ahora bien, para que desaparezca por completo puede tomar hasta tres semanas.

Todo esto está sujeto, sin duda, al tipo de causa de la infección, por lo que siempre es importante acudir al veterinario si no cede la infección.

Dosis recomendada

Este tratamiento natural se le puede suministrar dos o tres veces al día. Siempre con cuidado, hay que colar bien la infusión para que no queden restos de la flor.

Lo importante es tener mucha observación para detectar cómo va reaccionando.

Tratamiento de colirio para la conjuntivitis en perros

Una de las opciones que muchas personas buscan, cuando ven este tipo de problemas en sus perros, es el colirio. Es un compuesto de varios elementos suspendidos que se usan por lo general para humedecer y proteger los ojos.

El uso del colirio en perros está condicionado con el tipo de conjuntivitis. Ya que no todas las causas de esta las podrá mejorar. Ahora bien, hay colirios con componentes antibióticos, así como antialérgicos. Además, poseen características para disminuir la inflamación de los vasos capilares.

Por todos estos elementos resulta de ayuda, a menos que la infección sea un síntoma de otro tipo de enfermedad, por eso hay que consultar al veterinario si no se ve mejoría.

¿Cuánto tiempo dura?

En las conjuntivitis por alergias, así como por objetos en el ojo, por lo general habrá mejoría en pocas horas tras eliminar la causa del problema.

Si la causa es viral o bacteriana, entonces, puede llevar hasta unas 3 o 4 semanas para la recuperación del perro.

Dosis recomendada

El uso de gotas de colirio suele ser recomendada colocar una gota en cada ojo, de 3 a 4 veces al día. Nunca se puede poner en contacto el ojo con el envase, ya que este se puede contaminar y no habrá mejoría.

Otros tipos de tratamientos para la conjuntivitis en perros

En los casos en que hay una lesión o herida en el ojo, el tratamiento es más complejo. Requiere con urgencia la intervención del veterinario, quien determinará el tratamiento, incluso si debe ser operado.

El suero fisiológico es también un adecuado tratamiento para la conjuntivitis en perro. Es un suero estéril por lo que brinda mayor seguridad que el uso de infusiones. Además, tiene propiedades antisépticas y antiinflamatorias.

También existen otros tratamientos que no son caseros, como el uso de antiinflamatorios no esteroides, antihistamínicos que detienen ciertas reacciones químicas del sistema inmunológico. Además, hay pomadas o cremas con componentes antibióticos que se aplican en estos casos. Tienen la ventaja de permanecer más tiempo en el ojo prolongando su efecto.

 

Si quieres conocer más sobre las enfermedades en perros no dudes en visitar nuestro apartado en Demascotas donde te ofrecemos la mejor información.

 

0 Comentarios

Deja un Comentario