Tal como ocurre con el dolor de cabeza en los humanos, la diarrea en perros puede estar causada por una amplia variedad de problemas. Lo cierto es que siempre es algo a lo que hay que prestarle mucha atención, ya que es factible que ocasione deshidratación. Este proceso puede ocurrir de manera muy acelerada, y con consecuencias importantes o incluso muy graves. Es un hecho que es un riesgo para la vida del peludo.

Dado que hay tantas causas posibles, lo urgente es darle un algún suministro al perro para evitar que se desestabilice, y hacer que en lo posible mantenga un buen funcionamiento biológico y químico.

Además, las diarreas en perros no son algo excepcional, sino que es muy probable que le ocurra a tu compañero. Lo que sí puedes hacer es estar preparado para saber qué hacer y cómo ayudarlo. Así que si quieres ayudar a tu perrito no te pierdas las claves de suero casero para la diarrea en perros.

Riesgos de la diarrea en perros

La diarrea en perros puede tener diferentes riesgos. Ya que, sin tomar en cuenta las posibles causas, la deshidratación es un proceso en el que se pierde una gran cantidad de líquido, pero, además, también se pierden electrólitos. Estos minerales son responsables de que diferentes funciones en el organismo se lleven a cabo de un modo adecuado. La disminución o interrupción de estas funciones conllevan un riesgo vital del animal, por lo tanto, es necesario actuar con rapidez para prevenir efectos mayores.

Los accesos diarreicos son de distintas magnitudes, así como la frecuencia también varía. El esfuerzo que hace el cachorro con estas excreciones también ocasiona lesiones en la zona rectal o en el ano.

Suero casero para ayudar a perros con diarrea

Con todos los problemas que causa esta situación, es necesario darle al perro lo necesario para que no llegue a deshidratarse o para que el organismo recupere el equilibrio. Entonces una solución es suministrarle suero casero.

Para prepararlo necesitas:

  • Medio limón
  • Azúcar: 3 cucharadas grandes
  • Agua mineral: 1 litro
  • Bicarbonato: 1/2 cucharada pequeña
  • Sal: 1cucharada pequeña

Como ves son ingredientes bastante sencillos, lo que facilita tenerlos en casa, tal vez el menos habitual es el bicarbonato sódico. Y es que, si tienes perros en casa, es mejor que cuentes con ellos.

Con todos los ingredientes a la mano procede a hervir el agua. Una vez que esté hirviendo, apaga el fuego y retira el agua. Espera unos minutos a que baje la temperatura. Luego procede a verter en un envase diferente, preferiblemente que no sea de plástico. Allí agrega el resto de los elementos y revuélvelos firmemente.

Este suero casero para la diarrea en perros, la puedes poner, siempre que ya esté a temperatura, ambiente en el bebedero. Es decir, vas a sustituir el agua, mientras dure el problema, con esta solución para ayudarlo a que su cuerpo no se deteriore.

Debes saber que este suero lo puedes utilizar por aproximadamente unas 24 horas. Pasado este tiempo ya no es recomendable que lo tome. Por ejemplo, si preparas la mezcla en la mañana, y al día siguiente aún no la ha consumido toda, es mejor desechar lo que quede y preparar una nueva mezcla.

Funciona como el principio de que el agua para el perro esté fresca, igual debe ser con este tipo de preparados. Hay que tomar en cuenta que como es algo hecho en casa, no tiene ningún tipo de elementos que lo preserven, como ocurre con las opciones comerciales.

Consejos adicionales sobre diarreas en perros

Tal vez te preguntas si el perro va aceptar tomarse el suero sin resistencia. Lo más probable es que sea así, aunque debes evaluar cómo está su ánimo. Tal vez necesite un poco de motivación, acariciarlo, darle cariño, usar palabras suaves para incentivarlo.

En el caso de los peludos que no dan el paso o no aceptan bien el suero, tienes la opción de colocar este en una inyectadora y dársela directamente en el hocico. De preferencia que no sea de un modo no forzado, sino llevado con paciencia y respeto. También puedes usar esta opción cuando son perros más cachorros.

Como se dijo antes, es necesario determinar que está causando el problema, puede ser por una afección intestinal o en el colón. También puede deberse a la presencia de parásitos, o a causa de alguno de los varios virus que afectan a los perros.

En fin, aunque el sistema digestivo parece hecho para enfrentar lo que sea, ya que son capaces de comer desechos, carne dañada, incluso excrementos y no sufrir ningún inconveniente; ocurre que hay elementos que sin duda lo afectan.

Si la causa del problema se debe a que el proceso digestivo fue muy rápido, algún alimento o algo que comió alteró el funcionamiento de la digestión y excreción, un poco de estrés u otra causa sencilla; debería volver a excretar en un periodo de 1 a 2 días. Si dura más, es necesario que consultes al veterinario. En caso de las evacuaciones tengan sangre, sean de color verde, tengan mucosidad, o el perro tenga otros síntomas, como mareos, vómitos, es preferible no esperar y acudir al profesional.

 

0 Comentarios

Deja un Comentario