El mundo de los perros es muy complejo. No solo por la inmensa cantidad de razas, sus características, sino también por todo lo que hay que saber para darles una vida feliz y saludable. Tener un perro estreñido es un problema que requiere atención y paciencia.

Como en todas las situaciones retadoras lo mejor que puedes hacer es estar preparado. Saber cuáles son las causas, los efectos, que hacer para que mejore son tus mejores herramientas. Para eso tienes artículo con información imperdible sobre el estreñimiento en perros.

Perro estreñido: un problema con diferentes causas

El proceso digestivo en los perros es muy delicado. Reaccionan mal cuando en su dieta se incluye elementos inadecuados o comen algo prohibido. Incluso la comida que consume la familia en casa puede ocasionarle serios problemas. En algunos perros que comen huesos pueden causar el problema, ya que no se digieren bien.

Se debe evitar darle al perro pienso creados para alimentar otros animales. Cada alimento es hecho de acuerdo a las características específicas de cada animal, entonces lo que es nutritivo para uno puede tener efectos negativos como estreñimiento.

Algunos medicamentos pueden ocasionar también el problema del perro estreñido. Esto suele ser un efecto secundario en el uso de diuréticos, antihistamínicos, antiácidos. Siempre es necesario que hables con el veterinario sobre cualquier medicamento que le des a tu compañero.

Otros motivos para esta anomalía son los problemas del tracto digestivo, colon, intestinos. Puede deberse a obstrucción o a una falla funcional. Dolores en la zona del ano, caderas también pueden impedir que la evacuación.

Estreñimiento en perros: señales de alerta

Hay varias formas en que se manifiesta el estreñimiento. Puede ocurrir una sola y vez requiera atención, pero no se repita. En otros casos, el estreñimiento aparece y en unos días desaparece, pero se vuelve algo repetitivo.

Es importante observar al perro al momento de evacuar, detectar si experimenta dolor, si le cuesta ponerse en posición. Detectar si no logra evacuar, presenta sangrado, excremento en escasa cantidad o de una dureza inusual.

Es posible que se presenten otros signos como mareo, falta de apetito, pérdida de peso, inapetencia. Si el estreñimiento dura más de 48 horas o se vuelve crónico. Si detectas estos síntomas es mejor acudir al veterinario.

Puedes tomar acción para ayudar a tu perro si ves que tiene dificultades para excretar.

Qué hacer si tu perro tiene estreñimiento

Como la comida es uno de los elementos que incide en este problema, una de las acciones que puedes tomar es hacer cambios en su alimentación. Revisa que el pienso que está recibiendo tenga fibra, ya que es de ayuda en el proceso digestivo. El alimento húmedo puede ser una opción para mejorar la capacidad de eliminar desechos.

Puedes agregar aceites como el de oliva en poca cantidad. Esto será de ayuda para estimular la digestión y el trabajo intestinal. También puedes incluir fibra de coco en pequeñas cantidades, media cucharadita en una sola toma por día. Ayudará a la evacuación.

Es esencial el consumo de agua, para todos los procesos vitales, y también se necesita para el trabajo intestinal. Por ello hay que verificar que su consumo sea normal, que tenga acceso constante a agua fresca. Si es común llevarlo a actividades, juegos, paseos fuera de casa, es necesario llevar abundante provisión de agua. Esto evitará el riesgo de deshidratación y además mantendrá el proceso de eliminación.

La salud del perro tiene una relación directa con su actividad física. Los perros muy sedentarios sufren diferentes problemas y enfermedades. Entre ellos dificultades para evacuar. Por ese motivo una manera en que puedes ayudar a tu perro es hacer que se ejercite. Siempre tomando en cuenta las características propias de cada perro y su raza.

Una adecuada actividad física permitirá que el proceso digestivo mejore, elimine gases y desechos con normalidad.

Debes tener en cuenta que estas recomendaciones ayudarán en caso de que el estreñimiento se relacione con alimentación, humedad, ejercicios. Es decir con dificultades para evacuar que no se haya vuelto crónico. En caso contrario o presentar otras señales como algunas de las descrita, es necesario que consultes con el veterinario.

Perros con estreñimiento: que evitar

El organismo de los animales no reacciona de la misma manera. Por lo que no se puede tratar a los perros como a una persona, es decir que suministrarle un laxante puede ocasionar más daños que beneficios.

Por el mismo motivo no se recomienda que se le aplique, de modo casero, lavados o enemas. Un uso incorrecto de estas opciones puede causar daños en el tracto digestivo, desde alergias, irritación o daños en tejidos. Las mucosas en perros son muy delicadas, por lo que son fáciles de lesionar.

Aplicar este tipo de tratamientos es una tarea delicada. Para evitar una situación más complicada, la mejor recomendación es que el veterinario tome las decisiones de acuerdo a cada caso en particular.

 

 

 

0 Comentarios

Deja un Comentario