El moquillo es una enfermedad que afecta a los perros y otros animales. Es fácilmente prevenible mediante vacunación, pero en algunas poblaciones de perros la vacunación es inexistente o incompleta, así que siempre se presentan casos.

Si eres dueño de perros o quieres serlo, es importante que te informes acerca de esta enfermedad, ya que no es sencillo su tratamiento después del contagio y los síntomas deben vigilarse para actuar a tiempo. El moquillo canino puede llegar a ser mortal.

En este post, vamos a exponer los aspectos más relevantes del moquillo en perros o moquillo canino, así que sigue leyendo.

 

¿Qué es la enfermedad del moquillo?

La enfermedad del moquillo en perros, o moquillo canino, también se le llama enfermedad de Carré, es una patología provocada por un virus, llamado el virus del moquillo canino. Este virus se contagia de perro a perro, a través de las secreciones del cuerpo, tal como la saliva y las lágrimas.

Como se sabe, la saliva viaja a través del aire como un aerosol, esto sucede a través de diminutas gotas de saliva que salen disparadas cuando el perro estornuda o ladra. Si tomamos en cuenta que uno de los síntomas son los estornudos, entenderemos que el contagio es muy fácil entre grupos de perros no vacunados.

La enfermedad del moquillo en perros puede ser un problema grave en los sitios donde cohabitan grupos de caninos, por ejemplo, refugios, criaderos, exposiciones de perros, parques de mascotas, guarderías de perros, etcétera. Solo se necesita que un perro esté contagiado y los demás ejemplares, que no estén vacunados, estarán en peligro de contagio.

Otro caso en que los perros pueden estar en peligro, es cuando fueron vacunados, pero de manera ineficiente y no tienen la inmunización completa contra el virus.

Cuando los perros son vacunados de manera correcta, no importa el contacto con perros contagiados, tendrán inmunidad contra la enfermedad. Si se trata de una perra hembra y queda preñada, los cachorros tendrán inmunidad por un periodo corto de tiempo, pero deben iniciar su propio esquema de vacunación muy jóvenes.

Los perros desarrollan los síntomas después de semanas de haberse contagiado, siendo capaces de transmitir la enfermedad. Esto consiste en una de las mayores dificultades de contener los contagios, ya que, el perro disemina la enfermedad sin alertar a sus cuidadores.

Síntomas del moquillo en perros

Es muy conveniente que siempre se vigilen los síntomas en los perros, ya que tanto el moquillo como otras enfermedades, se pueden tratar mejor en las etapas tempranas de la enfermedad. Veamos los síntomas:

  • Fiebre. Es el primer síntoma que se presenta, siempre sucede unas semanas después de la exposición del perro con otro perro enfermo. Hay que recordar que se considera fiebre en perros, la temperatura superior a 39,4°C. Este síntoma suele durar solo unos días, luego alejarse por otros, para finalmente reaparecer.
  • Malestar general. El perro luce falto de fuerzas, con poco apetito y no quiere correr ni jugar. También puede ponerse de mal humor. Pasa mucho tiempo acostado y si otros perros lo atacan no se defiende o lo hace con dificultad.
  • Secreción nasal. Uno de los principales síntomas del moquillo en perros es la congestión nasal, ya que la parte respiratoria se afecta como consecuencia del virus. Se presenta en forma de goteo nasal o una mucosidad que puede obstruir parcialmente las vías respiratorias.
  • Dificultad respiratoria. El moquillo en perros produce dificultad para respirar que se puede manifestar en varias intensidades. Puede ser tos, secreción nasal y jadeo, o una combinación de todo. Es muy frecuente que se presenten infecciones bacterianas secundarias como consecuencia de la flema en las vías respiratorias.
  • Síntomas digestivos. En algunos casos se presentan vómitos y diarrea, con las consecuencias que ello acarrea. En casos severos el perro podría descompensarse y sufrir daños en su sistema. También pueden sufrir pérdida de apetito, con lo cual adelgazan de manera significativa.
  • Síntomas oculares. Inflamación de los ojos, congestión ocular y en algunos casos se puede presentar conjuntivitis, lo cual sería una infección secundaria.
  • Síntomas dermatológicos. Formación de piel extra en la zona nasal y las almohadillas, inflamación de la piel.
  • Sistema nervioso. Se pueden presentar síntomas como temblor muscular, irritación del carácter, calambres, ceguera, espasmos, tortícolis, encefalitis senil, también llamada inflamación del cerebro.

Moquillo en cachorros

El moquillo es una enfermedad que tiene síntomas muy severos y que si no se logra controlar puede afectar gravemente al perro, incluso provocarle la muerte.

Si se trata de moquillo en cachorros, es más peligroso todavía, ya que los perros tardan en desarrollar su sistema inmunológico, de manera de dar respuesta a un virus como el del moquillo canino.

Los cachorros pueden contagiarse de la madre, si es que ella está contagiada, o adquirirla de la interacción con otros perros en etapas muy tempranas de la vida.

Los ´síntomas del moquillo en cachorros son similares a los perros adultos, primero hay una etapa de incubación que puede ser de varias semanas, luego comienza la fiebre alta que persiste por varios días.

La pérdida de apetito y deshidratación es muy grave en un perro muy joven, que todavía no ha alcanzado su máximo desarrollo. Es por eso que el moquillo en cachorros muchas veces es letal en sus primeras etapas.

Los síntomas dermatológicos son muy comunes en los casos de moquillo en cachorros, resecando las almohadillas que pueden agrietarse y molestar para caminar. También pueden aparecer lesiones cutáneas que son muy molestas y endurecimiento de la nariz.

Consejos para evitar y tratar el moquillo en perros

  • Para evitar el moquillo en perros lo único que se debe hacer es vacunarlos. La primera dosis de la vacuna se puede aplicar desde el mes y medio de nacidos. Por lo general, se recomienda vacunar a toda la camada junta. Luego se dan refuerzos anuales y con solo eso se asegura que no sufrirá la enfermedad.
  • Otra acción que se puede adoptar, es no dejar que el cachorro esté en el mismo sitio de perros que no estén vacunados. Si se trata de una mascota, eso significa no llevarlo a parques y sitios donde lleguen perros sin atención veterinaria. Si se trata de un refugio o guardería de perros, es necesario que todos estén vacunados.
  • Mientras los cachorros no han sido vacunados, no deben salir de la vivienda en que se encuentren, esto no es solo para prevenir el moquillo en cachorros sino muchas otras enfermedades a las que pueden estar expuestos.
  • Una vez que el perro esté contagiado, es necesario atender sus síntomas. Hay que saber que no existe un tratamiento específico para tratar el virus, sino que se deben tratar los síntomas, evitando que el animal sea afectado permanentemente.
  • La fiebre hay que tratarla con antipiréticos y compresas frías, es necesario ofrecer mucho líquido al animal, ya que se suelen deshidratar.
  • La falta de apetito merece atención especial, ya que, si el moquillo en perros lo debilita, puede empeorar. Se debe ofrecer piensos de alta palatabilidad, croquetas o el alimento que sepamos le guste mucho. Si es necesario se le alimenta directamente en la boca.
  • Si el perro llega a deshidratarse será necesario la hidratación por vía intravenosa, para ello es necesario llevarlo a una clínica, que un veterinario lo examine y le indique dicho tratamiento.
  • Las lesiones dermatológicas deben tratarse farmacológicamente y asearse apropiadamente, ya que pueden ser foco de infecciones.
  • Es posible que el tratamiento incluya antibióticos, debido a que el moquillo en perros provoca un cuadro clínico que facilita las infecciones. El veterinario determinará si hay alguna infección presente y el medicamento idóneo.

Como ves, el moquillo en perros es una enfermedad que merece la pena prevenir y tratar, ya que puede ser muy grave y afectar al perro de manera importante. Espero que este post haya sido de ayuda en la prevención del moquillo en perros.

0 Comentarios

Deja un Comentario