La leishmaniosis es una enfermedad que se transmite a través de la picadura de un mosquito y que es producida por un parásito, esta enfermedad puede avanzar mucho desde el contagio hasta que el perro manifiesta sus primeros síntomas.

La leishmaniosis en perros es tratable si se diagnostica a tiempo, pero si no es así comienza a atacar los órganos del animal como los riñones, el hígado, el bazo, etcétera y si aun así no se detecta y se aplica el tratamiento apropiado el perro puede empeorar mucho su condición y fallecer.

Por todo lo anterior, es muy importante que se realice un diagnóstico acertado y lo más temprano posible, esto debe hacerlo el veterinario, de acuerdo a algunos parámetros.

¿Cómo se contagia la leishmaniosis en perros?

La leishmaniosis se transmite con la participación de un mosquito, sin el cual el contagio no ocurre. Este mosquito es de la especie flebótomo.

La transmisión ocurre de la siguiente manera, un perro enfermo es picado por el mosquito, el parásito que provoca la enfermedad queda dentro del mosquito en donde deposita larvas, luego el mosquito pica a un perro sano y, en el proceso de absorber su sangre, le inyecta las larvas del parásito.

La leishmaniosis no se contagia por contacto de perro a perro, ni por la saliva, ni por las heces. El contagio solo ocurre por la picadura del mosquito flebótomo.

La leishmaniosis también afecta a los seres humanos y a otros animales como los lobos, los gatos y los roedores, pero los contagios entre especies son muy raros. No es necesario aislar a los animales para evitar el contagio.

¿Cuáles son los síntomas de leishmaniosis en perros?

Una vez que el perro es picado por el mosquito, la enfermedad puede tardar en manifestarse unos 4 a 6 meses, los síntomas son muy variados, veamos:

  • Lesiones cutáneas que salen sin razón aparente y que tardan mucho en sanar.
  • Úlceras en la boca y nariz.
  • Hemorragia nasal.
  • Uñas débiles y muy largas.
  • Descamación de la piel.
  • Grietas en las almohadillas y en el hocico.
  • Pelaje ralo y muy fino, zonas con alopecia.
  • Necrosis en las orejas.

Diagnóstico de la leishmaniosis en perros

Además de evaluar los síntomas, el veterinario se basa en un examen de sangre que detecta los anticuerpos del parásito. El diagnostico viene dado por el conjunto de toda la evaluación, ya que ninguno de los aspectos por separado es definitorio para determinar la leishmaniosis en perros.

El sistema inmunológico del perro juega un papel muy importante en el desarrollo de la enfermedad. Un perro con buena respuesta inmunológica puede no desarrollar síntomas, a pesar de tener el parásito, o puede tener períodos en los que es asintomático para después volver a presentar síntomas.

Un diagnóstico temprano es muy importante para elevar la calidad de vida del animal. La leishmaniosis en perros es tratable, aunque no se cura del todo, se puede lograr un gran alivio de los síntomas y el perro puede alcanzar su esperanza de vida y fallecer de otras causas.

Cómo prevenir la leishmaniosis en perros

leishmaniosis en perrosComo hemos dicho, la forma de contagio de la enfermedad es a través del mosquito flebótomo, así que la mejor prevención es evitar la picadura del mosquito:

  • Instala mosquiteros en las áreas donde descansa el perro.
  • Utiliza repelentes de uso tópico, pipetas o ponle a tu perro collares con efecto ahuyentador de insectos.
  • Utiliza repelentes para el ambiente, en aerosol, eléctricos o inciensos. Esto no solo beneficiará al perro sino a toda la familia también.
  • Los mosquitos suelen estar activos al final de la tarde o noche, así que no dejes que el perro salga a esas horas.
  • Revisa a tu perro con frecuencia y detecta las lesiones producidas por la picadura del mosquito, si es el caso llévalo al veterinario para que lo revise.
  • Infórmate, busca en internet fotos del mosquito para que lo puedas identificar y estar alerta. Si sabes que rondan tu casa puedes hacer una fumigación masiva de las áreas internas y externas.

La vacuna contra la leishmaniosis

Existe una vacuna contra la leishmaniosis que funciona mediante una estimulación al sistema inmunológico del perro, de manera que en caso de verse expuesto al parásito su organismo pueda responder. Esta vacuna no inmuniza totalmente, es decir, no se debe bajar la guardia en la prevención de la leishmaniosis por el hecho de haberle colocado la vacuna al perro.

La vacuna se debe aplicar anualmente, por un médico veterinario. El protocolo indica que se debe hacer un examen de sangre previamente, para saber si el perro tiene la enfermedad. Si el perro está sano se le aplica la vacuna, luego de un año se le repite la prueba y si vuelve a dar negativa se le vacuna de nuevo.

La vacuna contra la leishmaniosis es una gran herramienta para proteger a los perros de esta enfermedad, se recomienda su uso junto con un control veterinario anual y las medidas de prevención contra los mosquitos.

Cuidados de un perro con leishmaniosis

Si ya el perro está contagiado y manifiesta síntomas de la enfermedad, debe recibir atención veterinaria constante. El veterinario es quien hace el diagnóstico definitivo y quien establece el tratamiento. Sin embargo, hay muchos cuidados que podemos proveer al perro en casa y que lo ayudarán:

  • Hidratarlo, hay que vigilar que tome el agua necesaria diariamente. Muchas veces, debido a las lesiones en la boca, los perros con leishmaniosis se resisten a tomar agua, busca un envase con una pajilla o que de alguna manera no se lastime tomando agua.
  • Vigila su alimentación, los perros con leishmaniosis suelen sufrir desnutrición, así que hay que nutrirlos apropiadamente. Es posible que necesite suplementos dietéticos o vitaminas.
  • Ejercítalo moderadamente, una caminata diaria sin que se canse es suficiente para el perro. Esto lo ayuda con el tono muscular, la estructura de los huesos y la función cardíaca.
  • Las lesiones cutáneas merecen atención especial, en el mercado existen champús especiales para perros con leishmaniosis, utiliza alguno de ellos para bañarlo.

Recuerda que el diagnóstico temprano, y la constancia en el tratamiento, son definitorios para conseguir una buena calidad de vida para el perro con leishmaniosis.

0 Comentarios

Deja un Comentario