Doberman


Características Vitales


Altura
61 cm
Peso
28 - 37 kg
Esperanza de Vida
10 a 13 años
Personalidad
Enérgico e Inteligente

Características de la Raza


Apariencia
Tamaño
Gigante
Pelaje
Corto, Liso
Color
Negro, Marrón
Adaptabilidad
Se adapta bien a la vida de apartamento
Bueno para propietarios novatos
Tolera estar solo
Tolera el frío
Tolera el calor
Personalidad
Cariñoso con la familia
Son amigables con los niños
Perro amistoso
Amigable con extraños
Cuidados
Salud general
Baboso
Cantidad de muda
Propenso a ganar peso
Nivel de energía
Intensidad
Necesidad de ejercicio

Doberman

El doberman es una raza de perro de tamaño grande, que no cuenta con una historia tan antigua como otras razas. De hecho, su origen se encuentra a finales del siglo XIX en Alemania, y partió de un hombre llamado Karl Friedrich Louis Dobermann, de quien también adquirió su nombre. Este hombre buscaba un tipo de perro robusto, potente e intimidante para que le ayudase en su trabajo como recaudador de impuestos, principalmente protegiéndolo de posibles asaltantes.

Para conseguir las características del doberman, el tal Karl Friedrich utilizó ejemplares de otras razas, a los que cruzó hasta conseguir el can que deseaba. Entre ellos, utilizó al Rottweiler, al Beauceron, El Braco de Weimar, el Manchester terrier o el Pinscher. El perro obtenido de estos cruces sin duda consiguió el objetivo pretendido, disuadiendo a cualquier malhechor con su sola presencia. Sin embargo, no se limitó a la protección, ya que sus cualidades pronto le sirvieron para que otras personas se fijaran en él como perro de caza o animal de compañía.

Con el tiempo, el doberman alcanzó una elevada fama en su país de origen, llegando a ser incluso uno de los más importantes perros para la policía, ya que estaba de sobra cualificado para cumplir con su labor debido a sus características físicas. También comenzó a expandirse a otros países del mundo, y no solo como perro de trabajo, puesto que desde el principio el doberman demostró tener un temperamento inmejorable para el trato familiar, incluyendo a los niños.

Es un animal que siempre se mantiene en estado de alerta, guardián, y preparado para la acción. Por eso, incluso el ejército alemán se fijó en ellos, llegando a ser casi 6000 los ejemplares de doberman que formaron parte del ejército durante la guerra. En la actualidad, se trata de una raza famosa y conocida en todo el mundo, y una de las más numerosas debido a todas las cualidades que posee

Características del doberman

El doberman es un perro de tamaño grande por lo general, aunque existen otras versiones de la raza de menor tamaño. Es un perro muy musculoso, de apariencia cuadrada en su pecho, pero con una figura muy estilizada y proporcionada. Sus patas son largas y rectas, con una fuerza importante, y que además aportan agilidad y ligereza al animal. En su conjunto, el doberman es muy elegante tanto en sus movimientos como cuando está en reposo. Además, su expresión es la de encontrarse siempre alerta y preparado para la acción.

Se trata de una raza robusta, con una poderosa cabeza que termina en un hocico largo y afilado, al que se presume una fuerte mordida. Sus ojos son de tamaño medio, almendrados y muy oscuros, y tiene una trufa también negra y bastante grande. Sus orejas son anchas y largas, caídas a ambos lados de la cabeza, aunque por lo general tienden a cortarse mediante cirugía para dar un aspecto más fiero al perro, una práctica prohibida actualmente en muchos países y que es una auténtica barbaridad porque no tiene ningún otro fin que el puramente estético.

Tamaño del doberman

El tamaño del doberman es el de un perro de raza grande. Llega a medir hasta 72 centímetros en el caso de los machos, siendo el mínimo para las hembras de 61 centímetros. En cuanto al peso, puede alcanzar fácilmente los 45 kilos, aunque tampoco es extraño ver ejemplares que no superan los 30 kilos. En cualquier caso, se trata de un animal potente y muy fuerte, que no se recomienda para todo el mundo debido a que puede ser difícil de manejar para propietarios sin experiencia.

Pelaje del doberman

El doberman presenta un manto de una sola capa, muy corto y liso, además de denso. Tiene un aspecto muy brillante y es bastante duro al tacto. Los colores más habituales en el pelaje del doberman son el negro y fuego y el marrón, aunque también pueden aparecer tonalidades de negro diluido o café claro. Las manchas o marcas de color blanco no están aceptadas en el estándar.

Comportamiento del doberman

La base del doberman es que se trata de un perfecto perro guardián, leal y protector con su familia, muy inteligente y fuerte. En su origen, su personalidad estaba relativamente marcada por la agresividad, pero esa característica se ha moldeado con el tiempo, y hoy en día es un perro mucho más tranquilo y equilibrado, que no atacará si no tiene un buen motivo.

Es un perfecto animal de compañía, que se lleva muy bien con los niños, aunque no se recomienda para niños muy pequeños, porque con su tamaño y fuerza puede hacerles daño sin quererlo. Es un perro muy enérgico y activo, que siempre está buscando el juego, y que disfruta de la compañía de su familia en todas las circunstancias.

Para conseguir que un doberman adulto sea tranquilo y equilibrado, lo principal es que cuente con un dueño paciente, firme, y que se esfuerce en su educación desde cachorro. El doberman puede ser dominante y difícil de tratar, por eso necesitará un líder cariñoso a la vez que capacitado para controlarlo. Además, su inteligencia hace que aprenda rápidamente toda clase de órdenes y trucos. Si te ganas su respeto, estará deseando complacerte y obedecerte en todo lo que le pidas.

Principales enfermedades del doberman

El doberman es una raza bastante saludable en términos generales. Únicamente puede tener tendencia a sufrir una torsión de estómago por su tamaño y por su voracidad. Para evitarlo, basta con controlar sus hábitos de alimentación. Por lo demás, será suficiente con acudir con la frecuencia normal al veterinario para descartar cualquier problema eventual y mantener al día su cartilla de vacunaciones y desparasitaciones.

Cuidados básicos del doberman

El doberman no es una raza que necesite unos cuidados más específicos o diferentes a los de otras razas, aunque sí habrá que incidir en su educación, adiestramiento, y en el control de su alimentación. Se trata de un perro de naturaleza fuerte y saludable, por lo que unos hábitos diarios adecuados harán que se mantenga siempre en un perfecto estado de salud.

Por su tipo de pelaje, no es necesario cepillarlo ni bañarlo con demasiada frecuencia. Un cepillado a la semana puede ser suficiente para eliminar el pelo muerto y conseguir que el manto se vea brillante. En cuanto a los baños, uno cada dos meses es una buena frecuencia para que el perro esté limpio. Eso sí, procura siempre bañarlo con productos específicos para perros, porque de otra forma podría desarrollar algún tipo de alergia o reacción por su piel sensible.

La alimentación debe ser siempre de la más alta calidad, y además se recomienda dividir su ración diaria en varias tomas para evitar la temida torsión de estómago. Además, es aconsejable que el perro no beba mucha agua después de comer, y que tampoco haga ejercicio durante un buen rato.

Es una raza repleta de energía que necesita un alto nivel de actividad física, entre lo que se debe incluir paseos, carreras y otras actividades. Los juegos diarios y la práctica de otros deportes son complementos perfectos para que el doberman se encuentre en perfecto estado tanto físico como mental.

Además, como ya hemos visto, su educación y socialización desde cachorro es imprescindible para que de adulto sea un perro equilibrado. Puede ser tozudo y desobediente, pero si se educa con paciencia y firmeza, es posible conseguir un perro obediente y respetuoso en la mayoría de las ocasiones.

Curiosidades del doberman

  • En 1976 nació un doberman albino en una camada, un ejemplar de extremada rareza que se cruzó con sus propios cachorros para mantener los genes y conseguir que sus descendientes fuesen también albinos. En la actualidad, cualquier doberman blanco procederá de esos cruces, por lo que llevan asociados importantes problemas de salud como problemas oculares, problemas en la piel, etc. Aunque sean bellos y raros de ver, es muy desaconsejable buscar un doberman albino, porque su salud estará siempre debilitada.
  • Existe un mito asociado al doberman en la cultura popular, que es la idea de que su cerebro no para de crecer en un cráneo demasiado pequeño, lo que hace que el perro se vuelva loco y desarrolle mucha agresividad con el tiempo. Sin embargo, esta idea no tiene ningún fundamento, y es que, si ese fuera el caso, el perro moriría por la propia presión del cerebro al crecer. Al contrario, el doberman se encuentra en el quinto puesto de la clasificación de razas según su inteligencia.

Si quieres compartir tu vida con un ejemplar de doberman, lo mejor que puedes hacer es acudir a un criador experimentado y reputado de la raza. Solo de esta manera podrás obtener la mejor información sobre la raza, especialmente en lo que respecta a su educación, y además conseguir un cachorro con todas las garantías de salud que puedas necesitar. El doberman es una raza única, con unas necesidades muy concretas que deberás comprender y colmar para que tu perro sea un animal feliz y equilibrado, y para que juntos disfrutéis de la mejor relación posible.