Cavalier King Charles Spaniel


Características Vitales


Altura
31 - 34 cm
Peso
6 - 9 kg
Esperanza de Vida
9 a 15 años
Personalidad
Afable y Sociable

Características de la Raza


Apariencia
Tamaño
Pequeño
Pelaje
Largo
Color
Marrón, Negro, Blanco
Adaptabilidad
Se adapta bien a la vida de apartamento
Bueno para propietarios novatos
Tolera estar solo
Tolera el frío
Tolera el calor
Personalidad
Cariñoso con la familia
Son amigables con los niños
Perro amistoso
Amigable con extraños
Cuidados
Salud general
Baboso
Cantidad de muda
Propenso a ganar peso
Nivel de energía
Intensidad
Necesidad de ejercicio

El Cavalier King Charles Spaniel probablemente sea la raza con el nombre más largo otorgado, aunque muchas veces se reduce simplemente a perro Cavalier. Se trata de una raza canina con una larga historia, y una de las pocas que desde sus inicios cumplió mayoritariamente con una función como animal de compañía.

Su historia se remonta al siglo XVI y a perros de tipo spaniel miniatura que ya se representaban en cuadros familiares de dicha época. Esto quiere decir que incluso los predecesores del King Cavalier eran muy valorados como perros de compañía de la realeza y la nobleza, y llegaban a ser tratados como miembros importantes de la familia.

En estos tiempos, se creía que los perros alejaban ciertas enfermedades, por lo que era frecuente ver a las damas de clase alta portar perritos de tamaño pequeño sobre sus faldas cuando viajaban en carruajes, lo que además facilitaba que mantuviesen el calor. Aunque fueron muchas las personalidades que contaban con algunos de estos perros, no fue hasta la llegada de Carlos II cuando la raza se popularizó enormemente debido al cariño del rey por dichos animales.

Fue precisamente el rey Carlos II quien dio nombre a la raza, y a quien era muy frecuente ver acompañado de algunos de sus perros. Tanto, que son muchas las representaciones artísticas donde puede verse a Carlos II en diferentes etapas de su vida con la compañía de sus perros. El cariño de este personaje por el Cavalier King Charles Spaniel fue tan grande que muchas personas cuestionaban las aptitudes de un rey que pasaba el día jugando con sus perros, y que permitía que entrasen en cualquier lugar público, incluyendo incluso el Parlamento.

La popularidad del Cavalier King Charles Spaniel siguió en aumento con el paso de los años, especialmente la variedad roja y blanca, que se veía con frecuencia en todas las cortes europeas. Otras variedades pasaron un poco más desapercibidas, y en general la raza se mantuvo en menor estima cuando los reyes Guillermo y María llegaron al trono, puesto que la raza favorita de los nuevos reyes era el Carlino.

Esta caída de popularidad de la raza marcó el principio del desarrollo de las características del King Cavalier tal como lo conocemos ahora. Sus defensores pensaron que un cambio de ciertos rasgos supondría una mejora, y por eso se dedicaron a buscar ejemplares más pequeños y con características físicas muy marcadas, hasta convertirse en la raza activa, alegre y simpática que es en la actualidad.

A pesar de la nueva moda de adquirir este tipo de perros, para el siglo XIX la crianza todavía se hacía sin un objetivo concreto. El tamaño y el tipo de la raza fue cambiando poco a poco de forma natural, y los ejemplares empezaron a mostrar una cabeza más corte y la cabeza abovedada. Se les dio entonces el nombre de King Charles, y se mezclaron con otras razas para conseguir mejorar algunas características que los nobles de aquella época valoraban.

En 1886 se fundó el Toy Spaniel Club, un club relativo a esta raza. Años más tarde, los defensores del Cavalier King Charles Spaniel modificaron el nombre del club al de King Charles Spaniel Club, con la oposición inicial del Kennel Club.

Aunque el interés en la raza se mantuvo bastante constante, la primera Guerra Mundial hizo que disminuyera de forma alarmante el número de ejemplares de esta y de otras muchas razas caninas. Por eso fueron necesarios mayores esfuerzos después de este periodo para que las razas más queridas volvieran a ocupar su lugar normal en las familias de todo el mundo.

Todos estos cambios en la historia del Cavalier King Charles Spaniel hicieron que sus características no estuviesen del todo definidas, e incluso hacia 1928 se seguían viendo ejemplares de tipo antiguo y otros más pequeños en cuanto al tamaño y con la forma de la cabeza que mantienen en la actualidad. En esta época se adoptó el nombre final de la raza, Cavalier King Charles Spaniel, y también se definió el estándar.

Hacia los años 60, la raza se había convertido en una de las más populares de Gran Bretaña, con más de 400 miembros en el club. Las inscripciones aumentaban también en todo el mundo, y pronto el Cavalier King Charles Spaniel se convirtió en una de las razas predilectas de todas las familias que ansiaban una mascota, debido a su belleza, carácter, y tamaño adecuado para vivir en cualquier lugar.

Características del Cavalier King Charles Spaniel

El Cavalier King Charles Spaniel es una raza canina de tamaño pequeño, bien proporcionado y distribuido en todo su cuerpo. La característica que más llama la atención en la raza es que cuenta con una cabeza prácticamente plana, algo que se ha conservado a lo largo de los años.

Su aspecto es muy expresivo, con ojos grandes y oscuros y unas orejas largas que caen a ambos lados de la cabeza. Sus patas son rectas y alargadas, y la cola de longitud media llena de pelo largo. El hocico es además cuadrado y no demasiado prominente, lo que le otorga un aspecto simpático y agradable.

Se trata de un perro fácilmente reconocible por su apariencia, con un tamaño adecuado para adaptarse a la vida en pisos y apartamentos pequeños, aunque también está repleto de energía y requiere una actividad física adaptada a sus posibilidades.

Tamaño del Cavalier King Charles Spaniel

El tamaño medio del Cavalier King Charles Spaniel suele estar entre los 25 y los 32 centímetros, siendo siempre las hembras ligeramente más pequeñas que los machos. Por su parte, el peso se mantiene entre los 5 y los 8 kilogramos, unos datos que muestran que se trata de un perrito pequeño y ligero.

Pelaje del Cavalier King Charles Spaniel

El pelaje del Cavalier King Charles Spaniel es muy especial, de longitud media en casi todo el cuerpo, pero muy largo y sedoso en zonas concretas, como las orejas, la cola y la parte posterior de las patas. El colorido Es además muy variado, y puede aparecer en 4 tonos distintos, como el rojizo intenso o castaño, el perla con manchas castañas o rojizas, la mezcla bicolor negra y castaña, o la mezcla tricolor compuesta por blanco, negro y rojizo.

Comportamiento del Cavalier King Charles Spaniel

Esta raza cuenta con un carácter muy bueno y un temperamento envidiable. Son muy alegres y sociables por naturaleza, además de tiernos y cariñosos. Tienden a llevarse bien con todo el mundo y se adaptan a la vida con familias de toda clase, donde haya personas de avanzada edad o niños. Crean relaciones de afectividad muy fuertes con su familia, lo que provoca que puedan sufrir ansiedad por la separación si se quedan demasiadas horas solos en casa. Algunos ejemplares pueden tener tendencia a ladrar con insistencia, algo que puede corregirse con una buena educación desde cachorros.

El Cavalier King Charles Spaniel siempre ha sido un perro de compañía, por eso es una mascota ejemplar. También es aconsejable socializarlo correctamente desde pequeño, algo muy fácil en esta raza, puesto que entabla amistades con personas y perros por igual, y es muy raro que tenga comportamientos tímidos o agresivos.

Principales enfermedades del Cavalier King Charles Spaniel

Este perro tiene tendencia a sufrir algunas enfermedades por causas genéticas, algunos de bastante gravedad y asociados al corazón, como el prolapso de la válvula mitral, que puede desembocar en una insuficiencia cardíaca. Esta enfermedad da señales a una temprana edad, y las estadísticas dicen que aparece en más de la mitad de ejemplares de 5 años de edad. Se trata de una raza especialmente sensibles a las enfermedades cardíacas, por lo que la crianza debe ser muy estricta y las revisiones veterinarias muy frecuentes para localizar cuanto antes cualquier posible afección.

También pueden sufrir otras enfermedades menos preocupantes, como cataratas, desprendimiento de retina, otitis, sordera o luxación de rótula. En todo caso, se recomienda seguir unos buenos hábitos para que la salud del animal sea siempre la mejor posible.

Cuidados básicos del Cavalier King Charles Spaniel

Dentro de los cuidados del Cavalier King Charles Spaniel, es muy importante acudir con frecuencia al veterinario para llevar al día la cartilla de vacunaciones y desparasitaciones, además de revisar cualquier otro problema que pudiese aparecer.

En cuanto a la higiene, este perro necesita algunos cuidados específicos en el pelaje y en determinadas zonas del cuerpo, porque pueden llegar a deteriorarse o a presentar problemas si no se cuidan correctamente. El pelaje hay que cepillarlo regularmente con un cepillo adecuado para evitar enredos, y bañarlo como una vez al mes para eliminar la suciedad. Además, es recomendable limpiar las orejas con frecuencia con la ayuda de un paño húmedo o una toallita para evitar que puedan aparecer infecciones por su forma y longitud. Una vez limpios los pabellones auditivos, es necesario siempre secar la zona correctamente, porque la humedad podría producir hongos o bacterias en la zona.

Al ser animales relativamente delicados en algunos aspectos, es necesario también cuidar su alimentación y su ejercicio. El deporte es fundamental para que tu mascota se encuentre en perfecto estado físico y para que se fortaleza, además de ser la mejor forma de sacar toda esa energía que tiene. Además, se aconseja proporcionarle un alimento de calidad y siempre en la ración justa, porque un Cavalier King Charles Spaniel sobrealimentado tenderá a engordar con facilidad, lo que puede ser muy perjudicial para su estado cardiovascular.

Educar correctamente al cachorro de Cavalier King Charles Spaniel es muy sencillo, porque siempre están dispuestos a aprender, son inteligentes y atentos a sus propietarios. Con un poco de esfuerzo es posible conseguir una mascota única y envidiable, que sabrá comportarse en todo momento y lugar.

Curiosidades del Cavalier King Charles Spaniel

  • Muchas veces se ha encontrado esta raza en los primeros puestos de razas más populares en diversos países. Por ejemplo, en el 2007 quedó en el sexto puesto en Reino Unido, con más de 11.000 registros; también quedó cuarto en Australia en 2009 con más de 3.000 registros.
  • Aunque no destacan por su inteligencia, puesto que ocuparon el puesto 44 en la clasificación de Stanley Coren sobre la inteligencia de los perros, son animales perfectos para personas de todo tipo por su temperamento. Se han utilizado habitualmente como perros de terapia para pacientes médicos, personas ancianas o con depresión, puesto que son muy pacientes y cariñosos.

Si crees que esta raza es la más adecuada para ti, entonces debes buscar a un criador reputado y especializado en el Cavalier King Charles Spaniel para que pueda garantizarte que la salud del cachorro es excepcional y que sus padres no presentan enfermedades del corazón. Además, de esta forma podrás disponer de toda la información sobre la raza de una forma directa y personal, por lo que es la mejor opción para hacerte con un cachorro de Cavalier King Charles Spaniel que te acompañará en todas las aventuras durante muchos años.

Cavalier King Charles Spaniel