Bichón Frise


Características Vitales


Altura
23cm
Peso
3-6kg
Esperanza de Vida
12 a 15 años
Personalidad
Inteligente y extrovertido

Características de la Raza


Apariencia
Tamaño
Pequeño
Pelaje
Rizo
Color
Blanco
Adaptabilidad
Se adapta bien a la vida de apartamento
Bueno para propietarios novatos
Tolera estar solo
Tolera el frío
Tolera el calor
Personalidad
Cariñoso con la familia
Son amigables con los niños
Perro amistoso
Amigable con extraños
Cuidados
Salud general
Baboso
Cantidad de muda
Propenso a ganar peso
Nivel de energía
Intensidad
Necesidad de ejercicio

Similar al resto de bichones en cuanto a tamaño y características, el bichón frisé destaca por un pelaje esponjoso, rizado y con forma de algodón, además de un temperamento alegre y muy activo. Se trata de una raza de perro de origen europeo, y se cree que desciende del bichón maltés, raza con la que posee un parecido casi idéntico.

Las dudas sobre su origen radican en si su aparición tuvo lugar en Francia o en España, puesto que se conoció como perro de compañía de las cortes de ambos países. En España ganó una popularidad tal, que no es extraño verlo en pinturas de varios artistas españoles, incluido Francisco de Goya. Incluso fue llevado a las islas Canarias, donde lo nombraron Bichón de Tenerife.

La raza bichón frisé pasó también un periodo de decadencia tras la Revolución Francesa, pasando de las atenciones de la corte a sobrevivir como podía en las calles. En esta etapa la raza se hizo más resistente, fortaleciendo sus características al ser los ejemplares más saludables los que lograban sobrevivir. Con el tiempo, algunos ejemplares volvieron a ser recogidos por las personas, llegando en 1930 a establecerse como raza propia. No fue hasta 1934 cuando se registró en el club de perros de Francia.

Antes de llegar a ser el perro de compañía actual, pasó mucho tiempo formando parte de los espectáculos circenses y de títeres callejeros debido a su facilidad para aprender trucos y a su resistencia física. Estas características han llegado hasta hoy, por eso es un perro perfecto para cualquiera que busque un compañero obediente e inteligente, capaz de aprender cualquier orden.

Hoy en día es una raza conocida en todo el mundo, aunque no ocupa los primeros puestos en cuanto a popularidad. Es habitual verlo en exposiciones caninas y en pruebas de obediencia y resistencia debido a sus cualidades, aunque en su mayoría se tienen como animal de compañía.

Características del bichón frisé

El bichón frisé es un perro de raza pequeña, considerado como toy, muy ligero y enérgico, que muestra además una elevada resistencia y fuerza. Es un perro musculoso a pesar de su tamaño, con un cuerpo ligeramente arqueado y largo y un pecho profundo y bien desarrollado. Su apariencia es muy refinada y elegante, aunque en realidad está siempre listo para la acción.

Llama la atención una cabeza achatada que por lo general se compensa con el pelaje, al que se da una forma redondeada para que llame más la atención. Su hocico es corto y termina en una trufa negra y redondeada, bastante grande en comparación con el tamaño de la cabeza. Otra de sus características más llamativas es la expresividad de sus grandes y oscuros ojos, siempre alerta, que muestran una inteligencia única. Las orejas apenas destacan entre tanto pelaje, aunque se pueden observar caídas a ambos lados, cubiertas de pelo largo y ondulado.

La cola se muestra por lo general levantada y doblada, lo que le otorga un aspecto muy gracioso al caminar y correr, aunque no es excesivamente larga o pomposa. También llama la atención la firmeza de sus patas, rectas y finas, preparadas para dar salida a toda la energía contenida en este pequeño perro.

Tamaño del bichón frisé

Según el estándar de raza, el bichón frisé debería medir siempre en torno a los 30 centímetros, siendo un poco menos en el caso de las hembras. El peso de estos ejemplares se mantiene entre los 3 y 5 kilos, de ahí que sea un animal perfecto como compañero en viviendas pequeñas. A pesar de ser compacto, es también muy enérgico y resistente, por lo que también es ideal como compañero de actividades de todo tipo.

Pelaje del bichón frisé

El pelaje del bichón frisé es muy denso, esponjoso y rizado. Requiere unos cuidados elevados para mostrarse siempre en buen estado, aunque apenas pierde manto durante la época de muda. Puede llegar a formar nudos o tirones si no se cepilla con asiduidad, pero bien cuidado es una de las características distintivas del bichón frisé.

La única tonalidad admitida en el bichón frisé adulto es el blanco puro, aunque en un cachorro de bichón frisé, menor de un año, se permiten manchas de tonalidad champagne en el cuerpo, que desaparecerán con el paso del tiempo.

Comportamiento del bichón frisé

Por lo general, el bichón frisé es un perro muy alegre y juguetón, con una gran cantidad de energía contenida en ese pequeño cuerpo. Por otro lado, es un animal que adora estar en familia, cariñoso y sensible, que siempre busca la atención de aquellos a los que quiere. Están siempre encantados de recibir afecto y mimos, por lo que son ideales para los que quieran un perro con quien compartir juegos y momentos de descanso y caricias a partes iguales.

Una de sus mayores ventajas es que se trata de un perro muy sociable y adaptable, por lo que sacarlo a pasear es siempre una experiencia positiva en la que hará amigos con facilidad. También es capaz de amoldarse a cualquier estilo de vida, aunque requiere más ejercicio que otras razas de su mismo tamaño. Disfruta de cualquier actividad, juego y escapada, y es apto para excursiones al campo o a la montaña. Sin embargo, en el día a día no requiere una actividad excesiva, ya que no es un perro nervioso o hiperactivo.

Son fáciles de adiestrar y de socializar, aunque siempre es recomendable educarlos y acostumbrarlos a la presencia de otras personas desde cachorros. Además, pueden ser grandes amigos de los niños, siempre que no sean demasiado pequeños y que puedan hacerles daño.

Principales enfermedades del bichón frisé

El bichón frisé es un perro fuerte y sano en la mayoría de ocasiones. Sin embargo, pueden presentar ciertas enfermedades asociadas a la genética propia de la raza. Las enfermedades más habituales en la raza son las cataratas juveniles, que pueden afectar a ejemplares muy jóvenes, la luxación patelar medial, que se trata de una debilidad de las rótulas, o cálculos en la vejiga, que pueden controlarse con actividad física y una alimentación adecuada y equilibrada en proteínas. Menos frecuentes son otras afecciones como la displasia de cadera, la epilepsia, la pigmentación pobre de la piel, alergias, cierre avanzado y cambios genéticos en el temperamento.

Cuidados básicos del bichón frisé

Cuidar a un ejemplar de bichón frisé resulta muy sencillo por su temperamento y por la facilidad con que se adaptan a cualquier circunstancia. Los mayores cuidados para mantener su salud recaen en el pelaje, los ojos, dientes y alimentación, además de por supuesto seguir estrictamente el calendario de vacunaciones.

Cepillados

El cepillado debería ser diario para evitar que el pelo se enrede o forme nudos debido a su longitud y forma. Generalmente requiere de un peluquero profesional para darle una forma concreta y adecuada, por lo que se recomienda acudir a la peluquería con frecuencia si quieres que su pelaje se muestre en las mejores condiciones.

Baños

Los baños en el bichón frisé pueden ser más necesarios que en otras razas en cuanto a frecuencia, ya que su pelaje tiende a ensuciarse con facilidad. No obstante, no se recomienda bañarlos demasiado si se puede evitar, para que no pierda la protección de su propia piel y pueda sufrir algún tipo de alergia. El baño debe realizase siempre con un champú específico para perros, porque solo así cuidarás correctamente de su piel.

Alimentación

Como ya hemos visto, el bichón frisé puede tener tendencia a padecer cálculos en la vejiga. Esto se produce principalmente por una alimentación con exceso de proteínas. Para evitarlo, apuesta siempre por una alimentación de calidad que cuide de su salud por dentro.

Ejercicio

El bichón frisé requiere más ejercicio que otros perros similares en cuanto a tamaño y características. Sin embargo, se adapta al ritmo de vida de sus propietarios, por lo que puede ser suficiente con un largo paseo al día para mantenerlo saludable y feliz. También es importante compartir con él momentos de juegos en casa y otros de cariño, porque es una raza muy apegada a su familia.

Educación

La educación del bichón frisé es por lo general muy sencilla, ya que se trata de un animal inteligente y con buena predisposición a la obediencia hacia su familia. La clave para conseguir que el bichón frisé adulto sea un perro equilibrado y obediente pasa por educarlo desde pequeño y hacerlo siempre premiando las conductas positivas. Manteniendo estos cuidados, será posible disfrutar de la mejor relación entre ambas partes.

Curiosidades del bichón frisé

Aquí tienes algunas curiosidades sobre el bichón frisé más allá de toda la información relevante sobre la raza.

  • El nombre frisé procede de una palabra francesa, frise, que significa rizado y hace referencia a su pelaje con tirabuzones.
  • Se cree que los primeros cruces de bichón frisé tuvieron lugar en el siglo XII entre la extinta raza barbet y los perros falderos de color blanco. De estos cruces salieron los caniches y también los barbichones, que serían los que dieron origen a las diversas tipologías de bichón actual.
  • El bichón frisé apenas pierde pelo, lo que hace que sea un animal recomendado para personas alérgicas. No obstante, siempre hay que realizar determinadas pruebas antes de tomar la decisión de adquirir un ejemplar, para evitar situaciones desagradables con la nueva mascota.
  • Son perros que no llevan bien la soledad, y en caso de pasar muchas horas solos en casa, pueden desarrollar conductas destructivas hacia el mobiliario y otros objetos, además de tener una elevada tendencia a ladrar, lo que podría resultar muy molesto para los vecinos.
  • Es un perro apropiado para personas inexpertas que nunca antes hayan tenido una mascota, puesto que es fácil de educar y adiestrar si se le presta la atención adecuada.

Si estás pensando en compartir tu vida con un ejemplar de esta raza, lo primero que debes hacer es contactar con criador reconocido y reputado, que te ofrezca todas las garantías de salud en el cachorro. Es importante que no adquieras un animal en una tienda de mascotas o a un particular, porque su procedencia es dudosa y porque así favoreces la cría indiscriminada de cachorros. Hazlo bien desde el principio para disfrutar de la mejor relación con tu nuevo mejor amigo.

Bichón Frise