Bergamasco


Características Vitales


Altura
56-60 cm
Peso
26-32kg, 32-38kg
Esperanza de Vida
13-15 años
Personalidad
Inteligente y pacífico.

Características de la Raza


Apariencia
Tamaño
Mediano
Pelaje
Rizo
Color
Negro, Marrón
Adaptabilidad
Se adapta bien a la vida de apartamento
Bueno para propietarios novatos
Tolera estar solo
Tolera el frío
Tolera el calor

El pastor de bergamasco es un perro muy peculiar en todos los sentidos. Para empezar, cuenta con unas características físicas destacables, pero es que además es toda una incógnita en cuanto a su origen. Se conoce que el bergamasco habitó la región de los Alpes italianos, pero no se sabe cuál es exactamente su origen. Recibe su nombre de los valles bergamascos de Lombardía, donde contó con mayor número de ejemplares.

No se trata de una raza excesivamente popular en el mundo, aunque sí se ha extendido por muchos países de Europa, y también se pueden encontrar algunos ejemplares en países americanos. Puede tener orígenes comunes con el Komondor, el Collie Barbudo, el Puli, El Pastor de Valeé, el Bobtail o el Pastor de Brie por el similar parecido entre todos ellos, aunque todo son suposiciones porque dada la antigüedad de la raza no se puede comprobar.

La función original de estos perros era la de pastorear, por lo que desde el principio vivieron junto a los humanos, realizando las tareas de cuidado de los rebaños. Los registros sobre estos conductores de ovejas en los valles bergamascos se remontan al año 1300, lo que puede dar una idea de la antigüedad de este animal, que ha llegado hasta nuestros días sin variar apenas sus características de raza.

A partir de 1890 la raza se fue definiendo, y la cría se volvió más selectiva de la mano del criador Paolo Cornaggia. Sin embargo, no fue hasta 1949 cuando se creó la asociación de amantes del pastor bergamasco, momento en que también se definió el estándar oficial de la raza.

En la actualidad, no es tan habitual encontrar ejemplares de bergamasco en sus funciones originales, aunque sí que es un perfecto animal de compañía para las familias, por lo que se encuentra en un buen lugar como mascota en toda clase de hogares.

Características del pastor bergamasco

El bergamasco se considera un perro de tamaño medio, aunque puede dar la sensación de ser más voluminoso debido a su estructura corporal y a su pelaje. El perfil de su cuerpo es cuadrado, y muestra un pecho amplio y bien formado, además de una proporción perfecta en todo el cuerpo.

Lo más llamativo del bergamasco, además de su estructura, es la gran cabeza y el peculiar pelaje que muestra. Estas dos características hacen que el animal parezca más grande de lo que es, aunque en el caso de la cabeza sí tiene un tamaño mayor en proporción al cuerpo. El hocico es pronunciado y cuadrado, y termina en una nariz de color negro bastante ancha. Posee además unos ojos grandes que siempre están alerta, aunque en ocasiones es difícil verlos debido al abundante pelaje. También puede ser difícil encontrar sus orejas, caídas a ambos lados de la cabeza, redondeadas y recubiertas de largo pelo.

Como buen pastor, debe mostrar un movimiento ágil y largo al trote, muy resistente. Además, puede mantenerse en carrera suave durante mucho tiempo, característica necesaria para los perros de pastoreo.

Tamaño del bergamasco

La altura aproximada del pastor de bergamasco es de 60 centímetros a la cruz en el caso de los machos, llegando las hembras a una altura aproximada de 56 centímetros. En cuanto al peso, en los machos se encuentra entre 32 y 38 kilogramos, y para las hembras se mantiene entre 26 y 32 kilogramos.

Pelaje del bergamasco

El pelaje del bergamasco es sin duda una de sus características más llamativas y atractivas. Es muy largo y se presenta en forma de mechones o cordones, y tiene la peculiaridad de cambiar de textura dependiendo de la parte del cuerpo. El pelo más suave del bergamasco aparece en su cabeza, en mechones que caen hasta cubrir los ojos. En el resto del cuerpo, la textura es áspera y dura, cumpliendo la función de proteger al animal en sus orígenes como pastor.

En cuanto al colorido, lo más habitual es que aparezca en una tonalidad gris, aunque puede mezclarse con manchas negras o blancas, o incluso diversas tonalidades de gris repartidas por el cuerpo. Se aceptan también los ejemplares negros o las manchas blancas siempre que no superen la quinta parte del total del pelaje del animal.

Comportamiento del bergamasco

El bergamasco es un perro que siempre está alerta. Además, muestra una gran inteligencia y mucha paciencia a la hora de tratar con otros individuos, ya sean humanos o del reino animal. Una de sus mayores ventajas es que suele ser un animal muy estable y equilibrado, además de tener gran facilidad para concentrarse en la actividad que está realizando. Todas estas cualidades resultaban perfectas cuando debía cumplir con la función de conducir o cuidar el rebaño, pero también son muy apreciadas para las familias que cuentan en la actualidad con ellos como mascotas.

Es raro encontrarse con un bergamasco agresivo por esa genética tranquila que muestran, aunque pueden ser buenos guardianes de una vivienda por su capacidad para estar atento a todo lo que ocurre a su alrededor. Esta capacidad se potencia porque son desconfiados con los extraños, pero casi nunca llegan a morder ante una presencia extraña, salvo que vean peligrar su integridad física o la de su familia.

Es un animal que necesita una buena socialización y educación desde cachorro, y haciéndolo bien, será muy amigable con otros perros o mascotas, además de llevarse bien con las personas y con los niños pequeños. Pueden ser buenos compañeros de aventuras de los niños, siempre que no sean demasiado pequeños como para que puedan hacerse daño mutuamente.

El bergamasco fue criado en sus orígenes para el mundo rural, aunque ha sabido adaptarse a la vida urbana perfectamente. Puede vivir sin problema en un piso de dimensiones más bien reducidas, siempre y cuando se les ofrezca la posibilidad de realizar todo el ejercicio necesario para mantenerse en un perfecto estado de salud.

Otra de las claves de esta raza, es que adapta su temperamento a la situación. Así, se mostrará atento, decidido, valiente y resistente en situaciones de trabajo, pero también cariñoso, divertido y paciente cuando se encuentre en familia.

Principales enfermedades del bergamasco

Al ser un perro destinado al campo en sus orígenes, el bergamasco es una raza rústica muy resistente, que apenas presenta problemas de salud y que no tiene asociada ninguna enfermedad de carácter genético. Lo más conveniente es revisar su pelaje con frecuencia para vigilar que no tenga parásitos o infecciones como hongos en las mucosas, y por lo general con eso será suficiente.

Cuidados básicos del bergamasco

El pastor de bergamasco requiere pocos cuidados en comparación con otras razas. Las atenciones básicas estarán especialmente dirigidas a su pelaje, además de por supuesto seguir las recomendaciones que puede requerir cualquier perro de otra raza. Las visitas al veterinario con frecuencia serán la mejor garantía de salud para el animal, además de mantener al día su cartilla de vacunaciones y desparasitaciones.

Cuidados del pelaje

El pelaje es la característica del bergamasco que más cuidados requiere. Los cepillados no son suficientes para que se mantenga en buenas condiciones, además, hay que separar cada mecho y estirarlo de forma independiente para evitar que se compacten, ensucien y deterioren con el tiempo. También se recomienda esquilarlos para evitar el exceso de pelo. Por otro lado, los baños no se recomiendan más allá de una o dos veces al año para que el pelaje se mantenga en buenas condiciones.

Ejercicio

Esta raza requiere una intensa actividad física diaria, más allá de largos paseos. Requiere juegos y carreras para estar equilibrado a nivel físico y mental. La ocupación en estos animales es vital para que no se sientan frustrados y puedan tener comportamientos indeseados.

Educación

El bergamasco es un perro muy dócil y fácil de educar y adiestrar en obediencia. No obstante, es necesario ofrecerle una educación correcta desde cachorro, para evitar posibles malos comportamientos con el perro adulto. Además, debería evitarse que pasen mucho tiempo solos o aburridos, porque podrían volverse destructivos o ladradores como consecuencia de la falta de ejercicio y atenciones.

El bergamasco es sin duda un gran compañero para cualquier persona. Solo es necesario comprenderlo y conocer sus necesidades para que la relación sea perfecta desde el primer momento.

Bergamasco