Cuidar a tu perro es una forma de mostrarle tu cariño, de hacerlo sentir bien y protegido. De la misma manera elegir un bozal es hacer lo mejor para que esté seguro.

Existen muchas circunstancias en los que es necesario el bozal, por lo que es necesario que esté acostumbrado a llevarlo sin que se altere o lo rechace. Además, recuerda que hay diferentes regulaciones que lo exigen.

¿Cómo elegir bozal para mi perro?

Para elegir un bozal lo primero que hay que considerar es que no le haga daño al canino. Esto implica que sea del tamaño y talla adecuado, para que no afecte su anatomía. Además, debe ser funcional para que cumpla su objetivo y no correr riesgos innecesarios.

Algunos bozales impiden que el perro pueda jadear, esta acción es importante para que pueda controlar su temperatura, así que solo deben ser usados por poco tiempo en situaciones supervisadas. Es preferible usar los que permiten el jadeo o incluso tomar agua, pero evitan la mordida.

Para cada forma de la cabeza hay un modelo adecuado, así puedes elegir el que cumpla, sin riesgos, su función.

¿Es necesario que lleven bozal?

Son muchas las circunstancias en las que es necesario el uso del bozal. Diferentes leyes y regulaciones lo dictaminan así de manera expresa.

  • Transporte público
  • Lugares de paseo público
  • Visitas al veterinario

También es necesario para perros que se consideran potencialmente peligrosos. De la misma manera debe usarse en aquéllos canes que han tenido reacciones agresivas.

Tipos de bozales

Entre los bozales más comunes están:

  1. De tubo: su nombre está referido a su forma. Puede fabricarse en diferentes materiales como:
    • nylon
    • cuero
    • telas
  2. De cesta: tiene presentaciones en:
    • cuero
    • plástico
    • metal

Existen otros modelos de bozales como los regulables, pero pueden ser poco efectivos, presentar problemas para ajustar y evitar que en efecto el perro pueda morder.

No quiero que coma cosas de la calle

El objetivo del bozal es la protección y la precaución para las personas, otros animales y también para el propio perro. Este dispositivo no debe afectar sus funciones vitales, por lo tanto se suele recomendar el bozal tipo cesta que le permite tomar agua, incluso comer.

Si existen circunstancias en que se debe evitar que coma, se puede usar el bozal de tubo que impide abrir el hocico, pero debe hacerse bajo las precauciones necesarias.

Bozal para que no ladre

En el caso de los ladridos, el bozal tipo tubo puede ser el más apropiado ya que impide que el perro abra el hocico. Sin embargo, existen diferentes recomendaciones y advertencias para este uso del bozal.

Existen múltiples motivos para que un perro ladre de modo continuo. El bozal más que una solución puede ser un detonante para agravar el problema.

Para casa

Algunas personas toman la decisión de colocar un bozal al perro cuando los dejan solos en casa. Esto lo hacen para evitar que muerdan los muebles u otras cosas. Este uso del bozal no es recomendable porque no resuelve el problema, lo puede hacer más grave e incluso terminar lastimado el perro.

Bozal de nylon

Es un bozal flexible que funciona muy bien para evitar que el perro muerda. Esto es porque no permite que abra el hocico. Pero por el mismo motivo impide que el perro pueda jadear algo vital para su temperatura. Lo recomendable es no usar por un tiempo prolongado.

¿Como puedo fabricar un bozal casero?

Si necesitas hacer un bozal casero puedes hacerlo. Elige la tela o también gasa. Haz un nudo de modo que quede un hueco en el medio del tamaño del ancho del hocico. El nudo debe estar hacia arriba, allí lo aprietas con el cuidado de no lastimarlo. Luego colócalo y ajústalo en la parte posterior de la cabeza.

0 Comentarios

Deja un Comentario