Son muchos los padres que, en busca de enseñar a sus hijos a respetar a las mascotas y ayudarles a crecer, deciden empezar adoptando los conocidos como peces para niños, que son aquellas especies cuyo cuidado es más sencillo y su apariencia es atractiva para ellos.

Es sabido por todos que los niños sienten especial predilección por los animales, por lo que los padres se empiezan a plantear cuál es la mejor opción para que desarrollen un vínculo con una mascota, en caso de no poder adoptar perros o gatos por problemas de espacio, falta de tiempo para un cuidado más completo que requieren por parte de toda la familia o de cualquier otra cuestión.

No obstante, se ha demostrado que los niños que crecen con animales, sean de la raza que sean, son más felices, responsables y sociables, por lo que existen alternativas para ofrecerles una mascota acorde a las necesidades tanto del niño como de los padres.

Peces para niños, la mejor alternativa para que tengan una mascota

Los peces para niños son la mejor opción para los más pequeños, ya que no necesitan un gran espacio y se pueden cuidar a un coste asequible.

Como sus cuidados, aunque deban llevarse de forma responsable, son sencillos y llevaderos para los peques, es la mejor forma de que comiencen a entender lo que supone tener a su cargo a un animal.

Tener una pecera o acuario en casa supone también un aspecto a tener en cuenta para su educación, ya que se trata de una forma de hacerle descubrir el ecosistema marino y entender cómo funciona, a pequeña escala, un entorno situado muy cerca de nosotros.

Evidentemente, el niño no será el único que se encargue de los cuidados de los peces, ya que se requieren ciertas tareas complejas, como el cambio de agua, que pueden venirle grandes; en cambio, para las labores cotidianas, los niños querrán llevar la batuta de sus mascotas y los padres deben dejarle esa responsabilidad para que desarrollen valores muy positivos en su crecimiento.

Estas mascotas acuáticas no son idóneas solo para niños, sino que se ofrecen en centros de rehabilitación o de personas de la tercera edad como medio para contribuir a su bienestar, a mejorar su autoconfianza y, por tanto, incrementar su autoestima.

Ventajas de adquirir peces para niños

A continuación, te ofrecemos las principales propiedades asociadas al cuidado de peces para niños:

  • No hacen ruido
  • No ensucian la casa
  • No necesitan adiestramiento
  • Su coste de mantenimiento es muy reducido comparado con otras razas
  • No requieren mucho espacio
  • Proporcionan tranquilidad

Estos son algunos de los beneficios más destacados de contar con peces para niños en casa, ya que suponen una verdadera ayuda en el crecimiento de los pequeños de la casa.

5 consejos para elegir

A la hora de escoger entre la gran variedad de razas de peces que existen, existen algunas instrucciones básicas para acertar:

  • Elige uno pequeño: para un niño, lo mejor es que te hagas con uno de los peces de agua dulce más pequeños del mercado, que requieren unos cuidados muy sencillos.
  • El acuario o pecera, que sea suficientemente grande: teniendo en cuenta las dimensiones del pez, tendrás que escoger el lugar donde viva, aportándole la suficiente libertad para que pueda moverse sin problemas (para que te hagas una idea, un pez de dos centímetros necesitará un acuario de unos cuatro litros de capacidad).
  • Sitúa el acuario en un lugar tranquilo: lejos de la luz del sol, con poco ruido y con una temperatura del agua controlada por termostato de entre 22 y 28ºC, son algunas de las cuestiones básicas en cuanto a la estructura en la que meterás al pez.
  • Productos de limpieza: un filtro del agua que evite la suciedad, un kit para mantener el pH o para proporcionar los niveles de co2 correctos son las instrucciones más precisas para mantener en perfecto estado a tu pez.
  • Alimentación: dándole de comer una vez al día y con la cantidad justa, el pez podrá mantenerse perfectamente. 

Ya conoces las razones por las que las mascotas perfectas son los peces para niños, una buena forma de acercarle al mundo animal con unos cuidados sencillos respecto a otras razas.

Si observas que el niño se maneja bien con estos animales, puede estar listo para pasar a la siguiente fase y cuidar de otros con cuidados más complejos.

Banner Content

0 Comments

Leave a Comment