Los acuarios son muy hermosos, además contemplarlos es muy relajante y placentero, es por eso que muchas personas los eligen para sus viviendas, bien sea en el interior y también en jardines y terrazas.

Los peces de agua fría tienen una enorme ventaja, se pueden tener a temperatura ambiente, además sirven para darle vida a los estanques en los jardines y otros ambientes al aire libre.

La temperatura ideal del agua para estos peces es de 20°C, pero puede estar desde 18°C hasta los 26°C.

Si te interesa el mundo de la acuariofilia y quieres saber cómo cuidar peces de agua fría, en este post te traemos toda la información, sigue leyendo.

 

 

¿Cómo debe ser el acuario de agua fría?

Los peces de agua fría son más sencillos de cuidar, pero necesitan una mayor cantidad de agua, es por eso que se recomienda adquirir un acuario lo más grande que el presupuesto y el espacio permitan.

Un acuario, para comenzar a criar peces de agua fría, debe ser de por lo menos 50 litros. Veamos qué debemos incluir:

  • Sustrato. Se trata de un material que se coloca en el fondo del acuario, sirve de elemento decorativo, pero también tiene una función importante en el aseo del acuario. Lo ideal es elegir uno con piedrecitas de medianas a pequeñas.
  • Decoración. Es importante incluir alguna planta natural y algún otro elemento especial para acuarios, en las tiendas especializadas hay muchas opciones.
  • Acondicionador para agua. Es un producto especial para añadir al agua del acuario y que la ponga en condiciones para recibir a los peces. Por ejemplo, para 50 litros de agua se añaden 12 ml de acondicionador.
  • Filtro de agua. Elegir un modelo que sea compacto, para que le reste el menor espacio posible a los peces y además que sea silencioso.
  • Iluminación. Es conveniente elegir un acuario con iluminación incorporada, esto permite disfrutar aún más la belleza del acuario.

Instalación del acuario de agua fría

Para hacer la instalación de un acuario de agua fría hay que tener mucha paciencia, ya que se toma 2 semanas para que el agua esté lista para recibir a los peces. Veamos:

  • Colocar los elementos dentro del acuario. Los acuarios suelen venir con el filtro incorporado, así que solo hay que añadir el sustrato al fondo, repartirlo uniformemente y colocar la decoración a nuestro gusto.
  • Llenado del acuario. El agua puede ser agua corriente del grifo, debe añadirse poco a poco para no mover la decoración ni el sustrato.
  • Acondicionamiento el agua. Colocar el acondicionador de agua dentro del acuario, utilizar un vasito medidor para asegurarnos de que sea la cantidad adecuada. Este producto se tarda 2 semanas en dejar el agua perfecta.
  • Prueba del agua. Una vez hayan trascurrido las 2 semanas, se debe comprobar que el agua está en óptimas condiciones. Para ello se deben utilizar las cintas especiales que están disponibles en las tiendas del ramo.

 

Instalación del acuario de agua fría

Incorporar los peces

Este paso es el más importante, ya que debe hacerse con cuidado y evitando que el cambio sea muy brusco. Debemos usar una bolsa plástica especial para el transporte de los peces y una malla:

  • Sacar el pez de del acuario donde se encuentre y colocarlo en la bolsa transparente.
  • Colocar la bolsa dentro del acuario nuevo, flotando, por unos 20 minutos aproximadamente. La idea es que el pez se habitúe poco a poco a la temperatura de su nuevo hogar.
  • Luego abrir la bolsa y sujetarla a un lado del acuario con una pinza, tomar una pequeña cantidad de agua del acuario, unos 20 cc, y colocarla dentro de la bolsa. Hacer esto cada 2 minutos, a lo largo de 20 minutos.
  • Luego de esto bajar la bolsa para permitir que el pez salga de ella y quede en su nuevo acuario.
  • Colocar alimento granulado para que el pez comience a alimentarse.

Especies recomendadas para los acuarios de agua fría

La elección de las especies que se van a colocar en el acuario de agua fría es muy importante y es necesario buscar asesoría profesional, ya que hay especies que son incompatibles con otras. Además, es necesario que todos los peces del acuario tengan los mismos requerimientos. Veamos algunos ejemplos de especies de peces de agua fría:

  • Goldfish. Se trata de una especie muy popular, debido a que es muy fácil de cuidar y además tiene un color muy vivo que luce muy hermoso. La desventaja del pez dorado, como también se le llama, es que es incompatible con otras especies, por lo que no se recomienda mezclarlo. Otra cosa es que no debe mantenerse en grupos pequeños, hay 2 opciones: solo o en grupos de más de 4 ejemplares, lo que amerita un acuario grande.
  • Galaxy. Es un pez muy llamativo y hermoso, son pequeñitos, miden hasta 1,5 cm. Sus colores cambian con su estado de ánimo, además de otros factores. Lo ideal es tener un banco de peces, para que ellos estén más a gusto, para lo cual se necesita un acuario de unos 100 litros aproximadamente.
  • Paraíso. Se trata de un pez muy colorido que además tiene un movimiento de aletas que a todos les encanta, por eso es elegido para muchos acuarios de agua fría. Sin embargo, el Pez Paraíso es muy territorial y puede ser agresivo con otros machos de su especie, por lo que se recomienda tener un solo macho por acuario y no mezclarlo con otras especies con aletas similares a las de él.
  • Barbo Arcoiris. Se trata de una especie muy resistente a los cambios en las condiciones del acuario, por lo que se recomienda para principiantes. Son peces pacíficos que les gusta vivir en cardumen. Lo ideal es colocar más de 8 ejemplares en un acuario que no necesita ser muy grande, unos 60 litros es suficiente.
  • Tetra de Buenos Aires. Esta especie es muy fácil de mantener, solo que no tiene un aspecto muy llamativo. Los tetra de Buenos Aires son plateados con aletas rojas, los machos las tienen de un color más intenso, las hembras tienen las aletas más bien rosadas.

0 Comentarios

Deja un Comentario