Ruiseñor

El ruiseñor es una especie de ave muy característica, conocida principalmente por su canto, que es muy apreciado entre los amantes de la avicultura. Aquí encontrarás toda la información necesaria sobre el pájaro ruiseñor.

Dando un paseo por jardines y parques, es muy probable que te hayas cruzado con algún ejemplar, el cual seguro que ha rehuido de tu presencia si has tratado de acercarte mucho.

Características del Ruiseñor

Se trata de una especie especialmente apreciada por el armónico canto que emiten. El ruiseñor común se suele encontrar en libertad, ya que no todos los ejemplares de esta raza pueden mantenerse en cautividad.

Suele presentar un plumaje de color pardo rojizo, el cual permite que se diferencie de razas de pájaros afines.

Al volar, se puede observar los tonos grises del interior de sus alas. Además, presenta también una parte blanca en la garganta. Su pico, que generalmente es del mismo color que sus plumas, cuenta con la mandíbula inferior de un tono más claro.

En cuanto al dimorfismo sexual del ruiseñor, se considera bastante complejo establecer una diferenciación a simple vista. No obstante, la hembra de ruiseñor suele presentar unos colores más apagados.

Esperanza de vida de un Ruiseñor

No se trata de un ave muy longeva, pudiendo alcanzar, de media, entre 9 y 12 años. En cautividad, los datos apuntan a una esperanza de vida algo menor debido a los cuidados insuficientes que se les proporciona, pudiendo llegar hasta los 5 años de edad. Por esto es sumamente imprescindible que se les preste las atenciones más específicas y adecuadas a sus necesidades.

Canto del Ruiseñor

El canto del ruiseñor es una de sus indudables señas de identidad, ya que siempre consigue un canto realmente armónico para deleite de los inquilinos de la casa en la que se encuentre.

Se pueden distinguir dos tipos de canto del ruiseñor común que emiten: durante el cortejo, se trata de un canto sonoro y potente, ya que puede escucharse con insistencia durante gran parte de la jornada; tras el apareamiento y, especialmente, a la llegada del verano, los sonidos bajan su intensidad, pero son más estables, con tonos suaves y melódicos.

Cabe destacar en esta raza que el macho es el encargado de instruir a sus crías en el noble arte del canto, tratando de repetir aquello que emiten sus progenitores para aprender y perfeccionar su técnica.

Con una alta variedad de notas que puede combinar, se le conoce como el mejor cantor dentro de las aves.

Ruiseñor común en cautividad

Hay que hacer en este punto una especial mención al hecho de que en muchos países criar ejemplares de esta variedad está controlado o, incluso, prohibido, por lo que lo mejor será que te informes del caso concreto del lugar en el que vives en materia de legislación sobre el ruiseñor común en cautividad.

En general, es posible tener un ejemplar en cautividad cuando está destinado a la reproducción o se cuenta con permisos especiales. Existen subfamilias, como el Ruiseñor del Japón, que si están aceptados como un ave doméstica.

Pájaro Ruiseñor: cuidados básicos

Como hemos visto anteriormente, el pájaro ruiseñor requiere unos cuidados específicos para poder subsistir como animal de compañía.

Jaulas para Ruiseñor

Tienes que saber que se trata de una especie que requiere una jaula grande en la que moverse con cierta libertad, que tenga además una forma cuadrada o rectangular. Los barrotes de las jaulas para ruiseñor no pueden superar los 0,5 mm de separación para evitar así la tentación de que metan la cabeza en ese hueco.

Debido a la actividad que suele desempeñar el pájaro ruiseñor, lo mejor es que le suministres perchas y juguetes con los que mantenerse entretenido en los ratos que está solo. En este sentido, es también conveniente que introduzcas un compañero de su raza con el que poder jugar dentro de la jaula.

Qué come un Ruiseñor

En libertad se alimenta, generalmente, de insectos blandos y de pequeño tamaño, como cucarachas, gusanos o arañas. Puedes dejárselos en el suelo de la jaula para que los capturen ellos mismos, debido al instinto que les permite conseguir ese objetivo.

Además de eso, pueden abastecerse de semillas y frutos, siempre pequeños y bien troceados, así como agua en cantidades importantes, que es un elemento fundamental en su alimentación.

Comportamiento del Ruiseñor

Debido a su carácter, notarás que al principio rehuyen de tu presencia. Armándote de grandes dosis de paciencia, podrás lograr ganarte su confianza con pequeños gestos frecuentes en los que le des a entender que vas a cuidarle. Con esta finalidad, puedes probar a acercarte cuando puedas y hablarle, para que así se habitúe a tu voz y compañía.

Aunque es cierto que su canto es bastante agradable, en ocasiones, muchos dueños de este tipo de aves lo notan algo pesado, por lo que tendrás que acostumbrarte a ello.

Como en su naturaleza está su carácter migratorio, tienes que tener en cuenta que no se adaptan muy bien a los climas fríos, por lo que debes procurarle siempre un ambiente cálido, como el que lograrían en caso de poder moverse de zona en caso de estar en libertad.

Reproducción del Ruiseñor

Al inicio de la primavera es el momento en que suele comenzar su época de reproducción.

La hembra es la encargada de construir el nido, en zonas discretas con poca altura. Suele poner entre 5 y 6 huevos, que incuba en un periodo de entre 20 y 25 días. Tras 12 días de vida, las crías ya están aptas para abandonar el nido.

La reproducción en cautividad requiere una cajita o caseta de madera, disponibles en cualquier tienda especializada en mascotas. Tras tres semanas, llega el momento de separar a las crías en jaulas o compartimentos independientes, donde podrás alimentarles a base de pasta de crías hasta que consideres que están capacitados para alimentarse de insectos.

Curiosidades del Ruiseñor

Existen muchas curiosidades del ruiseñor, entre las que destacan las siguientes:

  • En determinados países, se le atribuye una simbología de amor y en otros se asocia su mayor presencia con la llegada de la primavera.
  • En Niza (Francia) se conserva a su ruiseñor que ronda por su zona.
  • Chaikovski compuso su opus 10-2 inspirándose en esta especie.
  • John Keats escribió una oda sobre los ruiseñores.
  • En libertad, su principal peligro de muerte reside en los gatos, que suelen ser unos eficaces depredadores de esta especie, por lo que si convives también con un felino, no será conveniente que le dejes salir de la jaula.

Principales enfermedades del Ruiseñor

Entre las principales enfermedades del ruiseñor destacan la depresión, el resfriado, la diarrea, la epilepsia, el estreñimiento, obesidad, parásitos o posibles fracturas de sus extremidades que puedan afectar a su salud.

Ruiseñor