Los mosquitos son insectos muy molestos, además de transmitir enfermedades que pueden ser serias. Es por eso que las personas buscan la manera más eficaz de repelerlos o ahuyentarlos.

En el mercado existen muchos productos repelentes de mosquitos, sin embargo, lo mejor es usar sustancias naturales, las cuales resuelven el problema sin perjudicar la salud o el medio ambiente.

La cantidad de opciones naturales para repeler a los mosquitos es muy grande, hay para elegir, de acuerdo a la fragancia que nos agrade o el producto que sea más fácil de conseguir.

Los repelentes de mosquitos pueden ser de dos tipos: los que se usan para ahuyentarlos del ambiente y los que se usan en el cuerpo, de manera tópica, para evitar las picaduras.

Repelente de mosquitos casero

Los repelentes caseros para el ambiente son aquellos que se colocan en las estancias, en los jardines y patios, manteniendo alejados a los mosquitos. Veamos algunos ejemplos:

Repelente de limón y clavo

Un repelente natural muy económico y efectivo es el limón con clavos. Es muy sencillo de elaborar: Se corta el limón a la mitad y se insertan los clavos en la pulpa de la fruta. La mezcla de los dos olores y lo volátil del aroma del limón hace que el ambiente se torne desagradable para los mosquitos. Es muy útil en las habitaciones de la casa, en la cocina, pero no funciona mucho en espacios abiertos porque se disipa el olor.

Repelente de albahaca

El olor de la albahaca es repelente de mosquitos y es por eso que esta planta se utiliza para ahuyentarlos.

Una manera de hacer el repelente es cocinar un buen número de hojas de albahaca en un poco de agua, luego colocar la infusión en el área donde se quiere repeler los mosquitos y dejar que se impregne de los aromas.

Otro método es colocar hojas de albahaca en un recipiente con aceite y colocarlas en una fuente de calor, especialmente diseñada para ello. El aceite se impregna del aroma de la albahaca y el calor lo hará volátil para que impregne todo el ambiente.

Para los jardines y patios, lo ideal es sembrar albahaca con generosidad, esto repelerá los mosquitos permanentemente.

Repelente de eucalipto

El fuerte olor del eucalipto es también desagradable para los mosquitos. Un ramo de eucalipto en una olla de agua hirviendo es una manera de intensificar ese olor y utilizarlo para estar libre de esos molestos voladores. Luego de cocido el eucalipto, se puede colocar en un frasco con atomizador y esparcir en el ambiente, también se puede colocar en recipientes pequeños distribuidos por toda la habitación.

Otra manera de utilizar el eucalipto es en aceite, el aceite de eucalipto se puede colocar en una fuente de calor para que el aroma se intensifique o también se puede colocar en diversos puntos del espacio en pequeños recipientes.

El eucalipto sembrado es muy útil para repeler mosquitos en áreas abiertas, puede ser en macetas o en el suelo si es posible.

Inciensos

Los inciensos pueden venir en muchas presentaciones, una de las más populares son las varas que se encienden y expiden un olor intenso. Si se sabe elegir bien la fragancia, se puede usar como repelente de mosquitos al tiempo que perfuman el ambiente. Los aromas a lavanda, citronella, romero, laurel, limón y albahaca son muy efectivos para ahuyentar a los molestos mosquitos.

Repelentes de barrera

Una manera efectiva de librarse de los mosquitos es no dejarlos entrar a la casa. Esto puede lograrse con tejidos tipo malla que permiten el paso del aire y de la luz, pero no de los mosquitos.

Se pueden colocar en ventanas y puertas, para esto se usan mallas metálicas o de plástico que tienen la rigidez suficiente para quedar bien sujetas.

En las camas se pueden colocar telas tipo malla, que protegen a las personas mientras duermen.

Bolsa de agua

Un repelente muy económico y fácil de colocar es una bolsa de plástico transparente llena de agua hasta la mitad y colgada del techo o de una rama de un árbol. Este sencillo elemento tiene un efecto inmediato contra los mosquitos y moscas.

Trampa de mosquitos

Esta trampa se ha hecho muy popular por lo sencilla y efectiva que es. Para construirla se utiliza una botella vacía de plástico de las que vienen con alguna bebida gaseosa. Se corta justo al terminar el cuello de la botella y se coloca el pico hacia adentro. Dentro de la botella se pone algún líquido azucarado. Los mosquitos entran buscando el azúcar y luego no pueden salir.

Repelente casero de mosquitos para el cuerpo

Además de repeler los mosquitos del ambiente, es importante colocarse en el cuerpo algo que los ahuyente, de esa manera se asegura que no habrá picaduras.

Los repelentes de mosquitos corporales naturales tienen muchas ventajas, la principal es que no colocamos productos perjudiciales sobre el cuerpo y además la piel queda con un agradable perfume.

Veamos algunos de ellos:

Repelente de aceite y alcohol

Este repelente no solo mantiene a los mosquitos muy lejos, sino que además refresca la piel. Mezcla alcohol, del que se usa en el cajetín de primeros auxilios, y agrégale aceite esencial de limón, canela o albahaca, en una proporción 10 a 1, es decir a 50 ml de alcohol le colocas 5 ml de aceite. Debes moverlo vigorosamente antes de colocarlo en la piel y frotar un poco.

Repelente de lavanda

En una base de crema, sin aroma, se coloca aceite esencial de lavanda. Esta crema se usa para humectar la piel y, si se aplica con frecuencia, ayuda a ahuyentar a los mosquitos.

Repelente de naranja y almendras

En una crema corporal sin aroma, se colocan unas gotas de aceite de naranja y aceite de almendra. Esta combinación de olores es muy buena como repelente natural de mosquitos.

Repelente de manzanilla

Colocar un manojo de flores de manzanilla a hervir en una olla, luego se cuela y se deja enfriar. Reservar una porción de unos 50 ml. Esta agua se usa como enjuague final del baño. Luego, la porción que se reservó se coloca en un envase con atomizador para colocarse en las partes expuestas del cuerpo cada 2 horas.

Repelente de alcohol y clavos

En un recipiente con alcohol colocar suficientes clavos, de manera que el olor sea intenso. Dejar varias 24 horas, para que el líquido se impregne muy bien del aroma. Luego, se puede colocar en un atomizador o simplemente frotarlo en el cuerpo con las manos.

Repelente de aceite y eucalipto

En un frasco de vidrio colocar aceite mineral o cualquiera que pueda usarse en la piel, hasta 3 cuartos de su capacidad. Colocar varias hojas de eucalipto hasta llenar el frasco. Dejarlo un día completo sin abrir. Luego, colocar gotas de aceite en zonas estratégicas del cuerpo, de manera de adquirir el olor. No es necesario frotarse toda la piel, solo en una pequeña zona será suficiente.

Repelente de aceite y canela

En un envase de vidrio colocar aceite mineral hasta la mitad, luego terminar de llenar con astillas de canela. Agregar unas gotas de aceite esencial de canela para potenciar el aroma. Luego, este aceite se coloca en pequeñas porciones en la piel, de manera que la perfume.

Repelente de canela y otras especias

En una olla colocar medio litro de agua, poner al fuego y agregar canela en astillas, clavos, pimienta dulce y albahaca. Dejar hervir por 10 minutos y enfriar al ambiente. Cuando esté tibia se puede usar frotándose en el cuerpo, con un atomizador o en el cabello.

Repelente de tomillo

En un recipiente colocar aceite de bebé y tomillo, dejar macerar por unas horas y colocar en la piel. También se puede hervir en agua, dejar enfriar y colocar generosamente sobre el cuerpo, esta última opción es muy refrescante.

Repelente casero vinagre

El vinagre es la sustancia natural más popular para repeler mosquitos, debido a su fuerte olor que desagrada a estos voladores y a que se trata de un producto muy accesible y económico.

Con vinagre se pueden elaborar muchos repelentes caseros para los mosquitos, veamos:

Atomizador de vinagre

Elaborar una solución de agua con vinagre, mezclando medio litro de agua con 100 ml de vinagre blanco. Colocar esta solución en un envase con atomizador y esparcir por todo el ambiente donde se quieren ahuyentar los mosquitos. Es bueno atomizar mucho cerca de las ventanas y entrada de la estancia.

Limpiador con vinagre

Elaborar una solución a partes iguales de agua y vinagre y con ella humedecer un paño limpio. Proceder a limpiar con esto todas las superficies, por ejemplo, la encimera de la cocina, mesas, sillas, estantes, vitrinas. También es bueno limpiar las ventanas con esta solución.

Cortina de vinagre

Este repelente es muy efectivo para mantener a los mosquitos fuera de la casa. Tomar una tela de algodón u otra fibra absorbente y empaparla de vinagre sin diluir, luego se coloca en las ventanas en forma de cortinas. Esto servirá de barrera y los mosquitos permanecerán afuera.

Algodones con vinagre

Como una manera de que dure más el olor a vinagre en el sitio una buena idea es colocar unas gotas de cualquier aceite en una mota de algodón y luego un chorrito de vinagre, el aceite atrapa el olor del vinagre y el olor no se disipa tan rápido. Estas gotas se pueden colocar en toda el área, de manera que los mosquitos no aparezcan.

Consejos para usar el vinagre como repelente de mosquitos

  • Utilizar siempre vinagre blanco, del que se usa comúnmente en la cocina. Los otros tipos de vinagre como el vinagre de manzana o cualquier otro no son convenientes, ya que tienen un olor diferente.
  • Los repelentes con vinagre hay que reponerlos con frecuencia, ya que el olor se disipa a las varias horas. Es conveniente tener el vinagre a la mano para volver a aplicarlo 2 o 3 veces al día.
  • Usar guantes plásticos cada vez que vayas a usar vinagre, ya que el olor del vinagre, al ser tan fuerte, se queda impregnado en las manos.
  • El vinagre no debe caer en los ojos, debido a que, aunque no es peligroso, es un irritante ocular y molesta mucho. Si por accidente cae un poco de vinagre en el ojo, lo único que debe hacer es lavarse con abundante agua.

Vinagre para los mosquitos

El vinagre para los mosquitos es muy efectivo, ya que les produce un desagrado tal, que huyen. Utilizar vinagre como repelente tiene varias ventajas, veamos:

  • El vinagre es muy barato, es una sustancia que se usa comúnmente en la cocina y, por lo tanto, es accesible. No se requiere hacer una gran inversión o ir a una tienda especializada para obtener el vinagre. Podemos repeler a los mosquitos con una mínima inversión.
  • El vinagre es una sustancia orgánica, por lo tanto, es amigable con el medio ambiente. Con el vinagre no se contaminan los desagües ni se generan vapores que contaminen el aire. Si eres de las personas que se preocupan por tener un ambiente sano, entonces los repelentes a base de vinagre son para ti.
  • El vinagre es desinfectante, así que, al mismo tiempo que se hace un repelente de mosquitos natural, también se elabora un higienizador muy efectivo para el hogar. El vinagre es efectivo para limpiar alfombras y tapices, ayudando a evitar que acumulen hongos y malos olores, todo esto al tiempo que mantiene a los mosquitos muy lejos.
  • Otro uso del vinagre es en la limpieza del baño. El vinagre es útil para limpiar la grifería y dejarla brillante y libre de marcas de agua. En el inodoro también es bueno para limpiar y desinfectar. Además, después de una extensa limpieza con vinagre, los mosquitos no entrarán a tu baño.

Como ves, un repelente para los mosquitos no tiene que ser algo complicado o comprado en una tienda, se puede elaborar en casa usando elementos de uso doméstico. Lo más importante es que el repelente obtenido es natural y efectivo. Espero que esta información haya sido de utilidad.

 

0 Comentarios

Deja un Comentario