El oso polar es un mamífero de gran envergadura que habita la zona ártica. Es una especie de oso que ha evolucionado para adaptarse al frío extremo de esa zona del planeta.

Es un gran depredador, debido a su gran necesidad calórica, el oso polar consume grandes cantidades de carne de foca, principalmente, y también otros animales que se encuentran en el polo norte.

En las últimas décadas el oso polar ha visto disminuida su población, debido a diversos factores que vamos a ilustrar en este post, si quieres saber cuáles son estos factores, sigue leyendo.

¿Por qué está en peligro de extinción el oso polar?

La población actual de osos polares, tomando en cuenta todas las zonas donde habita, es de unos 25000 ejemplares. Si no se toman medidas efectivas, la población bajará a unos 6000 o 7000 ejemplares hacia el 2070 y si todavía no se resuelve el problema, la especie desaparecerá hacia el 2120. Veamos las principales razones por las que está en peligro de extinción:

Calentamiento global

Como es bien sabido, la temperatura del planeta tierra ha aumentado en las últimas décadas, esto ha provocado la disminución de la masa de hielo que forma el hábitat del oso polar.

Aunque el oso polar es un gran nadador y pasa una gran parte de su tiempo en el agua, es indispensable para él refugiarse en el hielo, por lo tanto, al disminuir el tamaño de las placas de hielo es afectado.

Una disminución de la placa de hielo afecta la consecución de alimento, la reproducción, el bienestar y la salud del oso polar.

Caza de osos polares

La caza de osos polares fue una práctica común y libre por mucho tiempo, eso mermó la población de esta especie de manera considerable. En los últimos años, se han hecho esfuerzos para prohibir la caza de los osos polares, sin embargo, en Rusia y Canadá siguen cazándolos, en algunos casos por razones económicas, culturales y turísticas.

Los osos polares son cazados para obtener su carne, piel y grasa, ya que son muy apreciados en algunos mercados. Sin embargo, para el planeta, perder una especie que forma parte del sistema ecológico es algo muy grave.

Contaminación

La contaminación ambiental afecta al hábitat y a los animales que forman parte de la dieta del oso polar. Por ejemplo, la industria petrolífera ha extendido sus operaciones hacia el norte, por lo que ha afectado a las focas y otros animales que se enferman o se intoxican, el oso polar al consumirlos afecta su sistema.

Por otra parte, los derrames petroleros los afectan directamente, contaminando su piel e intoxicándolos. Asimismo, sucede con las focas y otros animales que llegan incluso a morir después de un derrame de petróleo.

La actividad industrial se expande en el verano y gana terreno al hábitat de los osos polares, reduciendo el área donde los osos polares pueden desarrollarse.

Conflicto con los seres humanos

Cuando el hábitat del oso polar es reducido, estos animales comienzan a moverse hacia las zonas pobladas, lo cual suele ser fatal para los osos polares. Hay que recordar que el oso polar es un depredador y constituye un peligro para las personas, quienes toman medidas drásticas para defenderse.

Reproducción compleja

El oso polar se reproduce por medio de un complejo proceso, que incluye una inseminación suspendida en la que la hembra acumula grasa y busca un refugio para criar a sus cachorros. Las hembras dan a luz a una o dos crías y la amamantan durante varios meses.

Varios factores hacen que la reproducción de los osos polares sea poco productiva, las hembras fértiles son menos que los machos fértiles, por lo que 3 o 4 machos compiten por cada hembra. Además, cada hembra se preña cada 2 o 3 años. Otro factor es que comienzan a procrear hacia los 10 años de vida.

Por último, las crías nacen muy vulnerables, miden unos 30 centímetros, no tienen pelaje, son ciegos y no tienen casi ningún mecanismo de defensa.

¿Qué acciones son necesarias para salvar al oso polar?

  • Reducir el impacto ambiental. La industria petroquímica debe tomar acciones efectivas para reducir la afectación del ecosistema como consecuencia de sus actividades. Aspectos como los derrames petroleros, el alto tráfico de transporte marítimo y la contaminación por emisiones de gases, se pueden reducir o erradicar. De esta manera el hábitat del oso polar continuará ofreciéndole recursos para desarrollarse.
  • Reducir los conflictos con el ser humano. Las organizaciones que trabajan por la recuperación de las poblaciones de osos polares, trabajan con las comunidades para establecer acciones que reduzcan los conflictos entre osos y seres humanos. Por ejemplo, establecer un patrullaje que vigile las incursiones de osos polares en los poblados, una mejor iluminación, instalación de cercas eléctricas, el control de la comida almacenada y los depósitos de desperdicios, etcétera.
  • Monitoreo de las poblaciones. El número de osos polares que habitan el planeta siempre ha sido estimado, debido a las dificultades que implica monitorear a todas las poblaciones. Estas dificultades incluyen lo hostil del hábitat y el comportamiento de los osos polares. Sin embargo, es importante tener un número más cercano a la realidad para poder hacer estudios confiables que determinen acciones a tomar que sean efectivas para aumentar la población.
  • Erradicar la caza. Es muy importante formar alianzas y llegar a acuerdos en los cuales haya un compromiso para erradicar la caza de osos polares. Son necesarios controles, sanciones y multas que disuadan de esta práctica y, además la hagan poco rentable.
  • Proteger el hielo. En la actualidad, hay proyectos conducentes a preservar la masa de hielo del Ártico, para que la biodiversidad de este ecosistema perdure. Estas acciones benefician no solo a los osos polares sino a todas las especies que hacen vida en esa masa de hielo.

Como ves, la situación del oso polar es compleja y muy preocupante, para solucionarla es necesario trabajar con efectividad y rapidez, de manera que esta especie sobreviva por mucho tiempo. Espero que este post haya aclarado tus dudas.

0 Comentarios

Deja un Comentario