Si deseas criar estos animales bien sea como mascota o para la venta de la misma, es necesario que investigues las distintas razas de caracoles. Por lo tanto, tienes que saber que es un molusco gasterópodo, es decir no posee huesos ni esqueleto en su interior.

Existen caracoles herbívoros, omnívoros, dentrívoros, que pueden ser plagas para algunas áreas de siembras, otras razas de caracoles pueden usarse para el control de las mismas, por su condición de carnívoras; además otras especies pueden ser venenosas, donde dicha sustancia una vez procesada es usada como fármaco para los dolores en pacientes con cáncer y VIH.

El mundo de estos moluscos es amplio y diverso y cuando se trata de caracoles en cautiverio, lo ideal es que se tenga conocimiento de cómo acondicionar apropiadamente el espacio que será el hogar de estas especies tan peculiares y enigmáticas.

¿Cómo nacen los caracoles?

crias caracolLa mayoría de los caracoles se consideran hermafroditas con muy pocas excepciones, lo que implica que poseen tanto los órganos reproductivos femeninos como masculinos; sin embargo, necesitan aparearse entre ellos. No se recomienda que haya coito entre ellos tan seguido, porque este proceso es doloroso para esta especie, ya que previamente hay una especie de lucha entre ellos, hasta que haya uno que se rinda y ceda.

Los caracoles pueden poner entre 35 y 145 huevos por cada apareamiento, no todos serán enterrados en el mismo lugar, pueden estar dispersos por todo el terrario creado para ellos. Una vez ocurrida la fecundación, el tiempo de espera para la postura de los huevos pueden ser entre 8 y 22 días; por su parte para que los huevos maduren necesitan entre 2 y 5 semanas, todo va a depender de las condiciones del acuario, la tipología del molusco, entre otros factores.

Posteriormente al abrirse las cáscaras de manera irregular con los caracoles bebés, es importante no manipularlos con las manos, por la debilidad de su caparazón. Es vital tener en cuenta, que hay algunos caracoles que pueden comerse su propia cría, por tal razón, mientras los pequeños moluscos crecen, es mejor cambiar a los caracoles adultos a otros terrarios.

Casa para caracoles

Al momento de planificar la tenencia de estos moluscos, es necesario tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Comprar un terrario de al menos 16 litros, esto servirá para que el caracol tenga suficiente espacio para moverse.
  • Acondicione el lugar con tierra abonada, húmeda y con una profundidad de 6 cm como mínimo, cómprenla en los sitios destinados para ello; ya que otras tierras pueden estar contaminadas por pesticidas y otros productos químicos para plagas y las de tu jardín pudiese tener parásitos, entre otros.
  • Asegura una adecuada iluminación, ya que estos moluscos son nocturnos y de ambientes tenues. Si al tenerles en plena claridad, se mantendrán escondidos y seguramente la tierra perderá la humedad requerida.
  • Incluye dentro de su ambiente follaje para que el caracol se entretenga, puedes colocar troncos, palos, hojas, usan sus tentáculos para percibir obstáculos, ya que el sentido de la vista no los ayuda mucho.
  • Rocía todos los días su espacio para que se mantenga el ambiente húmedo con el que estos pequeños moluscos puedan sentirse cómodos.
  • Para la limpieza del terrario utiliza lombrices, ya que se encargan de comerse las heces del caracol.

Caracol como mascota

La crianza de los caracoles tiene orígenes tan antiguos como la humanidad, considerado un manjar en muchas gastronomías a nivel mundial, se reseña que los romanos tenían a los moluscos como su platillo predilecto, la crianza para tal fin tiene el nombre de helicicultura.

Por otra parte, también cumplen funciones de animales de compañía, teniendo un espacio apropiado para ello; allí se puede observar el comportamiento con sus similares, el cortejo, apareamiento, entre otros.

En países como Reino Unido maneja la cultura de crianza de caracoles con fines de competencia, aunque parezca increíble; además también se presume de técnicas para adiestrar a estos moluscos, algo que solo para los que tienen cultivada la virtud de la paciencia podrán lograrlo.

Sugerencias finales para la tenencia de caracoles

  • Evita a toda costa la crianza de caracoles de distintas especies, ya que esto puede complicar la adaptación en su vida en cautiverio, ya que los caracoles carnívoros no podrán convivir con las especies herbívoras.
  • En función de su tipología se sugiere tener la alimentación adecuada, la mayoría de los caracoles terrestres son herbívoros y omnívoros, pueden comer lo siguiente: naranja, durazno, papaya, pera, fresa, tomate, hongos, coles, carnes crudas sin aderezo, entre otras tantas opciones.
  • No olvidar que todos los caracoles requieren del calcio para poder fortalecer su cáscara, para ello podrás disponer en su terrario de piedras, fósiles, para que puedan nutrirse de este componente.
  • El ambiente idóneo para los caracoles, suele estar en su tierra húmeda, que la misma no descienda de un 63%, además tiene que venir con una óptima ventilación, para evitar que nazcan hongos en el terrario.
  • La temperatura no debe de ascender de los 20°C, ya que esto permitirá la cría de estos moluscos con mayor facilidad y tendrá mayor actividad al interactuar con su entorno.
  • Tiene que tener una óptima iluminación, no directamente del sol porque puede resecar la tierra y afectar la salud del caracol.

Se espera que la información aquí presente, pueda contribuir a que se tenga en cuenta todo lo que implica la tenencia de estos moluscos gasterópodos conocidos como caracoles. Puede que implique gastos importantes su adopción, teniendo en cuenta que hay que tener cuidado extremo con su entorno, para evitar que estas mascotas se enfermen, sus huevos pueden eclosionar, entre otras acciones para su cuidado y así ellas puedan vivir en un ambiente idóneo.

Si tu deseo es tener una granja con fines comerciales, entonces investiga la legislación de tu país sobre la helicicultura, ya que muchas especies de caracoles se encuentran en riesgo de extinción y no todos los moluscos son de uso gastronómico. Será necesario hacer un estudio de factibilidad para analizar todo lo que implica una inversión en esta área.

0 Comentarios

Deja un Comentario