En la inmensa variedad de especies que se agrupan bajo el nombre genérico de caracoles, resaltan por diferentes motivos algunos grupos de estos animales. Entre ellos hay que mencionar las caracolas marinas gigantes.

Tal como su nombre lo señalan, destacan por su gran tamaño, así como por su capacidad de proliferar la vida en agua salada. En general las caracolas se han convertido en animales que han logrado adaptarse a muchos ambientes y entornos, además, en grandes números de especies e individuos.

Su aspecto físico los hace inconfundible por su gran concha que llevan a todas partes como protección y resguardo, entre otras funciones. Además, muestra una variedad de tonos, colores y diseños en espiral, así como formas y protuberancias que le dan una identidad especial.

Esta concha de caracol es la que se suele usar como un instrumento musical. Para ello se sopla por el ápice abierto, que suele ser más amplio que en ejemplares de menor tamaño, y emite un sonido similar a una trompa.

Otra característica específica es la masa corporal flexible y esponjosa, que le permite diferentes movimientos en su mismo eje, y la capacidad para cobijarse en la concha.

Estos animales pertenecen a los moluscos gasterópodos, son invertebrados y algunas de sus especies están entre las más apetecidas de comer para muchas personas por su sabor, además de sus aportes nutricionales.

 

Datos sobre la caracola marina

Estos animales, cuya historia evolutiva se ubica en unos 600 millones de años. Su gran diversidad en este ambiente se debe a que su historia inició en aguas saladas. De allí y en el transcurso de millones de años, varias especies fueron haciendo los cambios para vivir en agua dulce, así como en tierra. Es de los moluscos más numerosos con la mitad de las especies de este grupo animal.

Casi todas las variedades de las caracolas marinas, aun cuando son muy amplias y por tanto diversas como especies, poseen branquias para realizar el proceso respiratorio en el que filtran el oxígeno del agua. También existen algunas especies que desarrollaron un pulmón. Lo que hace que su actividad se concentre en el lapso en que la marea está baja.

En otras especies ocurre que han desarrollado ambos sistemas respiratorios, es decir, caracolas que poseen branquias y un pulmón a la vez. Estas características permiten una variedad de opciones de vida en el agua, de allí que habiten desde aguas tropicales, templadas y han logrado también colonizar mares polares.

Caracolas marinasExisten diferentes tamaños de estos invertebrados, aunque algunos sobresalen por sus dimensiones. Entre estos se pueden mencionar Colus, Buccinum, Neptúnea, y Busycon (que pertenecen al orden Neogastropoda).

Algunas de las variedades de mayor tamaño se consiguen a profundidades de hasta 3000 m. Suelen ubicarse en los ambientes de lechos de consistencia más firme en el área determinada por el sublitoral. Por lo tanto, es inusual que estas especies se ubiquen por encima de las zonas que se exponen al cambio de la marea.

En el mundo de los caracoles también la dieta es muy variada, si bien los de tierra tienden a ser herbívoros, en los grupos marinos abundan los que optan por un menú carnívoro. Se alimentan de otros moluscos, así como de animales no solo vivos, sino que también lo hacen de animales muertos. Estos rasgos no impide que otras especies del mismo hábitat consumen algas, plancton, detritos y otros similares. Es muy factible que tengan mas de un modo de alimentarse.

Caracolas marinas de gran tamaño

Al considerar entre estos moluscos las diferentes dimensiones que se pueden conseguir, hay que referirse a un espécimen de Australia. Se trata del Syrinx aruanus, mejor conocido como trompeta australiano, o también es llamado trompeta falsa.

Pertenece a la familia Turbinellidae. Por sus grandes dimensiones se le considera una de las especies de mayor tamaño. De esta variedad de molusco se han medido ejemplares que llegan a los 91 cm. Ahora bien, el trompeta australiano no es solo un caracol de gran tamaño o de los más grandes, sino que también llega a tener un peso sobresaliente, al marcar hasta 18 kg. Son atributos de un gigante en este tipo de animal.

Caracolas marinas gigantesLas primeras referencias sobre el trompeta australiano están alrededor del 1681. Se deben a Filippo Bonanni, un erudito de la época que se dedicaba a varios campos de estudio, entre ellos anatomía, y realizó una de las primeras publicaciones en torno a conchas de mar. Allí hizo la descripción del espécimen.

Con el correr del tiempo ha habido diferentes evaluaciones y estudios para establecer de una manera precisa las diferentes categorías taxonómicas en las que se pueda ubicar. De hecho, fue hasta 1989 cuando se llevó a cabo un estudio detallado con este fin.

Su distribución se creía estaba confinada a Australia, sin embargo, se ha extendido a zonas cercanas como Papúa Nueva Guinea e Indonesia. Su alimentación está orientada dentro de los carnívoros, y de manera específica a ciertos gusanos anélidos. Estos tienen el tamaño adecuado para llenar el voraz apetito de este espécimen.

La concha suele tener una coloración similar a la de un amarillo cremoso muy claro. Hay poca información respecto a mayores detalles de su conducta, de su vida reproductiva, entre otros aspectos. Se conoce que en su etapa de crecimiento ocurren algunos cambios en su concha. Ya que la que posee en la etapa de juventud es sustituida por una definitiva en la adultez. Esta primera estructura, de acuerdo a testimonios de investigadores difiere mucho de la versión que será permanente.

0 Comentarios

Deja un Comentario