Se define realmente como una mordida producida por las forcípulas, también conocida como colmillos venenosos de la Escolopendra o también llamado ciempiés. Es una especie perteneciente a los artrópodos depredadores terrestres, que suele confundirse con los insectos, pero en realidad son miriápodos. Estos últimos se caracterizan por no experimentar metamorfosis, pero si restauración de sus cortezas, respiran a través de la tráquea, poseen un conjunto de pares de patas, entre otros.

Los artrópodos se caracterizan por alimentarse de otros ciempiés, alacranes, insectos como: grillos, saltamontes y hasta roedores como ratones pequeños.

Los hábitats de estos artrópodos pueden ser: bosques tropicales, desiertos, sabanas, campos, tundras, áreas marítimas, selvas, media montañas, entre otros.  Se puede apreciar que esta especie puede encontrarse a nivel mundial con excepciones de zonas polares, tales como la Antártida o en el Ártico por sus bajas temperaturas.

En Europa, específicamente España, hay zonas de mayor vulnerabilidad de escolopendra picadura porque yace más de estos ciempiés, esas ciudades son: Galicia, Andalucía, Madrid, Barcelona, Asturias, entre otras. No obstante, en Suramérica también se les puede hallar, en países como Venezuela, Chile, Brasil, Uruguay, México, Argentina.

Escolopendra veneno

La sustancia proviene de una glándula ubicada cerca de las pinzas con las que ataca, utilizadas para inmovilizar y capturar a su objetivo. Escolopendra veneno de acuerdo a diversos análisis realizados está compuesto de hialuronidasas, acetilcolina, péptidos, aminas, serotonina, esterasas, proteínas, enzimas, histamina, con efectos altamente tóxicos.

Escolopendra veneno interviene en el sistema nervioso, causando parálisis en los insectos y con respecto a los vertebrados la sustancia tóxica afecta el área muscular, las vías respiratorias y la frecuencia cardiaca, etcétera.

Los rasgos en los humanos a raíz de la escolopendra picadura, empieza por la piel enrojecida originando dermatitis, inflamación, pequeños brotes de venas, dolor. En caso más extremos puede haber cefaleas (dolores de cabeza), problemas respiratorios, crisis convulsivas, hipertensión aguda ansiedad, aturdimientos, insuficiencia cardiaca y aunque no sea ampliamente conocido hasta la muerte, en países como Venezuela, Las Islas Rodríguez y Tailandia se registraron algunos decesos.

 

¿Qué hacer ante una escolopendra picadura?

  • Mantener la calma, ante todo.
  • Evitar matar al ciempiés y guardarlo en un frasco de vidrio, ya que servirá para identificar su tipología y a su vez tomar la decisión de cuál antídoto o tratamiento aplicar es el más adecuado.
  • Inmovilizar la zona afectada.
  • Aplicar compresas frías sobre el área inflamada
  • Emplear el uso de pomadas que preferiblemente contenga antihistamínicos, corticoides, y a su vez analgésicos que van a contribuir a mitigar el dolor e inflamación
  • Con previa evaluación médica aplicar los tratamientos que correspondan.
  • En caso de no haber evolución, considerar una reevaluación por parte del médico tratante.
  • Evitar la automedicación.

Antídoto y tratamiento para la escolopendra picadura

Después de varios estudios, se determinó el elemento tóxico del veneno llamado Ss Tx (por sus siglas en inglés) como Toxina Terrible del Escolopendra.

Al no poseer antídoto para ello, de acuerdo a ensayos clínicos demostrables, se evidenció que la Retigabina (prescrito para crisis convulsivas) inhibe los efectos causados por la escolopendra picadura, restituyendo la funcionalidad al organismo afectado.

Por otra parte, se han hecho estudios que dicen que el antídoto para la picadura de alacranes podría funcionar para estos casos; no obstante, no es determinante. Por otra parte, en algunos países, para los casos de escolopendra picadura, el tratamiento se ha basado en la asepsia de las heridas con yodo, tratamiento intravenoso con hidrocortisona, analgésico antiinflamatorio y Ringer lactato. El tratamiento también dependerá de las patologías preexistentes del paciente y la evaluación del médico tratante.

Datos curiosos sobre la escolopendra picadura

  • En realidad, es una mordida, ya que lo que posee la escolopendra son tenazas.
  • Se han hechos estudios mediante el cual, usando los anticuerpos de huevos de gallina, funciona como terapia tratante para la escolopendra picadura con resultados favorables.
  • Al atacar con sus colmillos, la mordida se percibe como el pinchazo de la inyección que comúnmente conocemos, dejando como huella dos punticos con rastros de sangre o sin ella.
  • Existen aproximadamente más de 3.333 especies de escolopendra o ciempiés, siendo “Escolopendromorfos” la protagonista de los impases de mordedura con los humanos.
  • Los hospitales y centros de salud normalmente no reportan casos de escolopendra picadura por percibirlos de manera benevolente.
  • Los ciempiés o escolopendra están alertas mediante las vibraciones del suelo, analizan el objetivo a cazar, tomando en cuenta la distancia y el tamaño de la presa.
  • Cuando tienen identificado a su insecto u otra especie se balancean con toda rapidez e inmediatamente inoculan el veneno por sus forcípulas o colmillos para luego comerlas.
  • En la sustancia venenosa se han hallado elementos altamente tóxicos.
  • Los ciempiés o escolopendra son miriápodos muy belicosos y solitarios. Al coincidir con otro, comenzaría una batalla campal a muerte y el derrotado sería devorado por escolopendra ganador.

Medidas de prevención para la escolopendra picadura

  • Si se va a pernoctar en áreas verdes durante la noche es menester revisar la ropa, zapatos y colchonetas.
  • Durante las noches de verano evitar caminar descalzo por los jardines y campos, ya que es una época donde los ciempiés aparecen con mayor frecuencia.
  • Si algún ciempiés o escolopendra yace sobre la ropa o piel, evitar golpearle con la mano, cuidadosamente hay que trasladarlo a un recipiente usando cualquier otra herramienta para evitar su ataque.
  • Cuando se vean rocas huecas o al movilizar piedras absténgase de meter la mano.

Es importante tener en cuenta la creación de las normalizaciones en los protocolos médicos, para el adecuado tratamiento de la escolopendra picadura o mordedura del ciempiés. Teniendo como modelo los protocolos sobre picaduras de alacranes, con la finalidad de dar la mejor orientación en el manejo, tratamiento e higiene para los pacientes afectados de la picadura del ciempiés o escolopendra.

Para finalizar, es indispensable ante la escolopendra picadura evitar la automedicación, para impedir complicaciones derivadas de la mordedura y así obtener el tratamiento adecuado. Por otra parte, al conservar al ciempiés después del evento, ayudará a identificar su tipología y especie para aplicar el suero apropiado e inhibir el veneno en el organismo.

Se espera que haya sido de su agrado la información suministrada en éste artículo.

 

0 Comentarios

Deja un Comentario