Los elefantes son animales fascinantes, con muchas características curiosas que vale la pena estudiar. Su gran tamaño, su inteligencia, su prodigiosa memoria y los mitos alrededor de él, son aspectos que siempre han llamado la atención de las personas.

Si quieres saber cómo es el elefante, en este post tenemos información relevante que seguro te servirá, sigue leyendo.

Géneros de elefantes

Existen dos géneros de elefantes, los africanos y los asiáticos, con importantes diferencias a nivel físico, veamos:

Elefante africano

  • Se trata del mamífero terrestre más grande del mundo, puede llegar a medir 4 metros, aunque es más común que midan 3,5 mts de altura a la cruz. Su peso es también generoso, unos 7000 kgrs. Tienen un cuerpo voluminoso, con patas cortas y gruesas.
  • Las orejas son amplias, le tocan los hombros y las usan para enfriarse, ya que viven en una zona de muy altas temperaturas.
  • La forma del lomo del elefante africano tiene su punto más alto en los hombros, dándole una apariencia de mucha fortaleza.
  • Todos los elefantes africanos, machos y hembras, tienen colmillos.
  • En las patas delanteras pueden tener 4 o 5 dedos, y en las traseras solo 3.

Elefante asiático

  • El elefante asiático es más pequeño que el africano, su altura a la cruz es unos 2 metros y su peso 5000 kgrs aproximadamente. Aun así, este género es un animal corpulento y majestuoso.
  • Las orejas del elefante asiático son pequeñas si las comparamos con el africano, además tienen forma redondeadas.
  • El lomo del elefante asiático es arqueado y tiene el punto más alto en el centro del mismo.
  • Otra característica que resalta en esta especie es que las hembras no tienen colmillos.
  • Tiene 5 dedos en las patas delanteras y cuatro en las traseras, diferenciándose en esa característica de los elefantes africanos.

Curiosidades de los elefantes

  • Pasan el día comiendo. Los elefantes son herbívoros, pero con ese cuerpo tan voluminoso necesitan muchos nutrientes para funcionar. Es por ello que pastan unas 18 horas al día, en las cuales ingieren más de 200 kgrs de comida. También beben mucha agua, unos 200 litros. Comer les lleva mucho tiempo, ya que deben caminar grandes distancias para localizar su alimento, así que les queda poco tiempo para dormir, unas dos horas nada más.
  • Orejas únicas. Las orejas de cada elefante son diferentes, por lo que funcionan como las huellas dactilares en los humanos. A los estudiosos les sirve esta característica para reconocer a los individuos a través del tiempo.
  • Trompa. La trompa está formada por el labio superior y la nariz, por medio de ella succionan agua para beber, para refrescarse y también les sirve para comunicarse. La trompa del elefante tiene capacidad para unos 12 litros de agua.
  • Inteligentes. Siempre se ha dicho que los elefantes son muy inteligentes y, en algún tiempo se pensó que era un mito, sin embargo, los científicos han demostrado que es cierto. Los elefantes tienen una gran capacidad de aprendizaje, debido a que nacen con el cerebro a 35% de desarrollo. Se han detectado conductas cognitivas importantes, además que experimentan duelo, agradecimiento y empatía.
  • Buena memoria. La memoria de elefante se debe a su hipocampo muy desarrollado, que le permite conectar la memoria con las emociones. Es por ello que los elefantes nunca olvidan un evento, y recuerdan a las personas, tanto las que los han dañado como las que lo han ayudado.
  • Reconocerse en el espejo. Estudios científicos han demostrado que los elefantes se reconocen en el espejo, y además tienen conciencia de sí mismos, siendo esto una señal de gran evolución de esta especie.
  • Piel. La piel de los elefantes es gris, cuando luce marrón es porque está cubierta de barro o tierra. Los elefantes se cubren de esa manera para protegerse del sol y los agentes ambientales que pueden ser muy hostiles en su hábitat. Las arrugas de la piel del elefante le sirven para retener la humedad y refrescar su piel en la época de mayor temperatura, ellos se lanzan agua y pequeñas cantidades quedan atrapadas en las arrugas, retrasando el secado.
  • Matriarcado. Los elefantes se agrupan en manadas de unos 20 individuos, los cuales son liderados por la hembra más longeva. Aunque los elefantes machos también forman grupos de solteros.
  • Gestación. La gestación del elefante es de 22 meses, la cual es la más larga entre los mamíferos. La hembra elefante da a luz una sola cría cada vez, en un parto que dura solo 15 minutos. La madre elefante es asistida por una o dos elefantes hembras, que se desempeñan como parteras, lo cual es una señal de un comportamiento social avanzado.
  • Reproducción. Cada hembra tiene una cría cada 4 o 5 años y a lo largo de su vida puede tener unos 10 hijos. El macho debe ganarse el derecho a copular con la hembra, por lo que lucha con los otros miembros de su manada, es por eso que los más jóvenes no tienen oportunidad, hasta que ganan corpulencia hacia la mitad de la vida. Además, deben ganarse la voluntad de la hembra, la cual huye de él, hasta que finalmente accede.
  • Crianza. Las madres elefantes amamantan a sus crías unos 4 o 5 años, a eso se debe el espacio entre un embarazo y otro, ya que la madre se entrega a la crianza de su cría y no recibe a ningún macho.
  • Must. El must es un fenómeno biológico que experimentan los elefantes machos, generalmente en invierno. Se trata de una agresividad inusual, acompañada de un aumento en la testosterona. Cuando el elefante está en ese estado, ataca a otros machos e incluso a las hembras.
  • Rodillas. Es el único mamífero con 4 rodillas, una en cada extremidad. Las patas les sirven para captar las vibraciones en el suelo y les permiten saber dónde hay agua, otros elefantes y también a detectar terremotos.
  • Esperanza de vida. Los elefantes viven una media de 70 años.

Los elefantes son animales maravillosos, que juegan un importante rol en la naturaleza y que vale la pena conservar y proteger, ya que están en peligro de extinción. Espero que te haya gustado el post.

0 Comentarios

Deja un Comentario