La miel es un producto natural con muchas propiedades: es un hidratante natural, ayuda a curar las quemaduras del sol, es útil para las personas asmáticas, es desinflamatorio, y tiene muchos otros beneficios.

Se dice que tomar una cucharada de miel de abejas todos los días ayuda a reducir el colesterol, mejora la calidad del sueño, fortalece el corazón, optimiza la memoria, mejora la piel, reduce los problemas intestinales y es muy nutritiva.

Además de todo eso es muy sabrosa, sirve para endulzar los postres y nunca se daña. Con todas estas bondades muchas personas no saben cómo hacen la miel las abejas.

En este post, vamos a describir todo el proceso que ocurre en el panal de abejas y fuera de él, para que el resultado sea ese líquido dorado maravilloso. Si quieres saber cómo es, sigue leyendo.

Fabricación de la miel de abejas

La miel la fabrican las abejas de manera natural y por instinto, realizando un trabajo en equipo muy bien coordinado.

Las abejas están organizadas en colmenas. Los panales de abejas están formados por una estructura hecha de cera, con forma de celdas y las abejas que la conforman, organizadas con una jerarquía particular: la abeja reina, los zánganos y las obreras.

Recolección del néctar

La primera parte del proceso de producción de la miel es la extracción del néctar de las flores. Esto lo hace las obreras.

Las obreras pecoreadoras salen fuera del panal a explorar el ambiente y localizar flores que puedan servir para extraer néctar. El néctar es un líquido que se encuentra dentro de la flor y que contiene azúcar. Las obreras succionan este líquido y lo guardan en su buche mielero, el cual es un receptáculo que le permite almacenar este líquido sin digerirlo.

Cuando el buche mielero se llena, la abeja regresa al panal y les avisa a sus compañeras que consiguió una fuente de néctar.

Recolección del néctar

 

 

 

 

 

 

Desecación del néctar

Una vez que la abeja llega al panal con el néctar, éste debe pasar por un proceso en el cual pierde aproximadamente el 70% de su humedad.  Esto lo hacen las abejas pasando el néctar de boca en boca hasta que queda lo suficientemente seco para entrar en las celdas.

Una vez que están en las celdas, las abejas encargadas de este proceso lo airean con las alas, para que pierdan todavía más humedad. Cuando el líquido consigue esa consistencia pegajosa que todos conocemos, entonces ya se puede llamar miel. La abeja sella la celda con cera para que quede resguardada.

Desecación del néctar

Ciclo completo

Luego de que la abeja obrera pecoreadora entregó el néctar a su compañera, se limpia y acicala para estar lista para otra recolección. Estas abejas hacen su trabajo sin parar y con mucha eficiencia.

Las abejas encargadas de regurgitar el néctar, también lo hacen en ciclos, entregan el néctar y toman el siguiente, para hacer lo mismo. De esta manera procesan líquido una y otra vez, todos los días.

Las abejas hacen mucha más miel de la que necesitan y es por ello que los seres humanos podemos servirnos de ella sin afectar al panal.

La miel es la comida de las abejas y también les sirve para mantener la temperatura de la colmena en la época de frío. Además de eso, cuando las abejas están recolectando el néctar de las flores participan en la polinización de ellas. Sin las abejas muchas especies de plantas no podrían reproducirse.

Ciclo completo producción de la miel

Curiosidades de la producción de la miel de abejas

Ahora que ya sabes cómo se hace la miel de abejas, vamos a hablar de las curiosidades de su producción:

  • Las abejas obreras pecoreadoras pasan 21 días de sus vidas recolectando néctar de las flores y en todo ese tiempo solo fabrican una cucharadita de miel.
  • Un panal de abejas puede estar formado por unas 30 mil a 50 mil abejas.
  • Las abejas se alimentan del mismo néctar que recolectan, pasando un poco del estómago mielero al estómago de comer. Cuando es invierno y las abejas se encierran en el panal, entonces sí se alimentan de miel.
  • La miel de las abejas no se pudre, se han encontrado porciones de miel con miles de años de antigüedad y está intacta. Esto se debe al alto contenido en azúcar y la baja humedad, aproximadamente un 17% que no permite que se fermente.
  • La jalea real es un producto especial que las abejas reservan para las reinas, esto hace que vivan más tiempo y que sean fértiles. Las demás abejas son alimentadas con polen que tiene la propiedad de atrofiar sus órganos sexuales.

Proceso industrial para a producción de la mielProceso industrial para la producción de la miel

La producción de la miel la hacen las abejas, como ya hemos visto, pero para que este producto llegue a los hogares en un envase apropiado, pasa por un proceso que requiere varias etapas:

  • Lo primero es la recolección de la miel del panal, para esto el apicultor recolecta los panales y con un instrumento especialmente diseñado le quita la cera que tapa las celdas.
  • Luego, los panales son introducidos en unas máquinas centrifugas que le extraen toda la miel y la recolectan en un contenedor.
  • Después del centrifugado, el apicultor debe retirar las partículas extrañas que pueda contener la miel. Cuando esté limpia comienza el proceso de maduración, para ello la miel se deja reposar por un tiempo determinado.
  • Terminado el proceso de maduración, la miel está lista para entrar al pasteurizado y homogeneizado, los cuales son las etapas finales del proceso.
  • Una vez realizado esto, la miel está lista para ser envasada y etiquetada.
  • Durante todo el proceso descrito, el control de calidad es muy importante. En cada etapa, se toman muestras para analizar y evaluar la calidad de la miel. Los niveles de humedad deben estar en el rango perfecto, así como los componentes y demás características del producto.

Como podemos ver, la miel es un producto excepcional, con muchas propiedades beneficiosas para el consumo humano, su proceso de producción es fascinante y digna de conocerse.

 

0 Comentarios

Deja un Comentario