En el reino animal hay especies como las jirafas que destacan por sus movimientos elegantes, su belleza y su carácter tranquilo, casi siempre. Como especie silvestre hay muchos datos sobre su vida que no se conocen, al igual que también despiertan la curiosidad de las personas respecto a sus diferentes hábitos.

La vida de descanso de estos mamíferos inmensos y nobles es algo que parece no observarse mucho, parece que siempre están en movimiento, corriendo o alimentándose. Sin embargo, como todo ser vivo necesitan descansar y aquí te contamos más sobre este aspecto de las jirafas.

Datos que debes conocer de las jirafas

Se trata de animales adorables, son parte de la historia que recuerda o atestigua la megafauna que en algún momento dominaba el planeta.

Es el mamífero de mayor altura con sus 5 a 6 metros que alcanzan, en promedio, en su etapa adulta. Suele ser el macho de un tamaño un poco mayor que la hembra. También es un animal de un peso importante. Las hembras están próximas a los 1200 kilogramos, mientras que los machos alcanzan los 1900 kilogramos

Hasta hace un tiempo estaban ampliamente distribuida por toda África, aunque su número ha disminuido. Suelen reunirse en grupos, pero no forman propiamente manadas tan cerradas o unidas como las de los elefantes.

El tiempo de gestación es prolongado puede ubicarse entre 400 a 460 días. La llegada al mundo de la cría, que casi siempre es una sola, es un poco áspera, ya que es una caída desde la altura de cerca de dos metros, porque la hembra da a luz en pie. En ese momento, los cuernos son flexibles, lo que evita que se lastime la cabeza. Con el transcurso del tiempo se harán más firmes en el cráneo. Al nacer están envueltas en una bolsa que ayuda a protegerlas también de la caída.

Al nacer miden más de un metro, llegando al metro ochenta centímetros. Les toma cerca de una hora ponerse en pie y en pocas horas ya puede correr con su madre. El periodo de lactancia puede extenderse por un año, aunque ya desde los dos meses es capaz también de ingerir vegetación.

La lengua es otra característica llamativa de estos animales. Posee un particular color purpura en tono oscuro, es prensil, es decir le permite sujetar con fuerza y se apoya en sus 50 centímetros de longitud. Este órgano les sirve de ayuda en su proceso de alimentación. También se estima que ese color se relaciona con protección ante la luz solar en el ardor del clima.

Las manchas en su piel es otra cualidad que tiene diferentes funcionalidades. La más evidente es que le sirve como una manera de mantenerse alejada de la vista de los depredadores como camuflaje. Por otra parte, también se considera que estas placas en su piel le permiten mantener control sobre su propia temperatura, algo muy necesario en el ambiente donde habitan.

En qué posición duermen las jirafas

Una pista clara sobre cómo duermen las jirafas es la de la posición que asumen para dar a luz. Es decir, lo hacen en pie. Esto puede parecer una manera muy poco adecuada para lograr un descanso, más aún en un animal que ha evolucionado en un territorio tan retador como las sabanas africanas.

Hay varias perspectivas al respecto de este comportamiento, pero de hecho no es una costumbre única solo en estos animales. Otros mamíferos como los caballos, ovejas, vacas, entre otros también descansan de la misma manera.

Para lograr sostenerse, hace uso de la fuerza de músculos y tendones, además que tiene la capacidad de bloquear o contener sus articulaciones, por lo que no se doblan mientras descansa, sin tener que aplicar una fuerza de manera constante. Es un mecanismo funcional.

En el caso de las jirafas hay que considerar que, para este animal, con las dimensiones de sus extremidades, su peso y tamaño, estar en una posición totalmente acostada en el piso sería poco eficiente para reaccionar si es atacada por un depredador. Le tomaría mucho tiempo ponerse en pie, y poder correr.

De hecho, se puede observar que su maniobrabilidad en ciertas actividades cotidianas es pesada y torpe. Por ejemplo, al tomar agua extiende mucho sus patas traseras, mientras que las delanteras las cruza para inclinarse lo suficiente. Esto se debe a que el cuello no posee el largo necesario para acercarse a las fuentes de agua.

Con estas características no es de extrañar que este mamífero no tome agua a diario, sino de manera eventual. Sus necesidades de humedad los sustrae de su alimentación.

Esta forma de dormir ocurre con los adultos, en tanto que las crías, durante un tiempo si duermen en el piso. Para ello doblan las patas, pero en vez de extender el cuello y la cabeza hacia adelante, la doblan sobre el cuerpo y se recuesta sobre la parte trasera.

Curiosidades sobre el descanso de las jirafas

El proceso de descanso de las jirafas es diferente al de otros animales, en relación también a la postura en que lo hacen. Por supuesto, es necesario que lo hagan solo que requieren un tiempo menor para que sus procesos biológicos y químicos se efectúen.

Las jirafas no tienen largos periodos de sueño, sino que realizan cortas sesiones de alrededor de unos 10 a 15 minutos. Suman varias hasta lograr dormir un periodo de alrededor de dos horas. Puede parecer una insuficiente cantidad de tiempo, más aún si se considera sus grandes dimensiones. Además, de ser un animal que alcanza velocidad de 60 km/hora, que suele recorrer grandes extensiones de territorio.

A pesar de todas estas características, esta cantidad de descanso es adecuada ya que alcanza con facilidad la etapa de sueño profundo. Ahora bien, entran y salen con facilidad en esta etapa, por lo que es muy común que muevan sus orejas, o incluso tengan los ojos entreabiertos para estar alertas de lo que pasa a su alrededor.

En algunos grupos, en particular en quienes están en cautiverio pueden dormir hasta por alrededor de las 4 horas y media. Es probable, que esto se deba a que asimilan estar menos expuestos a los riesgos de la depredación.

0 Comentarios

Deja un Comentario