Los cerdos vietnamitas son considerados mascotas desde hace muy poco tiempo, se trata de un tipo de cerdo que originalmente era usado para ensayos de laboratorio y que por motivos prácticos se criaba para ser de pequeño tamaño. En algún momento el cerdo vietnamita pasó a los hogares para convertirse en mascota.

Se trata de un animal con muchas cualidades para vivir con una familia, sin embargo, el cerdo vietnamita mascota también tiene necesidades particulares que hay que tomar en cuenta.

Si quieres recibir a un cerdo vietnamita como mascota y requieres información, este post es para ti, si solo tienes curiosidad por este animal, también sigue leyendo.

Características del cerdo vietnamita mascota

Estos cerdos tienen varios nombres: cerdo miniatura, tacita de té, minipig, entre otros, se trata de un cerdo con la forma del cerdo común, pero de menor tamaño. En general, para considerarse un cerdo miniatura el ejemplar no debe sobrepasar las 20 pulgadas de altura, es decir, los 50,8 cm., y el peso no debe pasar de 6 kg.

Los cerdos vietnamitas mascotas tienen muy buen carácter, son dóciles, cariñosos y tranquilos. Debido a eso se adaptan fácilmente a la vida familiar, no es necesario tenerlos aislados o amarrados, ya que no son agresivos ni intensos en sus conductas.

También son animales muy inteligentes, los cerdos vietnamitas mascotas se pueden entrenar con rapidez y facilidad. Aprenden a hacer sus necesidades en una caja de arena para gatos y no defecan en ningún otro sitio. Son muy limpios, no tienen malos hábitos de higiene, no esparcen su comida y es muy fácil bañarlos ya que disfrutan del agua.

Cuidados de los cerdos vietnamitaCuidados de los cerdos vietnamitas mascotas

  • La alimentación del cerdo vietnamita es muy sencilla de conseguir, se alimentan de frutas, verduras y cereales. Hay que cuidar las cantidades, ya que tienen tendencia a subir mucho de peso. Ponerles una ración en la mañana y otra la noche será suficiente para que estén bien nutridos.
  • El cerdo vietnamita mascota estará muy cómodo en un jardín, donde haya tierra suelta para que pueda escarbar, y espacio para hacer ejercicio. Si esto no es posible, estará bien en cualquier lugar espacioso donde pueda ejercitarse. Si se trata de tenerlo en una casa pequeña o en un piso, es necesario que se le saque con frecuencia al exterior.
  • Como ya hemos dicho, sus necesidades fisiológicas las realiza en una caja de arena de las que se usan para los gatos. Esta arena hay que cambiarla diariamente, ya que el cerdo vietnamita es mucho más grande que un gato común.
  • El cerdo vietnamita mascota va a necesitar un sitio para dormir, idealmente se le puede acondicionar un refugio similar al que se usa con los perros. Puede ser una tienda de camping pequeña o una casa de madera, en ambos casos hay que colocar una cama para que se acueste a dormir. Si no puede ser lo anterior, una cama de perro estará bien.
  • Estos animales necesitan control veterinario regular. Los primeros meses de vida del cerdo vietnamita mascota, la visita al veterinario debe ser cada 2 o 3 meses y luego del primer año de vida anualmente.
  • Los cerdos vietnamitas mascota no regulan bien su temperatura, así que tanto en épocas de frío o calor extremo se le debe ayudar. Es importante estar pendiente de este aspecto y abrigarlos o refrescarlos según sea el caso.

Consejos y recomendaciones para adoptar un cerdo vietnamita

  • Los cerdos vietnamitas suelen ser ruidosos, hay que tomar eso en cuenta antes de adoptarlo. Los gruñidos de los cerdos pueden ser muy intensos, de acuerdo al ejemplar, y además hacen diferentes tipos, lo que podría ser molesto para algunas personas.
  • Los cerdos vietnamitas mascotas necesitan mucho ejercicio y atención, es decir no son adecuados para personas ocupadas que no tienen tiempo para dedicarles. Una manera de reducir la necesidad de atención es adoptar una pareja, sin embargo, eso requiere un mayor espacio.
  • Los cerdos vietnamitas mascotas tienen tendencia a engordar mucho, ya que los cerdos, en general, tienen una biología que los hace almacenar grasa. Por lo tanto, hay que cuidar las raciones de comida que se le ofrecen, en cualquier caso, si se observa que está aumentando demasiado de peso, se debe consultar con el veterinario.
  • No se deben alimentar con pienso para cerdos de cría, ya que estos tienen componentes que favorecen el engorde. La alimentación de cerdos para granjas y los de cerdos para mascotas tienen objetivos diferentes, hay que recordar esto.
  • La hidratación debe ser constante, es necesario que el cerdo vietnamita mascota cuente con agua limpia, a temperatura ambiente en un bebedero apropiado para él.
  • Si excepcionalmente el cerdo vietnamita mascota está bajo de peso o si está en periodo de crecimiento, se debe aumentar su ingesta de cereales. Existen en el mercado, compuestos de cereales de uso veterinario que son perfectos para ese propósito.
  • Es importante verificar que el ejemplar que se está adquiriendo es, en efecto, un cerdo miniatura. Sucede que muchas veces se dice que el cerdo no crecerá y resulta que crece por encima de los estándares. Esta situación ha provocado que muchos de estos cerdos sean abandonados.
  • Los cerdos vietnamitas mascotas requieren cuidados diferentes a un perro o a un gato, lo cual requiere que se medite mucho la decisión de adquirirlos. Es un error decidirse solo por su apariencia de recién nacidos, ciertamente son muy tiernos, pero al crecer lucen diferentes y además requieren muchos cuidados.
  • El instinto de escarbar, buscar en la tierra y hacer túneles lo tienen muy desarrollado los cerdos vietnamitas mascota. Si se va a ubicar al cerdo en un jardín debe estar libre para él, si tiene plantas sembradas, especialmente flores, puede destruirlas por completo. Una idea es dejarle solo parte del jardín y no dejarlo pasar al sembradío.
  • A los cerdos les molesta que los alcen por el tronco, si son alzados de esa manera emiten un chillido muy intenso. La manera de movilizarlo es a través de un arnés y una correa, de esa manera se le transporta de un área a otra y se le pasea.

0 Comentarios

Deja un Comentario