Razas de Caballos

Los caballos son animales que, por sus grandes dimensiones, no podrían contar como mascotas de la misma manera que los perros, los gatos, los peces o los pájaros, entre otros.

Son mamíferos pertenecientes a la familia de los équidos, los cuales pueden estar domesticados o vivir en estado salvaje.

Para contar con un caballo en propiedad, lo más adecuado es tener una finca en la que resguardarse para que descanse y pueda trotar con normalidad.

En la actualidad se contabilizan decenas de razas de caballos, con rasgos muy variados y peculiares que les diferencia unas de otras: el color, la morfología, el tamaño, la posibilidad de ser una mascota o el comportamiento son algunos de los aspectos por los que se diferencian las distintas variedades de caballos.

Desde hace siglos, los caballos han sido usados como protagonistas de distintas modalidades deportivas, como carreras deportivas, en las que han sido siempre objeto de apuestas.

Según el fin para el que se utilice, existen razas más apropiadas que otras, por lo que el estudio de cada una de las variedades es esencial a la hora de escoger un caballo u otro.

Historia de las razas de caballos

Los primeros indicios de domesticación se remontan al año 5.000 a.C. en la región de Krasny Yar, en la actual Kazajistán. Los expertos que encontraron restos de excrementos de estos caballos creen que en aquella época estos animales aún no estaban pensados para montar o cargar, sino como fuente de alimentos y leche.

Las primeras pruebas de equitación con caballos datan de un periodo entre 3.500 y 3.000 a.C. Los dibujos en los que se ilustra la costumbre de usar los caballos como medio de carga de mercancías se sitúan en torno al año 2.000 a.C.

Al fin y al cabo, el caballo doméstico es el final de una cadena evolutiva que comenzó hace unos 50 millones de años, cuando eran pequeños animales de dimensiones de un perro hasta lo que hoy conocemos como caballo.

Muchas corrientes apuntan a que el caballo nació en Norteamérica, de donde emigró a Sudamérica y Asia por el istmo entre América y el continente asiático que existía por aquel entonces. De ahí pasó a Europa y África hasta llegar a un nivel de dispersión por el planeta muy considerable.

Han estado en medio de miles de cruentas batallas y guerras ocurridas en la historia de la humanidad, en las que fueron el medio para asaltar ciudades o combatir contra otros bandos.

En la información sobre los caballos y su historia ha intervenido siempre la mano del hombre, gracias al proceso de cautiverio que se impuso a este animal y una selección artificial para dar lugar a diferentes razas de otras formas y colores diferentes a las conocidas hasta el momento.

Cabe destacar que es un animal muy usado en las grandes producciones audiovisuales, como películas o series, en especial en aquellas ambientadas en la antigüedad, cuando el caballo era el único medio de transporte de personas y mercancías, estas mediante carruajes impulsados por estos animales.

Cuántas razas de caballos existen

Como hemos mencionado anteriormente, de las razas naturales de este animal han surgido otras creadas por el ser humano al cruzarlas para generar así ejemplares atléticos, con una belleza y resistencia física cada vez más lograda.

En la actualidad, se estima en más de 300 las razas de caballo reconocidas que existen, con diferencias en su capa, su físico o sus cualidades más destacadas, así como su lazada, entre otras cualidades destacadas.

No obstante, uno de los problemas más extendidos en relación a las razas de caballos es el reconocimiento entre cada una de ellas, puesto que algunas presentan aspectos y características muy similares entre sí.

Tipos de razas de caballos

Entre los numerosos tipos de razas de caballos, estos se pueden distinguir atendiendo a diferentes criterios.

Las razas de caballos más conocidas pueden ser las siguientes:

Otra de las diferenciaciones entre razas de caballos se determina por su actitud y bravío:

  • Caballo de pura sangre
  • Caballo de sangre caliente
  • Ponis
  • Caballo de sangre fría
  • Caballo para western

Según la finalidad para la que se vaya a recurrir a un caballo, se puede distinguir entre caballo de exposición, caballo deportivo, caballo para ganado, caballo de caza o caballo de paseo.

Establecer una única clasificación de los tipos o razas es realmente complejo, debido a todos los factores que pueden influir en este tema. No obstante, es el animal preferido por los amantes de los animales de grandes dimensiones, por su carácter noble y leal que muestra con su dueño, el cual debe procurarle siempre los mejores cuidados para garantizar un perfecto estado de salud del animal.

Caballos