Los animales cambian de color por diferentes motivos, algunas especies lo hacen para camuflarse con el entorno, como un mecanismo de defensa, también hay especies que lo hacen para llamar la atención del sexo opuesto. Otro motivo es la termorregulación que ejercen algunos animales de sangre fría.

Por el motivo que sea, el cambio de color es un hecho que sorprende y maravilla a cualquiera, ya que nos demuestra lo maravillosa que es la naturaleza.

Si quieres descubrir las especies que tienen la capacidad de cambiar de color, en este post vamos a describir a algunas, sigue leyendo.

Especies que cambian de color

Camaleón Trioceros Jacksonii

Se trata del camaleón que más cambios de color realiza, puede convertirse en más de 10 colores diferentes, incluso pueden llegar a ser 15 tonos. En estado normal es verde y tiene una apariencia muy particular que incluye 3 cuernos.

Los motivos para que esta especie cambie de calor pueden variar, puede ser por su estado de ánimo, debido la temperatura ambiental o por su estado de salud.

Estos camaleones habitan en África Central a alturas considerables, sobre los 1500 metros sobre el nivel del mar.

En estado adulto mide aproximadamente 30 cm, las hembras no tienen cuernos y son ovovivíparos, ya que la hembra pare crías vivas.

Araña cangrejo amarilla

Araña cangrejo amarillaEsta diminuta araña habita zonas en América del Norte, mide entre 4 y 10 mm, dependiendo si es macho o hembra, tiene una forma particular que recuerda a un cangrejo, de allí su nombre.

La araña cangrejo amarilla cambia de color para confundirse con las flores sobre las cuales se posa. Esto lo hace como una estrategia de caso ya que es carnívora.

Esta pequeña araña vive casi siempre sobre una flor específica, la solidago, y además de América del Norte también habita en la zona asiática, específicamente Corea, China, Japón, Rusia, etc.

Pulpo Mimo

El pulpo Mimo es una especie acuática que habita la zona de Australia y Asia. Se trata de un gran maestro del mimetismo, ya que no solo cambia de color, sino que, además, aprovechando la flexibilidad de su cuerpo imita la forma de muchas otras especies que habitan su entorno.

En cuanto al cambio de color, puede adquirir más de 15 tonos diferentes, su estrategia es hacerse pasar por otros animales para escapar de un depredador.

El pulpo Mimo da cuenta de una gran inteligencia, que se manifiesta en la elección del animal en el que se convierte, ya que casi siempre elige a la especie depredadora de la que está tratando de escapar.

Como curiosidad podemos destacar que esta especie no fue descubierta sino en el año 1998.

Sepia común

Las sepias son moluscos que viven en zonas del mar con sedimentos, donde se entierran parcialmente. Cambian de color para esconderse de sus depredadores, adopta patrones variados para mimetizarse con la arena, si está en una zona de color homogéneo se desaparecen las rayas y motas, las cuales surgen si el sustrato se vuelve heterogéneo.

Los cromatóforos de su piel están conectados directamente con su sistema neuronal, así que cambia rápidamente a voluntad, lo cual le da una ventaja grande contra sus depredadores. Además, usa el contraste de sus tonalidades para su estrategia de camuflaje.

Lenguado común

Se trata de un pez que tiene muchas características sorprendentes. Su forma es aplanada y se recuesta del lecho marino apoyado en su lado izquierdo. Increíblemente, el ojo que queda en contacto con el suelo comienza a migrar hacia el otro lado, colocándose junto al ojo derecho.

Este pez cambia de color para confundirse con el sustrato sobre el que se posa y así cazar más fácilmente a las presas de las que se alimenta. También se esconde sus depredadores.

Este pez es un voraz cazador, se alimenta de pequeños crustáceos, peces más pequeños y otros organismos.

Sepia llamativa

La sepia llamativa es venenosa, por lo que uno de los colores en los que se transforma es un rojo muy intenso que sirve de advertencia a sus depredadores sobre su toxicidad.

Tiene la capacidad de cambiarse a más de 11 tonos, gracias a los 75 componentes cromáticos que se combinan para lograrlo.

Los cambios de color los utiliza para esconderse y también para el cortejo, por parte del macho hacia la hembra.

Pez platija europea

Este pez se esconde en el fondo del lecho marino, donde habita a por lo menos 100 metros de profundidad. Tiene forma aplanada, lo que favorece que se entierre parcialmente en la arena. Una vez en el suelo es capaz de cambiar su color para asemejarse al color de la arena. Si es observado de cerca, este pez parece ser transparente cuando está mimetizado con el fondo marino.

Escarabajo tortuga

Este escarabajo diminuto es de color dorado en su estado natural, de hecho, también es conocido como escarabajo tortuga de oro. Cuando está en una situación de peligro se torna rojo intenso. También modifican su coloración para parecer metálicos y es entonces cuando tienen esa apariencia dorada por la que son famosos.

Esta especie se alimenta de hojas y flores, se reproducen por medio de huevos que ponen en los tallos de los arbustos o en las hojas, las larvas se adhieren a las heces de otros animales y en apenas unos días son adultas.

 

 

Anole americano

Anole americano

El anole americano es un reptil de unos 20 cm de largo, que habita el continente americano y que es de color verde intenso. La piel de este animal contiene cromatóforos que se activan cuando se siente amenazado y se torna en tonos marrones o sepias que lo mimetizan con los troncos de los árboles en los que habita.

Zorro ártico

Vamos a cerrar esta lista con un mamífero, el zorro ártico. En este caso no hay un cambio de color en sí, más bien es una adaptación al entorno que realiza este animal. El color de su pelaje es pardo durante la época cálida, luego muda el pelo al comenzar las nevadas, para lucir un pelaje blanco brillante.
Zorro ártico

 

 

0 Comentarios

Deja un Comentario