Razas de otros animales

Más allá de las mascotas por excelencia, como son los perros y los gatos, existen muchos otros animales que pueden tenerse como mascota y que ofrecen una interesante alternativa a quienes no son muy afines a los animales de compañía tradicionales. Algunos de estos animales tienen una historia compleja, por lo que es difícil discernir en qué momento se convirtieron en amigos del ser humano. Sin embargo, la mayoría son en la actualidad muy queridos y valorados como animales de compañía.

Los animales llegaron a la tierra antes que los seres humanos, aunque la transición entre los primeros organismos y los animales más cercanos a los de la actualidad tiene ciertas lagunas. En cualquier caso, la evolución llevó a crear las diferentes especies que conocemos en la actualidad, algunas de ellas con una gran importancia histórica para nosotros a todos los niveles, desde la alimentación hasta la ganadería, y por supuesto como mascotas posteriormente.

Historia de las razas de otros animales

Muchos animales durante la historia, han pasado por un proceso de domesticación para adaptarse a la vida de los seres humanos. La convivencia entre los animales y los seres humanos data de los orígenes de ambas especies. Algunos animales fueron adquiriendo características morfológicas o fisiológicas por medio de la interacción entre especies, además de la selección natural o de la selección artificial de los propios seres humanos. Esta domesticación tenía como finalidad obtener algunos beneficios de estos animales, y en muchos de los casos incluso un beneficio mutuo muy interesante.

Se estima que las primeras razas domesticadas aparecieron hacia el 9000 a. C., momento en que los seres humanos empezaron a sedentarizarse. Debido a la poderosa relación entre ambas partes, se cree que el perro fue el primer animal doméstico hace ahora unos 15.000 años, aunque no sería, ni de lejos, el único.

Este proceso de evolución de especies y domesticación es lo que ha permitido que muchas personas puedan ahora disfrutar de una mascota especial y completamente adaptada a la vida en la cuidad. Además, estos animales originalmente sirvieron a otros propósitos, donde destacan los trabajos como la cacería, el cuidado del ganado, etc.

Cuántas razas de otros animales existen

Aunque son miles las razas de otros animales que existen en el mundo, no todas pueden ser grandes amigos del hombre. Se calcula que existen alrededor de 1,5 millones de especies animales alrededor del mundo, de todos los tipos, tamaños y formas. Ciertamente, el número se reduce al pensar en aquellas que pueden ser adecuadas como mascotas, principalmente mamíferos y aves, aunque no es extraño encontrar reptiles, peces y otros animales compartiendo su vida con los seres humanos. Encontrar una mascota adecuada implica realizar un listado de las características deseadas en la mascota, de los hábitos de vida y del espacio con que se cuenta.

Tipos de razas de otros animales

Más allá de los perros y gatos, existen otros animales que pueden proporcionar la mejor compañía. Algunas de las razas de otros animales a tener en cuenta como mascotas, son:

  • Aunque originalmente era habitual encontrar estos animales formando parte de las granjas para proveer de alimento a las personas, cada vez es más habitual encontrar gallinas como mascotas. Su hábitat natural es el campo, pero pueden llegar a adaptarse a otros espacios, siempre y cuando tengan contacto con la naturaleza, como pueden ser jardines o huertas. La ventaja de estos animales es que requieren pocos cuidados, son tranquilas y bastante sociables. Además, tendrás la opción de disfrutar de huevos recientes y naturales en el día a día.
  • Muy relacionados con las gallinas son los polluelos, que pueden nacer de los huevos fecundados y que serán excelentes mascotas por su belleza y ternura, muy adecuados para los niños.
  • Cerdo vietnamita. Un animal que gana popularidad con cada día que pasa es sin duda el cerdo vietnamita. Son animales muy limpios, sociables y cariñosos, que además se adaptan a la vida en cualquier lugar. No son fáciles de educar, pero con esfuerzo y ganas es posible hacer de este animal una mascota única y muy especial.
  • Dentro del grupo de los roedores, las ardillas son posiblemente las más queridas como mascotas, debido a su simpatía, personalidad y facilidad de cuidado. Son animales de tamaño pequeño, que se adaptan a vivir en cualquier lugar y que pueden ser muy cariñosas con las personas si se educan correctamente.

Lo más importante a la hora de tener una mascota, es informarse previamente de todas sus necesidades y los cuidados que requerirá, además de sus características y tamaño cuando crezca. Todos los animales son muy bonitos de cachorros, pero hay que ser consciente de que esos animales se harán mayores y tendrán unas necesidades concretas para poder llevar una buena vida. Si pones siempre por delante las necesidades de tu mascota, podrás disfrutar de la mejor relación con ella.