Las vibrisas son, sin duda, una de las señas de identidad más importantes de los mininos y seguro que en algún momento de tu convivencia con estos felinos te has preguntado para qué sirven los bigotes del gato, por lo que en este post te vamos a dar la respuesta definitiva.

Las vibrisas son los característicos bigotes de gato, que constan de pelos gruesos con capacidades sensoriales.

Este cabello especial no solo se encuentra alrededor del hocico, sino que también crecen por encima de los ojos, en la barbilla y en la zona trasera de sus patas frontales.

Para qué sirven los bigotes del gato

Las vibrisas son los elementos que completan la percepción de su entorno pero son muy diferentes al resto del cabello de los gatos.
Conoce todo sobre las vibrisas: para qué sirven los bigotes del gato
Los bigotes del gato cuentan con distintos receptores nerviosos en su base y abundante riego sanguíneo, por lo que se valen de ellos a modo de radar.

Una de las grandes curiosidades sobre para qué sirven los bigotes del gato es que su longitud es igual a la de la anchura de su cuerpo, lo que le proporciona información sobre los lugares por los que puede pasar o no.

En momentos de poca luz, los gatos se valen de sus vibrisas porque con ellas detectan las corrientes de aire, lo que les sirve para evitar obstáculos y rodearlos.

La ayuda perfecta para ver de cerca

Otra forma de entender para qué sirven los bigotes del gato es la de la mejora de su visión. Suponen una herramienta muy útil para los felinos: por la naturaleza de sus ojos, tienen dificultades para percibir objetos que inanimados que se encuentren a menos de 30 centímetros. Este fenómeno se debe a que, como depredadores que son, su visión está más desarrollada para captar las imágenes lejanas.

En cambio, los bigotes del gato sirven de ayuda para este déficit y es que son capaces de girarlos hacia adelante para generar una imagen tridimensional detallada de lo que tienen justo enfrente.

Cuántos bigotes tiene un gato

Si te preguntas cuántos bigotes tiene un gato, la respuesta es entre 8 y 12 de carácter móvil a cada lado de su hocico, por lo que se pueden contar, de media, entre 16 y 24 en esa parte de su rostro.

Es más variable la cantidad de bigotes del gato en el resto de partes del cuerpo.

El lenguaje de los bigotes del gato

Los bigotes del gato también son un mecanismo de comunicación con el entorno, al igual que ocurre con sus orejas:

  • Si los tienen hacia los lados, en una posición relajada, es que se sienten tranquilos.
  • Si los presentan hacia adelante, están en una situación de alerta.
  • Si se encuentran pegados a la cara, transmiten enfado, tensión y/o incomodidad.

Los bigotes de los gatos crecen

Sí, los bigotes de los gatos crecen, aunque te recomendamos que no pruebes a cortárselos. La mayoría de felinos son reacios a que les toques esos pelos tan especiales, más aún si perciben que vas a cortárselos.

Cuando los gatos pierden su bigote, se sienten desconcertados y, en algunos casos, pueden ser un serio peligro para su vida, al perder un arma muy valiosa para relacionarse con el entorno.

Si no cuentan con sus vibrisas, los gatos tendrán, principalmente, problemas para medir de forma correcta las distancias, pudiendo chocar torpemente con obstáculos o quedando atrapados en lugares estrechos.

Si no se los has cortado pero observas que le faltan, puede deberse a otras causas, como alergias, parásitos externos, la muda de su pelaje o cuadros de ansiedad o estrés; en estos casos, es conveniente que acudas al veterinario para que revise su estado y recomiende cualquier medida eficaz para restablecer esa herramienta fundamental para su subsistencia.

0 Comentarios

Deja un Comentario