Si queremos saber cuál es el gato más grande del mundo hay que establecer algunos parámetros. Si nos referimos a gato en el término más amplio, hay gatos o felinos salvajes muy grandes, como los tigres, pero si queremos saber acerca del gato doméstico más grande es sin duda el gato Maine Coon.

La raza Maine Coon es endémica de Estados Unidos, específicamente del estado de Maine, de allí el nombre del animal. La segunda parte del nombre tiene que ver con el parecido de la cola de este gato con la de los mapaches, raccoon en inglés.

El gato Maine Coon es un gato doméstico muy apreciado, ya que tiene un carácter muy sociable, es cariñoso y apegado a sus dueños. Curiosamente es uno de los pocos gatos que disfrutan del agua.

Si quieres conocer esta maravillosa raza y saber más acerca del gato más grande del mundo, sigue leyendo, aquí hay mucha información.

Características del gato Maine Coon

Se trata de un gato de tamaño gigante, con una estructura corporal robusta, con huesos sólidos y una musculatura fuerte. La cabeza es cuadrada, las orejas con penachos, grandes y puntiagudas, el cuello es muy musculoso y fuerte, las patas grandes y robustas. La cola es muy larga, a veces casi del mismo largo que el cuerpo del gato. Los ojos son grandes y amplios.

El pelaje del Maine Coon es denso y largo, aunque más corto cerca de la cabeza, hombros y patas. Es muy sedoso, con una capa densa interna que lo protege del frío.

El gato Maine Coon es muy inteligente, se le puede entrenar muy fácilmente y, por lo general, obedece a su amo. Reconoce una gran cantidad de palabras, no solamente las que constituyen las órdenes de su entrenamiento. Es muy sociable y cariñoso.

Cuidados de un gato Maine Coon

El gato Maine Coon es muy fácil de cuidar, solo hay que seguir algunas pautas:

Alimentación

La alimentación del gato Coon debe ser de muy buena calidad, con nutrientes esenciales y bien proporcionados. Se le puede alimentar con pienso, en este caso es bueno conseguir uno especial para su raza. Si se le va a preparar la comida en casa, hay que incluir muchas proteínas, algo de carbohidratos, grasas y vitaminas.

Los Maine Coon tienen cierta tendencia a la obesidad, debido a su estructura corporal. Por esta razón se recomienda tener mucho cuidado con la sobrealimentación. Se aconseja dividir su ración diaria en varias comidas, 2 o 3, de manera que no coma mucha cantidad en cada vez y su estómago se mantenga de buen tamaño.

Arenero

El gato Maine Coon necesita un arenero lo suficientemente grande para su tamaño, es importante cambiar la arena todos los días, ya que, como todos los gatos, el aseo es muy importante para ellos.

El arenero debe ubicarse muy lejos del comedero y del bebedero, de manera que no rechace usarlo.

Cuidados de un gato Maine CoonPelaje

El pelaje del gato Maine Coon es largo y sedoso, ellos se lo acicalan, pero siempre hay que realizarles un cepillado, de manera de evitar los nudos.

Es importante que a los cachorros se les acostumbre a sentir el cepillo, así no tengan todavía el pelaje largo, de manera que no rechacen la actividad cuando sean adultos.

Un baño mensual es aconsejado para mantener el pelaje limpio y brillante, es importante emplear un champú especial para gatos de pelo largo. A los gatos Maine Coon les gusta bañarse en agua, así que disfrutará mucho esta actividad.

Ambiente

Los gatos Maine Coon, como todos los gatos, requieren rascadores especiales para ellos. De esa manera sacian el instinto de rascar y además mantienen sus garras sanas.

Los accesorios para que el gato trepe, salte y se desplace por todo el espacio son muy importantes para que tenga un entorno agradable para él. Es aconsejable instalar repisas altas o elementos similares que le permitan drenar sus instintos.

Los juguetes especiales para gatos son determinantes para evitar que se aburra, existen juguetes especialmente diseñados para que puedan realizar conductas típicas de su especie, como cazar, atrapar, etcétera. Las sesiones de juego deben durar por lo menos 30 minutos diarios.

Atención veterinaria

El Maine Coon debe llevarse al veterinario una o dos veces al año, dependiendo de la edad del ejemplar y de su historia clínica.

El veterinario pondrá en marcha el calendario de vacunación y desparacitaciones, tanto externas como internas. También hará los despistajes de las enfermedades que suelen aquejar a esta raza: cardiopatía hipertrófica felina, la displasia de cadera y pectus excavatum.

Curiosidades del Maine Coon

  • Aunque el nombre oficial de la raza es Maine Coon, estos gatos también son conocidos como: el Goliat de los gatos y el gato mapache.
  • Los hay de casi todos los colores, los únicos tonos que no hay son chocolates y lilas.
  • Para tomar agua, algunos Maine Coon no beben directamente del bebedero, sino que golpean con la pata delantera y beben de la pata. Esta conducta les viene de sus orígenes, cuando tenían que romper el hielo para tomar agua.
  • Si se va a adoptar un gato Maine Coon hay que tomar en cuenta que la alimentación puede ser costosa, debido a la cantidad que consumen.
  • Los Maine Coon son buenos cazadores, esta raza ha sido domesticada, pero sin perder su esencia, así que es necesario sacarlo a la naturaleza, de vez en cuando, para que trepe, salte y cace.
  • A los Maine Coon no solamente les gusta sumergirse en agua, sino que también les gusta la nieve. Si hay nevada, va a disfrutar que lo dejen revolcarse unos minutos.
  • Los Maine Coon tienen penachos en las orejas, pero no solo allí, también tienen en las patas y eso les sirve de mucho cuando viven en zonas frías.
  • Es conveniente adoptar dos ejemplares juntos, ya que es muy sociable. Si no puede ser, por lo menos que haya otras mascotas.
  • Los gatos Maine Coon no suelen maullar, sí ronronean cuando están con sus amos y como una manifestación de cariño hacia ellos.

0 Comentarios

Deja un Comentario