en

La leche para gatos y 4 falsos mitos más sobre estos animales

Existe una serie de características en cuanto al comportamiento y cuidados de los gatos que, si se estudian a fondo, son rotundamente falsos, como la leche para gatos, algo que se presupone entre muchos de los dueños de estos animales pero que, en realidad, tiene algunos matices que pueden hacer replantearse esta cuestión a la gran mayoría.

Leche para gatos, no siempre

Lo cierto es que los gatos son unos animales muy peculiares en cuanto a su consumo de la leche, puesto que es un producto muy adecuado durante su etapa de cachorros pero que deja de ser indicado cuando alcanzan una edad adulta.

Esto se debe a que, cuando pasan una cierta edad, pierden una enzima llamada lactasa, que se encarga de degradar la lactosa para facilitar su digestión, lo que les hace ser intolerantes a este componente.

Por lo tanto, deja de suministrarle esta bebida cuando consideres que ha dejado de ser un lactante.

Los gatos siempre caen de pie

Se trata de una leyenda que carece de fundamento, puesto que estos animales no tienen la capacidad siempre de llegar al suelo de esta forma ni de salir ilesos tras una caída.

Es cierto que los felinos tienen el reflejo del enderezamiento, el cual lo desarrollan desde la tercera semana de vida. Aunque parezca paradójico, es cuando caen de mayor altura cuando pueden adoptar una postura para caer de pie; en cambio, cuando se precipitan de una altura menor, no tienen el tiempo y la forma de hacerlo.

Sea cual sea la altura, hay que decir que, aun cayendo de pie, existe la posibilidad de lesionarse.

Los gatos son ariscos

La fama que persigue a los gatos en su relación con el ser humano o con otros animales es que estos son ariscos, despegados o muy independientes para ser mascotas.

Hay que tener en cuenta que los gatos tienen una línea genética y una herencia muy diferente a la de otros animales, como los perros. Los felinos conservan intacto el carácter de sus antecesores, por lo que les gusta sentirse libres y explorar su entorno mediante su instinto depredador.

Por tanto, el gato acudirá cuando le llames, pero debes tener en cuenta su personalidad para entender que no estará disponible 24/7.

Los gatos negros dan mala suerte

Como comprenderás, este es el mayor ejemplo de lo traicionero que puede llegar a ser un mito o leyenda referente a cualquier aspecto. A lo largo de la historia, distintas culturas y civilizaciones otorgaron a los gatos con el pelaje de este color este infortunio, cosa que, en la actualidad, aún persiste pero no con la misma intensidad que antaño. Es más, en países como Escocia, el pelo negro de los gatos está relacionado con la buena suerte.

Los gatos y los perros se llevan mal

Hablar sobre la mala relación entre perros y gatos también supone un dicho sin fundamento, puesto que perros y gatos pueden convivir con normalidad.

Es clave, en este objetivo, la educación de ambos animales para que se lleven bien y no caigan en actitudes violentas entre ellos.

¿Qué piensas?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Collar GPS para perros: todo lo que debes saber sobre él

Mal aliento en perros: posibles causas y cómo combatirlo