La llegada del verano siempre trae nuevas emociones, una sensación de liberación, pero también para todos los amantes de los animales, algunas preocupaciones. Llega el momento de evaluar las opciones que se pueden considerar para darles el mayor bienestar y cuidados. Así que es posible que surjan muchas dudas respecto a cómo cuidar a nuestros gatos cuando el verano está dando sus primeras señales.

En la actualidad hay ventajas sobre este tema, porque es que son muy variadas las acciones que puedes poner en práctica para que el verano no sea una calamidad para tu gatito. Con el fin de ayudarte en esa tarea tienes que conocer estas alternativas prácticas, sencillas y efectivas.

Primeras tareas para ayudar a los gatos en verano

Entre el conjunto de tareas que puedes hacer para que el felino no lleve mal la época están las que se pueden llamar básicas.

Los gatos, por lo general, no suelen verse tan desesperados por tomar agua como los perros. Eso no debe confundirte ni hacerte confiar, hay que tener siempre disponible un recipiente con abundante agua para tu gato. Así podrá tomar cuando necesite, y evitarás que por ese motivo se deshidrate o sufra algún percance. De hecho, si puedes poner varios en diferentes sitios, mucho mejor.

Hay que asegurarse que el gato esté en un ambiente que esté de manera continua ventilado. Las temperaturas se incrementan en espacios cerrados, en los momentos de mayor calor. Mientras más corra el aire mejor para los felinos. Por supuesto, siempre te puedes ayudar con ventilador o con aire acondicionado, de ser posible.

En este tiempo es preferible que no pasen demasiado tiempo encerrados. Las jaulas, incluso las fabricadas para gatos, no son el entorno ideal para un felino. Además, estar encerrados les ocasiona estrés, ello puede generar diferentes situaciones delicadas, así como enfermedades con distintas magnitudes de gravedad.

Gatos en verano: señales de que está deshidratado

Hay que saber identificar si el gato tiene problemas para actuar con rapidez, en caso de que su nivel de hidratación disminuya.

Entre las características que pueden ponerte en alerta están: pérdida de elasticidad en la piel, se vuelve más rígida, o si se da un leve pellizco y no vuelve a su estado natural de manera rápida. Las encías secas o pegostosas, así como los ojos secos o hundidos revelan un estado de deshidratación avanzado.

Una señal importante de que tiene déficit de agua y minerales es la disminución de la temperatura en las extremidades, en particular en las pezuñas. Al tocarlo se siente más fría esta zona que el resto del cuerpo.

La pérdida de humedad puede tener consecuencias severas, por lo que es mejor la prevención. Incluso puedes colocar más de un recipiente con agua. Si detectas que está deshidratado, hay que darle líquido cuanto antes, vigila que no sea de manera muy precipitada sino pausada para evitar otros problemas.

Cuidados para tus gatos en verano

Los gatos son animales muy inteligentes, han evolucionado cuidándose muy bien. Es por ello que en los cambios de estaciones podemos verlos que en ciertos momentos prefieren estar quietos y en reposo. En el verano es usual que lo hagan estirando todas sus extremidades, y eligen un sitio donde se sienten cómodos. Lo mejor es dejarlos allí tranquilos.

Una herramienta muy útil cuando el verano es muy fuerte es el uso de toallas húmedas, ya sea desechables o de tela. Humedecer un poco al gato en la zona del cuello, bajo las axilas, la zona abdominal es algo que lo ayudará a refrescarse.

Puedes también tener una o varias zonas donde pueda combatir el calor. Por ejemplo, tener un recipiente con agua donde pueda meter las extremidades, o incluso todo el cuerpo, o utilizar una bolsa de agua con agua fría y se pueda recostar en ella.

Es necesario estar pendiente de que no esté muy expuesto al sol. Los gatos más jóvenes pueden descuidarse por explorar o estar jugando. Esto es muy desaconsejable, sobre todo en las horas de mayor incidencia solar. Trata de hacer que, en esos momentos más caluroso, descanse. Nada de juegos durante el momento más caluroso.

Para ello evita salidas a la calle a esas horas. Si es indispensable salir, hay que protegerlo del sol, no dejarlo en el auto, incluso si es por unos minutos. Esta advertencia es importante ya que los gatos experimentan golpes de calor y puede traer severas secuelas.

Esto no quiere decir que no puede recibir sol en un ningún momento, recuerda que recibir sol es bueno, interviene en la obtención de vitamina D, entre otros beneficios. Se trata de protegerlo en un período especifico, cuando la temperatura es más abrasadora.

Durante esta época del año, muchas especies empiezan a soltar pelo muerto, este se desprende de la piel, pero no necesariamente cae, sino que queda sujeta al felino. Esto hace que se junte una masa densa de pelo, por lo que es necesario estimularlo de manera positiva para que acepte ser cepillado, en caso de que no se haya acostumbrado desde que era cachorro. Un buen cepillado quitará el exceso de pelo.

Es aconsejable, si no tiene ninguna recomendación en contra tu veterinario, suministrarle comida húmeda en vez de seca. Estos preparados suelen tener alto nivel de agua lo que es muy apropiado en verano.

¿Qué más puedes hacer por tu gato en verano?

Con el aumento de la temperatura muchas especies entran en actividad. Esto incluye microorganismos y milimétricos ácaros, por este motivo están más expuestos los gatos a sufrir sus ataques. Por lo que es mejor aumentar las medidas de prevención como el aseo de sus utensilios, juguetes, recientes de comida, jaula, cama y todo con lo que está en contacto. Es un buen momento para que tu veterinario le haga una revisión detallada.

Lo ideal es mantener protegidas las ventanas con cortinas o persianas, o con algo que funciones para que la radiación del sol no entre de manera directa a casa.

Una información que tienes que manejar es que la temperatura aceptable para un gato es hasta de 39°, mucho más que en los seres humanos. Si ves una situación inusual con tu gato o quieres estar en control de condición térmica, puedes medir su temperatura para evitar sorpresas indeseables.

 

0 Comentarios

Deja un Comentario