¿Gato o gata?

Los gatos parecen animales únicos. Se roban el corazón de grandes y chicos. Independientes, curiosos, ágiles, elegantes. Los gatos tienen algo de misterioso que cautivan e intrigan. Por ello se han vuelto parte de las familias, aunque muchos quieren saber ¿qué es mejor: gato o gata?

Como cada persona desea por compañía un animalito que lo represente, entonces es válida la pregunta. Y es que las mascotas expresan la personalidad de sus humanos, o al menos eso buscan muchas personas.

Así algunos prefieren los compañeros afectuosos y serenos. Mientras otros buscan que sean inquietos.

Para tomar la decisión sobre si quedarse con gato o gata, también hay que tomar en cuenta otros factores. El espacio donde va a vivir, las condiciones de la casa, disponer de algunas herramientas para que tu gato viva feliz.

Es cierto, la conducta de machos y hembras de estos felinos es diferente en muchos aspectos. Por lo que si hay motivos para elegir entre unos y otros.

Tal vez ya en casa tienes otros animales. Ese es un factor importante a considerar cuando decidas llevar nuevos compañeros a casa.

En su comportamiento es muy fácil ver que las hembras suelen ser más desconfiadas. Les toma más tiempo crear confianza y acercarse a humanos. En tanto que los machos, aunque más independientes, entran en contacto con más facilidad.

Diferencias entre machos y hembras

Si te estás preguntando sobre quien es más cariñoso, hay que decir que ambos. Tanto el macho como la hembra pueden llegar a ser muy afectuosos. Dicho esto hay que aclarar que sí hay diferencias entre ambos.

Los machos tienen un carácter más independiente. Les gusta estar por su cuenta, deambular, descansar, sin que sean el centro de contacto del hogar. Les gusta ser acariciados pero no todo el tiempo, ni pasar largas siestas en las piernas de sus protectores.

Gatos machos

  • El macho disfruta de la compañía pero prefiere guardar las distancias.
  • Los machos son más territoriales, incluso si han sido castrados. Este comportamiento es parte de sus instintos básicos. Eso quiere decir que puede querer espacios que no desea compartir o incluso llegar a la agresividad con otros gatos.

Gatos hembras

  • Las gatas son más calmadas.
  • Por su parte las hembras son más accesibles a los mimos, dejarse poner accesorios. También son más receptivas y disfrutan el contacto físico. Por ejemplo, se dejan arropar, estar en brazos o piernas de los humanos.No son muy amantes de los juegos físicos, algo que si les gusta a los machos.

El tamaño de ambos es similar, sin embargo, la hembra tiende a ser más pequeña. En la etapa más adulta el macho, además, gana más kilos que la hembra. Estos son factores que debe saber para escoger que gato tener en casa.

Es usual ver, que mientras caminan, los movimientos de la gata son más suaves, elásticos que los del macho.

En el período de celo, el carácter y la conducta de la hembra suele variar. Se vuelve más arisca, gruñe, en algunos casos puede ser un poco agresiva. Por eso, los veterinarios recomiendan la esterilización o mejor la castración.

Los gatos hembra son más cariñosos

Es una creencia muy común que las gatas son más cariñosas. De hecho, muchas personas eligen gatos tomando en cuenta independencia o afectividad. Y en efecto la conducta de las gatas respecto a los humanos es más cercana.

No es una regla para todos y cada uno de los ejemplares. Sin embargo, en general las hembras suelen tener un vínculo más cercano. Una relación en la que las caricias, el cariño, los juegos no bruscos son parte de todos los días.

La conducta social de las gatas suele ser más abierta y cercana a las personas. Al igual que se muestran más interesadas en permanecer en casa. Recibir las comodidades y las atenciones. Esto las hace sentir seguras y resguardadas.

Prefieren estas condiciones que lanzarse a la aventura de las calles. Por ello, en general, se suelen mostrar más dóciles.

Como te darás cuenta, son muy distintas las reacciones que separan a hembras y machos. Sin embargo, no puedes olvidar que muchos machos suelen ser cariñosos. Es probable que en menor medida o cuotas más reducidas, pero igual pueden ser receptivos a las atenciones.

Hay que tener en cuenta que, en las conductas de los gatos, influye mucho la educación que reciban de cachorros. Los procesos de socialización a temprana edad, se ven reflejados en su capacidad de convivencia.

Los gatos son más grandes

Una de las diferencias físicas, que ayuda a escoger entre gato macho y hembra, es el tamaño. En efecto, al ir creciendo las dimensiones de los machos suelen ser mayores. La hembra es más pequeña, se podría decir que más estilizada.

Se puede ver también en sus conductas como el macho es más tosco, mientras la hembra tiene una conducta un poco más delicada. Estas diferencias también se ven respecto a la alimentación, o podría decirse a causa de ellas.

De la misma manera se puede apreciar que hay una diferencia de peso entre ambos. Por ello se puede ver, en muchos casos, como el macho es más robusto, incluso musculoso. En tanto la hembra suele verse más esbelta.

Estas diferencias apreciables en el cuerpo, también son detectables en el rostro. La cara de las hembras, por lo común, se ve más alargado o fino. Es, por decirlo así, una versión más compacta. El rostro del macho es más ancho.

Gato o gata para un piso

Es muy importante considerar que los gatos tienen ciertas necesidades respecto a espacio. Tal como lo he descrito, la conducta y la conformación física de los gatos tienen sus particularidades de macho a hembra.

Esas diferencias, también son de ayuda para que la llegada de tu minino sea feliz. De esta manera, su proceso de adaptación sea armónico. Es decir que se sienta seguro en ese espacio, cómodo y feliz. Esto ayudará a que no quiera escaparse, o si le gusta ir a la calle, siempre regrese.

La conducta de los gatos está muy relacionada con sus hormonas. Por ese motivo, debes considerar esterilizar o castrar a tus gatos ya sean machos o hembras. En el caso de los machos, dado que son territoriales, pueden marcar su espacio con orina. Es un olor denso y fuerte que no quieres en tus muebles o rincones de tu casa.

Los machos, por instinto, casi siempre van a requerir más espacio. Les gusta estar deambulando, incluso luego de ser castrados. Por ello se recomiendan que tengan una terraza donde puedan moverse

0 Comentarios

Deja un Comentario