Los gatos bengala y los savannah llaman mucho la atención por su apariencia, ya que se asemejan a un gato salvaje, con patrones en el pelaje que recuerdan a los tigres, leopardos y otros felinos.

Ambas razas son híbridas, es decir, provienen de cruces de diferentes felinos específicos en cada caso. 

Es importante que, si se va a adquirir un gato de este tipo, se haga a través de un criador profesional y experto en estas razas. Esto se debe a que estos gatos tienen genes que incluyen muchos rasgos salvajes y el manejo de eso puede ser delicado. 

Si estás pensando en tener un gato híbrido y quieres saber la diferencia entre los gatos bengala y savannah, este post es para ti, sigue leyendo.

Origen de los gatos bengala y savannah

Los gatos bengala provienen del cruce entre un gato leopardo salvaje y un gato doméstico, realizado en la década de los 60 del siglo XX por una genetista llamada Jean Mill. Los gatos savannah en cambio, son producto del cruce entre un serval y un gato doméstico.

Durante la década de los 90 del siglo XX estos gatos se hicieron muy populares, ya que la gente los percibía como exóticos. Todo el mundo quería tener el gato que parecía salvaje, pero era dócil, sin embargo, esa docilidad depende de la generación del cruce.

¿Qué significa F1, F2, F3 y sucesivos?

Cuando se realiza el primer cruce, del gato salvaje con el gato doméstico, el resultado es un gato con muchos rasgos salvajes, incluyendo el carácter. Se trata de un animal que no puede ser usado como mascota, a menos que sea un criador experimentado o un gran conocedor, que tenga las condiciones adecuadas.

El gato híbrido de primera generación se llama F1, este gato se cruza con otro gato doméstico y sería la segunda generación, es decir, F2, la siguiente es la F3 y luego vendría la F4. Cada cruce suaviza los rasgos salvajes y se obtiene un gato más tranquilo y cariñoso, es decir, más parecido al comportamiento y carácter de un gato doméstico. Todo esto conservando el patrón del pelaje y la mayoría de los rasgos físicos del gato salvaje.

Se considera que tanto el gato bengala como el gato savannah, se deben tomar como mascota a partir de F4, ya que los anteriores no son adecuados para convivir con una familia.

Diferencias físicas entre el gato bengala y el gato savannah

Aunque ambas razas de gatos son híbridos, como provienen de diferentes felinos tienen características físicas diferentes, veamos algunas:

  • El gato bengala tiene el patrón del pelaje atigrado y el savannah moteado.
  • El gato bengala es más grande que el gato savannah. El gato bengala macho puede pesar hasta 9 kg, es muy robusto y musculoso, las hembras son mucho más pequeñas. Los gatos savannah pesan algo más de 6 kg.
  • Los gatos savannah lucen delgados y esbeltos, la cabeza es pequeña en relación al cuerpo. Los gatos bengalas tienen una apariencia fuerte, suelen ser más intimidantes.

Gato de bengala dorada¡oComportamiento del gato bengala y el gato savannah

  • Ambas razas de gatos presentan conductas y comportamiento muy cercanos a los gatos domésticos, siempre y cuando sean del F4 en adelante. Un gato de primera generación, y hasta la tercera, es demasiado activo y puede ser agresivo incluso, sus necesidades de actividad pueden ser agotantes para una familia y no se recomienda su adopción.
  • Los gatos bengala y los gatos savannah, aptos para adoptar, pueden ser muy cariñosos y apegados a su amo, tienen conductas fuera de lo común en un gato, por ejemplo, salir a la puerta a recibir a su amo.
  • En cuanto a sus necesidades sociales y de recreación, son muy parecidos a un gato doméstico común, hay que ofrecerle juguetes, rascadores, parques para gatos, etcétera.
  • Si el entorno ofrece seguridad para ellos, es conveniente que salgan al exterior, lo que estimula su inteligencia, le permite drenar sus instintos y le ofrece un ejercicio más intenso que el interior de la casa.
  • Tanto los gatos bengalas como los savannah son muy sociables con otras mascotas, se pueden criar junto con otros gatos, perros, etcétera.
  • Los gatos savannah suelen piar como los servales, maullar como los domésticos o una mezcla de ambos sonidos.
  • Se trata de gatos muy astutos e inteligentes, suelen robar comida de la cocina en un instante, sin que sus dueños sospechen que fueron ellos. Son ingeniosos y estrategas, sobre todo si se trata de conseguir comida.

Consejos para adoptar un gato bengala o un gato savannah

  • Siempre se aconseja adquirir los gatos híbridos de criadores de prestigio. Esto se debe a que el proceso de cruce y reproducción debe ser llevado profesionalmente y con el conocimiento apropiado. 
  • Verifica que el ejemplar que estás llevando sea por lo menos la cuarta generación, es decir F4 o posterior. 
  • Los gatos híbridos son muy activos, es importante tener muchos juguetes y elegir sobre todo los que le estimulen la inteligencia. Una buena idea son los comederos que los hacen trabajar para obtener la comida.
  • Se debe tener varias cajas de arena, y esta debe ser lo más grande posible, esto se debe al comportamiento de los gatos bengala y los gatos savannah, que tienen gustos particulares a ese respecto.
  • Ambas razas se pueden entrenar para pasear con correa, esto es muy importante si no es conveniente dejarlos en libertad fuera de la casa.
  • Los gatos savannah son grandes saltadores, son capaces de saltar 2,5 metros en vertical. Es por eso que los dueños de esta raza deben tomar esto en consideración para evitar inconvenientes.
  • Los gatos bengala disfrutan del agua, se les puede poner una piscina para ellos en el jardín o dejarlos bañar en la bañera. Un baño con agua templada o tibia suele calmar a estos gatos y les permite disfrutar grandemente.
  • Tanto los gatos bengala como los gatos savannah son muy inteligentes, así que aprenden a abrir armarios, estantes y las perillas de las puertas. Es importante tomar previsiones.

Se trata de 2 razas de gatos muy apreciadas por su apariencia, pero su carácter y comportamiento también es muy conveniente.

0 Comentarios

Deja un Comentario