Los gatos tienen una personalidad muy particular, la mayoría son cariñosos y juguetones, pero también son muy misteriosos y reservados. Si tu gato tiene una conducta fuera de lo normal, debes investigar qué le sucede para poder solucionarlo.

Si necesitas saber cómo tranquilizar a un gato bien sea porque está asustado o porque está hiperactivo, sigue leyendo este post, aquí vamos a hablar de ese tema.

Cómo saber si el gato está asustado

Los gatos pueden estar asustados por muchas razones, puede ser un animal extraño que está cerca, una persona que no conoce, un ruido que lo perturba o cualquier otra cosa. Es importante que sepas identificar cuando el gato esté asustado para poder ponerle remedio a la situación. Aquí veremos algunas señales:

  • El gato está tenso, tiene el lomo arqueado y los pelos erizados.
  • Otra posición que indica miedo es que esté en posición de salto, esto significa que está preparado para atacar. Si está dirigiendo su mirada hacia a ti, debes tener mucho cuidado, ya que te puede atacar.
  • Los ojos están muy abiertos y miran a un punto fijo, además, las pupilas están dilatadas.
  • Los bigotes están erectos y el hocico está retraído.
  • Las orejas están aplanadas hacia atrás.

Cómo tranquilizar a un gato asustado

  • Lo primero es averiguar qué está asustando al gato, ya que puede ser algo muy fácil de resolver. Por ejemplo: el ruido de la lavadora, un ventilador que chilla, etcétera. No hay que subestimar el miedo del gato, ya que puede ser un animal que no logremos ver, pero que el gato perciba su olor, es conveniente explorar muy bien el área con una linterna, hasta dar con el motivo.
  • Si el gato está asustado porque está en un ambiente nuevo es solo cuestión de tiempo, eventualmente se adaptará. Muchas veces lo que necesita para adaptarse a una nueva casa es explorarla.
  • Si el gato está escondido y no quiere salir, ofrécele su alimento favorito. Es posible que se olvide del estímulo que lo asustó y salga a comer.
  • Algo parecido a lo anterior es mostrarle un juguete que le guste mucho, lo ideal es ponerlo a su vista, pero que tenga que salir a buscarlo.
  • Si el gato no muestra agresividad hacia a ti puedes buscar la manera de acariciarlo. Si te lo permite colócalo en tu pecho o sobre tus piernas y trata de transmitirle seguridad. Nunca lo obligues si no quiere.
  • Si el gato ha tenido malas experiencias, ha sido maltratado, no ha socializado nunca o algo parecido, entonces hay que buscar ayuda profesional. Un etólogo es un profesional entrenado para ayudar a los animales con sus procesos emocionales.

Cómo tranquilizar a un gato asustadoTranquilizar a un gato hiperactivo

Si la razón por la que quieres tranquilizar al gato es porque es muy activo, no se está quieto, no para de saltar por los muebles, hace travesuras y parece que nunca se le acabara la energía, entonces hay que aplicar correctivos.

Muchas veces esa hiperactividad se debe a que el gato fue separado muy pronto de su madre y no tuvo tiempo de adquirir la madurez necesaria para comportarse. También puede ser que esté aburrido, si el gato está encerrado y no hay elementos para que se divierta puede ponerse muy travieso. Otra razón que influye en la hiperactividad es la raza del gato.

Cualquiera que sea el motivo, se puede solucionar, en la mayoría de los casos.

Cómo tranquilizar a un gato inquieto

Lo primero que hay que intentar es ofrecerle mucho cariño, sobre todo si sabemos que la razón de sus travesuras es su separación maternal temprana. Darle muchos mimos y caricias le puede dar el contacto afectivo que necesita para adquirir seguridad.

Otro truco muy efectivo para tranquilizar un gato travieso es ofrecerle muchos juguetes: rascadores en varios sitios de la casa, gimnasios para gatos, bolas de colores, árboles de gatos y muchos otros juguetes que le sirvan para drenas toda su energía.

El celo en las hembras es causa de hiperactividad, es por eso que también es conveniente consultar con el veterinario. Los machos también pueden ponerse hiperactivos por necesidad de parearse. En ambos casos se puede considerar la esterilización.

Otra causa de hiperactividad puede ser los parásitos intestinales, es por eso que los gatos deben ser desparasitados con frecuencia y acudir al veterinario cada 6 meses, por lo menos.

Cómo tranquilizar a un gato bebé

Cuando un gato es separado de su madre es normal que se sienta asustado e intranquilo, si además ha sido una separación demasiado temprana será peor todavía. Es importante que se espere que el gato tenga por lo menos 8 semanas de edad para adoptarlo, pero a veces aun así el gato puede tornarse nervioso. Veamos qué hacer:

  • Llevar con el gato alguna manta, pedazo de tela o algún elemento que haya tenido mientras estaba siendo amamantado. Cualquier cosa que tenga el olor de su madre podrá ayudar a hacerlo sentir más seguro.
  • Hay que proporcionarle calor, bien sea con varias mantas, con alguna lámpara eléctrica, con calefacción o cualquier elemento parecido. El calor hace sentir al gato más seguro, pero hay que tener cuidado de que no sea demasiado.
  • Si el gato maúlla y llora durante la noche, lo más probable es que tenga hambre. Si acaba de ser destetado, significa que no se ha adaptado a comer de manera diurna exclusivamente. Debes tener mucha paciencia e iniciar un proceso de eliminación de comida nocturna, pero debe hacerse poco a poco.
  • Los primeros días el gato bebé va a necesitar compañía constante, es posible que debas cargarlo a todas partes y si te ausentas debes dejarlo en una caja alta de la que no se pueda salir, para que esté seguro y calentito.
  • Al adoptar un gato bebé, es importante una revisión veterinaria para descartar parásitos u otras afecciones, los parásitos son un foco de problemas importantes para los cachorros y hay que eliminarlos cuanto antes.
  • Lo más importante es que el gato reciba cariño y dedicación para que su desarrollo sea óptimo.

0 Comentarios

Deja un Comentario