A la hora de adoptar un gato, hay muchas decisiones que tomar, ya que cada característica puede influir en la convivencia con la mascota.

Una de esas decisiones es si vamos a adoptar a un gato o a una gata, y después que lo hayamos decidido, hay que averiguar cómo saber si es gato o gata el prospecto de mascota que tenemos.

Si estás en ese dilema, llegaste al post adecuado, aquí te vamos a decir cómo averiguar el sexo de un gato y además las ventajas y desventajas de cada uno para que tomes una decisión adecuada.

Métodos para saber si es gato o gata

Para saber si un felino es gato o gata, hay varias maneras de hacerlo, también va a depender de la edad del gato, ya que por el tamaño algunos métodos pueden ser mejores que otros. Veamos:

  • Tamaño y peso. Si comparamos varios gatos de una misma raza, notaremos que los gatos machos son más grandes y robustos. Las gatas hembras, en cambio, son mucho más pequeñas y estilizadas. Claro, si estamos evaluando a un solo gato, esa característica no nos servirá de mucho.
  • Carácter. Los gatos machos son mucho más independientes y un poco más rudos de carácter. Las gatas hembra son más tranquilas, les gusta estar dentro de la casa y echarse.
  • Comportamiento. Los gatos machos suelen escaparse de la casa, ya que tienen el instinto de cazar mucho más intenso. Por lo general suelen explorar el entorno, buscar alguna gata en celo para montarla e interactuar con otros gatos del vecindario.
  • Colores. Si el gato es tricolor, lo más probable es que sea hembra. Debido a cuestiones genéticas, los gatos machos no presentan más de dos colores en su pelaje y si lo hacen casi siempre son estériles. Así que, si el gato que vas a adoptar es tricolor, puedes apostar a que es hembra.
  • Genitales. Los genitales del gato macho y hembra son diferenciables a simple vista, hay que conocer algunos detalles para poder reconocerlos. Si el gato está muy pequeño, puede ser que algunas personas tengan dificultad para saber si es macho o hembra.

Cómo reconocer los genitales de los gatos hembra y macho

Lo más definitivo para saber si es un gato o una gata es revisar los genitales, para ello se debe tomar la cola del gato y alzarla, allí vamos a tener el ano expuesto. Una vez ubicado el ano, es muy sencillo reconocer los genitales femeninos o masculinos.

Genitales femeninos

Si el ejemplar es una gata, más o menos un centímetro por debajo del ano vamos a ver una ranura vertical, esa es la vulva. Es muy fácil de identificar, ya que es como una línea que baja del ano y no se aprecian protuberancias ni ningún otro elemento.

Genitales masculinos

Los genitales masculinos están ubicados también debajo del ano y, en el caso de los gatos machos está conformado por escroto y pene, además del ano. Debajo del ano, se nota una abertura que corresponde al prepucio, más abajo se ve el saco escrotal, que tiene dos bultos a los lados que corresponden a los testículos.

Ventajas de adoptar una gata hembra

  • Las gatas hembras son, por lo general, más tranquilas, es decir, más hogareñas, menos inquietas. Si quieres una mascota para que te haga compañía, que se conecte emocionalmente y sea muy cariñosa, elige una gata hembra.
  • Las gatas les dedican más tiempo a sus dueños, les encanta estar tumbadas a los pies de ellos o apoyadas en su regazo. No les gusta separarse de ellos y pueden incluso sentir celos.
  • Si te interesa que tu mascota tenga crías, lo ideal es tener una gata hembra, ya que te tocará vivir la parte más emocionante de la maternidad, el embarazo, sus cuidados prenatales, el parto y la crianza de los gatos bebés.
  • Si ya ha tenido as camadas que as planificado o si no quieres que tu gata tenga descendencia, la puedes esterilizar, mediante un procedimiento muy sencillo. De esta manera se evitan las molestias del celo y se protegen de algunas enfermedades como los quistes de ovarios.
  • Las gatas tienen un comportamiento protector con los niños, es por eso que, si en la casa hay niños pequeños, una gata hembra es lo mejor. Por lo general, siguen a los pequeños por toda la casa y juegan con sus pequeños amos.
  • Las gatas hembras no suelen escaparse de casa para explorar el territorio, solo cuando están en celo se da esa conducta, pero por lo general, ellas se quedan en el hogar, interactuando con la familia, jugando con sus juguetes o descansando.
  • Si te gustan los gatos tricolores, inevitablemente deberás elegir una gata hembra. Debido a un aspecto genético, los gatos machos tricolores son muy raros, y cuando aparece uno, resulta que es estéril la mayoría de las veces.

Ventajas de adoptar a un gato macho

  • Los gatos machos son, por lo general, más independientes, suelen salir de casa y deambular por el vecindario. Los gatos machos tienen un impulso instintivo de recorrer el territorio, buscando hembras en celo, de esta manera la especie busca perpetuarse. Además de buscar con quien aparearse, los gatos machos se relacionan con otros gatos que consiguen en sus paseos. Si quieres tener un gato, pero no deseas que esté todo el tiempo contigo, lo ideal es un gato macho.
  • Los gatos machos son muy juguetones, así que si eres una persona activa te convendrá mucho más un gato macho. A los gatos les encanta jugar a cazar, a correr, a saltar para atrapar algo que le ofrezca su amo y, en general, a cualquier juego que implique moverse y estar activos.
  • Los gatos machos son más tolerantes con los cambios de ambiente. A ellos no les interesa mucho las características del hogar, solo les importa que haya un lugar para descansar, que haya comida y que esté su amo. Si te mudas, o viajas con tu gato, tendrá un pequeño periodo de tiempo en que estará algo desorientado con el lugar, pero muy pronto se adaptará perfectamente.

Esterilización en gatos y gatas

  • La esterilización es un procedimiento quirúrgico, que realiza el veterinario y evita la conducta sexual de los gatos y gatas. Luego de la esterilización, las gatas dejan de experimentar el celo y no pueden quedar preñadas, los gatos machos dejan de buscar a las hembras y no pueden preñarlas. Lo más importante es que con este procedimiento, cambia el carácter y comportamiento de los gatos, volviéndose más tranquilos y hogareños.
  • Para los machos, es importante esterilizarlos muy jóvenes, de esa manera se evitan conductas molestas como, por ejemplo, rociar orina por toda la vivienda, agresividad, escapes. Sin embargo, si el gato ya es adulto, todavía puede ser esterilizado, pero es posible que mantenga algunas conductas.
  • Las gatas hembras pueden ser esterilizadas en cualquier momento, de hecho, se puede realizar el procedimiento después de haber tenido una camada. En las gatas hembras también se observan cambios en el carácter, se vuelven más tranquilas y desaparece el estrés por el celo.

Esperamos que este post te haya ayudado a decidir si adoptar un gato macho o hembra, de manera que tu nueva mascota se adapte con facilidad a su nuevo hogar.

0 Comentarios

Deja un Comentario