Si tenemos un gato como mascota, hay que saber que el cuidado de sus uñas es muy importante, ya que estas tienen que ver con muchos aspectos de su vida.

Las uñas de los gatos se deben comenzar a cuidar desde cachorros, ya que es necesario crearles un hábito de conducta, que los lleve a aceptar esta práctica.

Los gatos arañan por instinto y con las uñas se comunican, hacen ejercicio y se calman, es por eso que debemos proveerles las condiciones para hacerlo adecuadamente.

Cómo preparar al gato para el corte de uñas

La preparación del gato para cortarle las uñas comienza con el destete, es decir, a los 2 meses de vida, veamos:

  • Cuando el gato está recién destetado hay que acostumbrarlo al contacto humano, y también a manipularle las patas. Se debe acariciar al gato mientras se le toman las patas a nivel de las almohadillas. Al tiempo que se le acarician las patas, se le acaricias otras partes del cuerpo como el lomo y la panza. De esta manera el cachorro se acostumbra a ser tocado de esa manera.
  • Cuando ya el gato esté habituado a que le toquen las patas hay que acostumbrarlo a la manipulación de las patas. Toma al gato con el lomo en tu regazo, toma sus patas una a una y presiona las almohadillas para que salgan las uñas. Hazlo por unos 2 minutos en cada pata. Si se queda tranquilo hazle muchos mimos.
  • Una vez que el gato está acostumbrado a la práctica anterior, lo vamos a acostumbrar al cortaúñas. Toma al gato como se describió en el apartado anterior y muéstrale el cortaúñas. Toma sus patas y deja que sienta el metal, sin accionar el cortaúñas. Acciona el cortaúñas lejos de sus patas para que oiga el sonido. Luego de esa práctica, y solo si se deja hacer con tranquilidad, dale alguna golosina que le guste como premio.
  • Una vez que el gato esté completamente habituado a la manipulación de las patas, al sonido del cortaúñas y a toda la dinámica, entonces se le pueden cortar las uñas. Siempre se debe premiar la buena conducta con una golosina o con mimos.

corte de uñas gatoProcedimiento para cortar las uñas del gato

Cortar las uñas de un gato puede ser algo muy sencillo, solo hay que seguir algunas pautas:

  • Siempre se debe utilizar un cortaúñas de uso veterinario. Este instrumento está diseñado para hacer cortes en las uñas de manera segura, con un agarre apropiado y con eficacia. Si lo haces con una tijera normal o un cortaúñas para humanos, los cortes serán desiguales y pueden incluso lastimar al gato.
  • El corte se debe hacer en la misma dirección de la uña, de manera que el filo quede en punta. Para esto, coloca el cortador paralelo a la uña y variar el ángulo solo un poco, de manera que la uña conserve su forma.
  • Los gatos tienen una vena dentro de la uña que si se corta puede lastimarlos, sangrar y dolerles. Es por eso que los cortes deben hacerse de a poco, de manera de no llegar a la vena. Esto puede parecer engorroso, pero es necesario para evitarle molestias al gato.
  • Toma al gato de manera relajada, si notas alguna reacción negativa en él no insistas, es mejor esperar a que esté dispuesto. Coloca el cuerpo del gato cerca de tu regazo y toma una de sus patas, mientras lo acaricias y le hablas con dulzura.
  • Cuando esté tranquilo presiona las almohadillas para que salgan las uñas. Coloca el cortaúñas a una altura conservadora, mientras menos cortes mejor. Acciona el cortaúñas con seguridad, debe ser un solo corte certero.
  • Poco a poco ve haciendo cortes hasta que queden del largo deseado. Luego sigue con las demás uñas.
  • Todo el proceso de corte debe durar menos de 10 minutos, si ya ha pasado ese tiempo y no has terminado, déjalo para otro momento. Esto se debe a que si se alarga mucho la actividad el gato se puede estresar.
  • Por último, prémialo por su buen comportamiento con alguna golosina que le guste.

Consejos para cuidar las uñas al gatocómo cortar uñas al gato

  • Para saber si debes cortar las uñas de tu gato, solo debes observarlo cuando está en reposo. Si las uñas son visibles es señal que debes cortarlas. Las uñas en estado normal se retraen por completo, así que lo que sobresalga sobra.
  • Hay cortadores de uso veterinario que se pueden emplear y existen unos cortaúñas con punta redondeada especiales para gatos. Estos últimos son la mejor opción para cortarle las uñas a los felinos, ya que están diseñados especialmente para su tipo de uñas.
  • Los rascadores son muy útiles para la salud de las uñas del gato, es conveniente tener por lo menos uno, pero si puedes tenerle varios distribuidos en el área sería mucho mejor. Estos juguetes les mantienen las uñas afiladas y contribuyen con el mantenimiento de un largo correcto.
  • Tener una alimentación adecuada es muy importante para la salud de las uñas de los gatos. Un animal bien alimentado tendrá uñas fuertes que no se agrietarán ni astillarán y se pueden cortar con eficiencia.
  • Si el gato sale a exteriores, es posible que no necesite que le corten las uñas, ya que las dinámicas callejeras suelen dejarles las uñas recortadas. Si es necesario se le puede dar un corte de uñas conservador.
  • El procedimiento quirúrgico para extirpar las uñas es una manera muy cruel de acabar con los rasguños y arañazos. Esta cirugía es muy dolorosa y le coarta al gato muchas de sus conductas instintivas. No se recomienda en lo absoluto.
  • Cuando los gatos están sedentarios, bien sea porque están envejeciendo, están enfermos o por cualquier causa, es importante que se vigilen las uñas con cuidado, ya que con la inactividad las uñas suelen encorvarse, encarnarse o alargarse inapropiadamente.

Como ves, las uñas de los gatos son determinantes para su salud y calidad de vida y con pocos cuidados estarán sanas y del largo adecuado.

0 Comentarios

Deja un Comentario