Cuando una familia va a adquirir una mascota, tiene muchas opciones, entre ellas está adoptar un gatito bebé. Los gatos son excelentes mascotas, ya que se adaptan con mucha facilidad a la vivienda doméstica.

Al adoptar uno de los gatitos bebés disponibles, tenemos la ventaja de poder criarlo a nuestra manera, enseñarle buenos hábitos de conducta y establecer lazos desde temprano.

Si estás decidido a adoptar un gatito bebé, sigue leyendo, aquí te lo decimos todo.

¿Cuándo adoptar un gatito bebé?

Los gatos cuando nacen son muy vulnerables, de hecho, son ciegos y sordos hasta 10 días después de nacidos. Cuando el gato es destetado ya está un poco más desarrollado y ha comenzado a caminar un poco alejado de la madre, sin embargo, todavía es muy dependiente.

En esa etapa en que ya come solo y la madre no está tan apegada, es cuando podemos adoptarlo. Siempre es bueno que haya un proceso de adaptación, para que se acostumbre a su nuevo hogar

En esas primeras semanas es bueno aprovechar para enseñarlo a socializar, sino se hace cuando el gato está joven es muy difícil que posteriormente acepte a los humanos. Para ello, toma el gato, sin apretarlo, solo colócalo sobre la palma de la mano y acarícialo con la otra mano, por el lomo o el cuello. También puedes colocar el gatito bebé en tu hombro, de manera que sienta tu calor y olor.

Recomendaciones

Criar un gato es algo muy sencillo, pero siempre es bueno seguir algunas recomendaciones:
Llevarlo a control veterinario lo antes posible. Es el médico veterinario quien tiene el conocimiento para establecer un esquema de vacunación, planificar las desparasitaciones, revisar su salud y controlar su aumento de peso.
Cuando está cachorro es el momento para que aprenda a utilizar la caja de arena. Coloca el gatito bebé sobre ella y él instintivamente buscará hacer sus deposiciones allí.
Debes ubicar la caja de arena en un lugar estratégico, muy lejos de la comida y que tenga cierta privacidad. La arena de la caja se debe cambiar con frecuencia para evitar malos olores y problemas de higiene en el gato.
El cuenco con agua debe estar impecable, los gatos son muy escrupulosos y si no ven el agua cristalina la rechazan. Este cuenco hay que ubicarlo alejado del comedero y, sobre todo, de la caja de arena.
El comedero debe estar muy limpio también y alejado de los otros dos puntos. Esto es muy importante para que el gatito bebé se alimente bien.
Se deben adquirir rascaderos especiales para gatos. Los gatitos bebés están aprendiendo a limar sus uñas y si no tienen un objeto adecuado lo harán en los muebles, cortinas y otros objetos.
Un cepillo especial para el pelaje del gato es indispensable. Es necesario comenzar con el cepillado regular tan pronto como el gatito bebé llegue al hogar, no importa si parece que no necesita cepillarse, el objetivo es que se acostumbre al cepillado y cuando esté adulto lo sienta como algo natural y no lo rechace.
Es necesario tenerle juguetes para que desarrolle su inteligencia, drene energía y se distraiga, además si jugamos con él, comenzarán a surgir los nexos afectivos con el gatito bebé.

Cómo enseñar a tu gatito bebé a usar el arenero

Lo más común es que aprendan por sí solo, ya que instintivamente les va a parecer el único lugar idóneo para dejar sus deposiciones, sin embargo, a veces necesitan algo de entrenamiento, veamos qué hacer si tu gatito bebé no usa la caja de arena:

  • Verifica que la caja no sea demasiado alta, si el gato es muy cachorrito es posible que no la use porque no la alcanza. Esto se soluciona colocando algo para que pueda acceder a la caja con facilidad, cuando crezca no necesitará nada.
  • Usa tus manos para escarbar en la arena, por supuesto cuando el gatito bebé te esté observando, de esa manera él entenderá que allí puede escarbar él también.
  • Si el gatito bebé hace una deposición fuera del arenero, usa algún instrumento idóneo para colocarlo dentro del mismo. Esto puede hacerlo entender que puede usarlo y también le apetecerá enterrarlo, así que comenzará a escarbar y la próxima ves lo hará allí.
  • Nunca lo riñas por haber defecado fuera del arenero, debes ser paciente y trasladar los excrementos a la caja de arenas todas las veces que sea necesario.
  • Si lo hace bien prémialo con caricias y mimos. Esta acción reforzará positivamente su conducta.

Cómo hacer para que tu gatito bebé use el rascador

Una de las conductas más indeseadas en un gato es rascar muebles, cortinas y otros objetos de la casa. Existen en el mercado juguetes para gatos especiales para que sacien ese instinto, llamados rascadores. Sin embargo, si no entrenamos a nuestro gato, puede que no use el rascador y adquiera el hábito de hacerlo en algún mueble de la casa que le parezca atractivo.

Veamos algunos consejos:

  • Comprar el rascador y mostrárselo, esperar a que lo explore y él mismo comience a rascarlo.
  • Cuando los gatitos están muy chiquitos hay que prestarles atención constantemente, así que, cuando comience a rascar los muebles debes quitarlo inmediatamente de allí y llevarlo al rascador. Hay que ser muy constante con esta acción, de manera que aprenda donde debe rascar y donde no.

Cómo reforzar y desalentar conductas en un gato

Nunca gritar ni pegar al gato. Las agresiones no sirven para educar.
Debe establecerse una voz de autoridad, puede ser “no”, o cualquier frase que se te ocurra, pero es muy importante la entonación, debe ser firme, pero no agresiva.
Las primeras semanas se debe vigilar muy de cerca al gatito bebé, ya que lo ideal es sorprenderlo in fraganti, para que asocie la voz de autoridad con la conducta que está teniendo. Al sorprenderlo se le dice la voz, al tiempo que se impide la conducta.
Lo más importante es ser firme, si a veces se le impide y a veces se le permite, el gatito no comprenderá.

 

 
Espero que este post te sirva para tener una excelente relación con tu gato.

0 Comentarios

Deja un Comentario