Hacer de los gatos una parte de tu vida y tu hogar es una experiencia única. Los gatos tienen personalidades complejas, divertidas y a veces caprichosas. Y tal como son, se han convertido en los preferidos de muchas personas que los prefieren a otros animales de compañía. Sin embargo, pueden ocasionar algunos trastornos como las reacciones en quienes tienen alergia a la piel de los gatos.

Hay varios factores que influyen para que ciertos animales producen reacciones alérgicas en algunas personas. Estas reacciones pueden ser de distintos niveles, desde las más leves, hasta tan severas que sea necesario la intervención médica.

Hay mucho que aprender sobre esta situación, y en este texto tenemos datos bien concretos y sencillos para que descubras las causas, los posibles síntomas, así como algunas recomendaciones para atenuar esta respuesta a los felinos.

¿Qué puede provocar mi alergia a la piel de los gatos?

Una de las actividades a la que los mininos dedican muchas horas de su vida es acicalarse. Se limpian y asean con mucho rigor, más que muchos otros animales. Esto lo hacen con ayuda de su lengua que usan pasándola por todas las zonas del cuerpo a las que pueden llegar.

Esto que parece tan inofensivo y hasta beneficioso, tiene una relación con la alergia que sientes o que pueden sentir otras personas. Al lamer su pelaje, el gato también esparce por su cuerpo una sustancia química, una proteína que se encuentra en su piel. Esta se esparce con la caspa del gato, su pelaje y se transporta con mucha facilidad en zapatos, ropa, y una diversidad de objetos. Una vez que esta sustancia que causa la alergia, llamado de forma general alérgeno, entra en contacto con una persona sensible a la sustancia, el cuerpo emite una alarma y toma acciones para defender al organismo.

En algunas personas el sistema inmunitario desencadena una serie de reacciones muy fuertes, ya que las interpreta como una amenaza, y allí empiezan los problemas. Que ocurren de inmediato o algunas horas después, pero los síntomas son muy fáciles de reconocer.

Alergia a los gatos: síntomas

Es muy claro, gracias a los estudios que los científicos han llevado a cabo con estos animalitos, que no es un problema del pelo. Sino de esta proteína, que se esparce con mucha facilidad.

Una de las primeras reacciones es el escozor que recorre la nariz. Una especie de hormigueo intenso que parece indetenible.

Otros síntomas que siente la persona es congestión nasal, lo que afecta la aspiración por esa vía. También pueden ocurrir estornudos repetidos o ataques de tos, la garganta puede doler o hincharse. Como se ve la reacción es muy directa en varios órganos relacionados con la respiración.

Los ojos se pueden irritar, volverse llorosos o incluso es posible que se hinchen.

Estos síntomas pueden agravarse por varios motivos, tanto del felino como del ser humano. Por lo que pueden ser tan severos como dificultad respiratoria, pitido al respirar como un ataque de asma. fuerte ardor en algunas zonas de la piel, así como enrojecimiento y erupciones o abultamientos.

Es factible que también aparezcan dolores en el rostro, sobre todo en los pómulos y la frente.

Como puedes ver las consecuencias de esta reacción pueden convertirse en algo muy serio, por lo que debe ser manejado con cuidado para evitar situaciones de riesgo.

alergia a gatos

Alergia a los gatos: medicamento

Cualquier medicamento que quieras tomar para enfrentar este problema, debe ser recetado por un médico. Así podrás conocer qué tan severa es la condición, además de recibir un adecuado diagnóstico y tratamiento.

Hay diferentes fármacos que pueden ayudarte si los gatos te causan alergia. Los primeros o más recomendados son los denominados antialérgicos. Hay varios tipos de estos medicamentos que debe conocer.

Entre ellos están los descongestionantes para liberar las vías respiratorias y poder respirar de manera correcta y suficiente. También se pueden considerar los antihistamínicos, cuya función es disminuir la intensidad de la reacción química de las defensas del cuerpo. Con esto se alivian varios de los síntomas o se reduce en gran medida su efecto. Se pueden conseguir tanto para adultos como para niños.

Otros medicamentos son los corticoesteroides que también influyen en el sistema inmunitario. Pueden lograr disminuir la congestión, los problemas para respirar.

Recuerda que cualquier medicamento, además de su efecto beneficioso, también puede tener efectos secundarios, por lo que es mejor tener la asesoría de un médico.

En el mismo ámbito de los tratamientos, también se puede optar por terapias que disminuyan la reacción ante los alérgenos. Estas terapias tienen el fin de inmunizarse ante la presencia de estos. Consiste en suministrar al cuerpo, de manera controlada y en pequeñas cantidades al elemento desencadenante, así se va adiestrando al cuerpo para que no genere reacciones. Se trata de un conjunto de vacunas que se suministran por varias semanas para lograr su objetivo.

Consejos para reducir la alergia a la piel de los gatos

El más obvio de los consejos, seguro es también el que menos vas a seguir. No tener gatos en casa, pero si amas a los felinos, hay algunos cuidados que puedes seguir.

El contacto directo es algo que te convendría evitar, ya que esta es una de las maneras más fuertes en que el alérgeno llega al cuerpo. En caso de que te sea imposible no tocar a tu gato, es necesario que te laves las manos con abundante agua y jabón, y evites pasar las manos por tu cara mientras no las hayas aseado.

Hay objetos del hogar que son receptores perfectos de los alérgenos, por lo que debes evitar tenerlos. Por ejemplo, las alfombras, cobijas y mantas. Siempre debes preservar tu habitación, pasas muchas horas allí y puedes quedar en muy alto riesgo de tener un ataque de alergia. En caso de que sea necesario que tenga una manta o cojines, es indispensable lavar todo esto al menos una vez por semana.

Mientras más ventilada este la casa, habrá mejores opciones de que no se concentren los alérgenos.

Se estima que los machos producen más de estas sustancias, sobre todo cuando no están castrados, por lo que es una buena sugerencia castrarlos.

Cepillar al gato también puede ser de ayuda para eliminar estos alérgenos, así como ponerle algún producto, que se puede conseguir en el mercado para disminuir la presencia del desencadenante químico. Se estima que hay varios métodos muy efectivos para conseguir este efecto.

Gatos que causan menos alergias

Hay algunas especies en las que los alérgenos son de menor concentración o están en menor cantidad, por lo que son más adecuadas para alguien que sufre de alergias.

Entre estos felinos están el gato balinés, el devon rex, el sphynx, el oriental de pelo corto.

Estas medidas te ayudarán a tener menos problemas de alergia con tu gato, pero no se podrán eliminar por completo.

En nuestro blog tenemos un gran listado de razas de gatos razas de gatos, échales un vistazo.

 

0 Comentarios

Deja un Comentario