Los gatos son animales domésticos que pueden ser excelentes mascotas, pero puede haber circunstancias, en las cuales quieres evitar su presencia. Incluso puede ser una mascota, la cual se necesita mantener alejada de cierta zona de la propiedad. Lo cierto es que hay muchos motivos, por los que se puede necesitar un ahuyentador de gatos

Si necesitas ahuyentar a un gato sin hacerle daño, este post es para ti, sigue leyendo que te daremos varios métodos para lograrlo con éxito.

Ahuyentarlos con olores

Existen olores específicos que los gatos odian y naturalmente se alejan de un lugar que huela de esa forma. Afortunadamente, estos aromas no son desagradables para los seres humanos, algunos, por el contrario, son muy agradables. Con esto en mente podemos implementar varias soluciones, veamos:

Remedios en polvo

Colocar café molido, mostaza seca, pimentón seco y molido, romero seco y canela y espolvorea la zona donde no quieres que estén los gatos. Es probable que al gato específico que quieres ahuyentar tenga más desagrado por un olor que por otro, así que es cuestión de probar con cada uno por separado, o una combinación de dos o más, hasta que se consiga el olor que lo ahuyente.

Remedios líquidos

Los aceites esenciales suelen concentrar el aroma de un elemento en unas pocas gotas, así que con poco producto se logra un gran efecto, además el aceite se evapora mucho menos que los aromas con base acuosa por lo que el olor durará más.

Para ahuyentar a los gatos con aceites esenciales, elije algunos de los aromas que desagradan a los gatos, por ejemplo: canela, citronela, limón, naranja, romero y lavanda.

Toma algunas motas de algodón e imprégnalas con el aceite, coloca las motas en los rincones de las áreas donde no quieras a los gatos. Cambia las motas cada dos días, o cuando veas que ya no huelen.

Es aconsejable que se use un aroma a la vez, para que sea evidente cuál hace mejor efecto. Posteriormente, se puede mezclar algunos para probar si es más desagradable para los gatos.

Atomizador

Para hacer un atomizador que ahuyente a los gatos, simplemente hierbe en agua las siguientes plantas: lavanda, citronela, romero, pimienta, puede ser por separado o una combinación de dos o más. Deja enfriar por completo.

Cuando la infusión esté a temperatura ambiente, colócala en un envase con atomizador y aplica en toda el área. Debes reaplicar varias veces al día para mantener la intensidad del olor.

Plantas

Si la vivienda está rodeada de jardines, lo ideal es sembrar plantas como ruda, lavanda, citronela, romero, albahaca. Esto puede ser bordeando el área donde no queremos que entren los gatos o simplemente colocadas en ese sitio. Las plantas de estas especies tienen un fuerte olor que es desagradable a los gatos y estos tienden a huir.

Si se trata de un espacio interior o de un patio con suelo firme, entonces se pueden sembrar las mismas plantas nombradas, en macetas.

Ahuyentar gatosAhuyentador electrónico de gatos

Cuando el problema es muy grave con los gatos, los cuales irrumpen a las viviendas y causan algún tipo de daño, hay una solución muy efectiva y práctica, se trata de un ahuyentador de gatos electrónico.

Este aparato es configurable, ya que funciona para otros tipos de animales como perros, zorros, conejos y otros. Tiene un detector de movimiento, un emisor de ultrasonido y una luz flash.

Cuando el aparato detecta el animal emite un sonido audible solo por él, los seres humanos no lo oyen. Además del sonido se emite una luz flash. La combinación de ambos estímulos hace que el animal huya y no busque acercarse más al sitio.

Consejos para ahuyentar gatos sin hacerles daño

Cuando tenemos un problema de invasión de gatos, lo primero que hay que saber es que los gatos son muy territoriales y es posible que la vivienda que habitamos esté en lo que él considera su territorio. Entonces de lo que se trata es de disuadirlo a que ya no lo considere así más. Veamos:

  • Fíjate si el lugar de donde lo quieres ahuyentar, le ofrece algún atractivo al gato. Es posible que haya roedores en la vivienda y no se note precisamente porque el gato los caza. O tal vez sea la basura, que queda expuesta y el gato tiene una fuente de comida fácil. Es posible que la solución pase por resolver alguna de esas cuestiones.
  • Debemos comenzar por colocar barreras físicas, como cercas o puertas que le impidan la entrada. Si se le impide la entrada, los olores se borrarán y eventualmente el gato buscará otro territorio.
  • Si lo anterior no es posible, podemos intentar con los ahuyentadores descritos en este post. Hay que tomar en cuenta que hay que tener paciencia con cualquiera de los remedios que apliquemos, ya que esto funciona como un entrenamiento, hay que esperar que el gato entienda que no puede entrar al sitio.
  • Los ahuyentadores electrónicos son muy efectivos, si el gato tiene por donde salir fácilmente del lugar no le hará mayor daño el aparato, solo se asustará y se aturdirá momentáneamente.
  • Los gatos odian cualquier cosa pegajosa, así que una manera efectiva que no trepen a muros y cercas es colocarles cinta adhesiva con la pega hacia arriba o cinta doble faz. Hay que tener cuidado que la pega no sea muy fuerte que pueda hacerle daño, o que le quede pegada la cinta en las patas. Lo que queremos con este remedio es producir una sensación desagradable en el gato y que evite trepar los muros.
  • Los rociadores activados con movimientos son muy eficientes para ahuyentar a los gatos, ya que a estos no les gusta mojarse. Debes asegurarte que el mecanismo esté conectado siempre, ya que esto funciona como un entrenamiento, si algunas veces no se activan, los gatos van a aprender a entrar al jardín en las horas en que los rociadores están desactivados.

Como podemos ver, si existe un problema de intrusos gatunos, es completamente posible ahuyentarlos sin hacerles daño. Con remedios naturales y no naturales. Lo importante es elegir el que se adapte a la solución.

0 Comentarios

Deja un Comentario