en

10 consejos sobre cómo bañar a un gato y no morir en el intento

Todos sabemos de la reticencia que sienten los felinos y, especialmente, los gatos en cuanto ven un poco de agua; por ello, momentos como bañar a un gato son realmente complicados puesto que no son animales a los que le agraden ser tratados con agua.

¿Es posible bañar a un gato?

Primero hay que recordar que estos animales están muy comprometidos con su higiene propia, empleando su lengua para lavarse diferentes zonas del cuerpo cuando consideran que no están del todo limpias.

Debido a esta peculiar pulcritud de los felinos, se conoce la expresión “lavarse como un gato”, en términos de un aseo breve, rápido y, a veces, insuficiente.

En realidad, lejos del significado de esta expresión, que podría asociarse a los falsos mitos sobre estos animales, la limpieza de los gatos es algo muy importante en su filosofía de vida, por lo que es muy normal encontrarnos con esta mascota lamiéndose continuamente con su lengua, una herramienta especial por las papilas de textura áspera con las que consiguen un aseo realmente eficaz.

Pero, entonces, ¿los gatos se bañan?

Lo cierto es que los gatos se estresan con mucha facilidad ante cualquier elemento que se salga de su rutina habitual; uno de ellos, cómo no, es el agua.

Por lo tanto, te recomendamos que evites bañar a un gato siempre que no se dé alguna de las siguientes excepciones:

  • Características de la raza: algunas de las especies de gatos tienen entre sus patrones el pelaje largo, lo cual requiere, a veces, una ayuda por parte del dueño para eliminar los pelos muertos y la suciedad acumulada.
  • Desparasitación: en caso de que tu felino necesite algún tratamiento específico con un champú especial, será obligatorio aplicárselo en el momento del baño.
  • Enfermedades de la piel: si tu mascota padece alguna patología dermatológica, es posible que el veterinario te encomiende la misión de bañar a un gato a sabiendas de la animadversión que este suele sentir.
  • Casos de suciedad desmesurada: algunos momentos puntuales en que tu gato venga “hecho un cristo” y veas como imprescindible echarle una mano, por ejemplo con rastros de grasa, tierra u orín, tendrás que hacerle pasar por este suplicio.

Otra de las formas de hacer que los gatos no sean aprensivos al momento del baño es acostumbrarles desde los 2 meses de edad, mostrándolo como un juego y sin introducirle de forma brusca, por lo que tendrás que armarte de paciencia.

¿Cómo bañar a un gato?

Si te decides a hacerlo, recuerda estos simples consejos para que la operación tenga más probabilidades de éxito:

  1. Coloca una alfombrilla al lado para evitar arañazos contra el entorno o que se dañen las uñas en sus intentos de fuga.
  2. Deja correr el agua al principio para que el animal se acostumbre al sonido y a su presencia.
  3. Evitar movimientos bruscos: debes tener en cuenta que bañar a un gato puede provocarle estrés, por lo que podría ser contraproducente.
  4. Busca un recipiente ajustado a su medida: aunque es acertado bañar a un gato en la bañera común de la vivienda, también puedes recurrir a un recipiente que se adecúe a su tamaño, sin emplear uno demasiado grande ni demasiado pequeño.
  5. Usa agua tibia: la temperatura del agua también será importante para acertar en este momento tan delicado para la mascota.
  6. Champú especial para gatos: no apliques el champú común para el ser humano en tu mascota, ya que no suele respetar el pH de su piel.
  7. Comienza por la parte inferior de su cuerpo y ve ascendiendo lentamente, siempre con delicadeza, incluso haciendo como que le acaricias.
  8. Evita que el agua entre en contacto con sus orejas u ojos.
  9. Utiliza agua en abundancia para acabar con los restos del jabón.
  10. El secado, siempre con una toalla, aunque en los meses más fríos puedes valerte de un secador, aunque con cuidado por el ruido repentino que puede generar este utensilio.

Ya tienes toda la información necesaria para bañar a un gato si crees que es necesario. Ahora solo tienes que decidirte a hacerlo siguiendo estos pasos y verás como todo se desarrolla con normalidad.

¿Qué piensas?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mal aliento en perros: posibles causas y cómo combatirlo

Collar isabelino de perro: consejos y principales alternativas