El erizo pigmeo africano es una de los dos tipos de erizos de tierra que pueden ser criados como mascotas libremente en cualquier país, ya que es una especie que no está en peligro y por lo tanto no tiene medidas de protección especial.

El erizo pigmeo africano también se llama erizo enano africano, ya que, es una especie que destaca por su pequeño tamaño, lo cual lo hace atractivo como mascota.

Además de su reducido tamaño, el erizo pigmeo africano es muy dócil, tiene buen carácter, es muy fácil de mantener, goza de buena salud y muchos otros beneficios que lo hacen muy apreciado como mascota. Es por ello que su popularidad ha ido en aumento desde la década de los 80 en el siglo XX.

Si te interesa adquirir un erizo pigmeo africano, debes informarte de sus particularidades, cuidados y demás características, para que hagas una adopción responsable y todo salga bien. Sigue leyendo, que aquí te lo decimos todo.

 

Erizo enano africano

El erizo pigmeo africano o erizo enano africano es un mamífero que mide cuando mucho, unos 15 cm, puede pesar unos 300 gramos, aunque puede llegar hasta 500 gramos fácilmente. Su cuerpo tiene forma ovalada, sus patas son cortas, el hocico y nariz son puntiagudos. Su característica más resaltante son las púas, que se ubican exclusivamente en el lomo, en el resto del cuerpo tienen un pelaje sedoso y corto.

Esta especie tiene su origen en África, de allí su nombre. Los ejemplares autóctonos se ubican en la zona norte de ese continente, pero en la actualidad se encuentran ejemplares en gran parte del mundo, debido a su popularidad como mascotas.

El carácter y comportamiento del erizo pigmeo africano es algo tímido, son muy tranquilos y de hábitos nocturnos. Este último aspecto de su personalidad tiene su origen en la vida silvestre, donde debe esconderse de los depredadores, por lo que pasa el día en su cueva, luego al caer la noche sale a buscar alimento. En cautiverio mantiene esta conducta, por lo que hay que respetarle su descanso diurno y esperar a la noche para interactuar con él.

Los erizos como el erizo pigmeo africano, requieren tiempo para adaptarse a su nuevo hogar, sus nuevos dueños deben respetar su espacio y aproximarse poco a poco, de manera que el ejemplar se vaya adaptando a la interacción con sus cuidadores.

El enrollamiento es una conducta que realizan a manera de defensa, cuando sienten algo extraño en el ambiente se hacen bola, escondiendo la cara y las patas. Un erizo pigmeo africano puede pasar varias horas en esta posición. A medida que se sienta confiado dejará de hacerlo.

Otra señal de que se siente amenazado es la erección de las púas, ya que cuando está confiado, estas descansan sobre el cuerpo. Hay que aclarar que las púas del erizo de tierra no son afiladas y no lastiman al tocarlo, tampoco se desprenden como otras especies.

Otra conducta característica de estos animales es el ungimiento. Esto se trata de untarse a sí mismos o un objeto con saliva, de manera de impregnarles el olor.

Reproducción del erizo pigmeo africano

La madurez sexual es muy rápida, a los dos meses de edad ya se pueden reproducir, aunque no se recomienda propiciarlo tan temprano, es conveniente esperar hasta los 10 meses o un año.

Pueden reproducirse en cualquier época del año, siempre y cuando estén las condiciones climatológicas apropiadas y tengan a disposición abundante alimento. También deben tener un refugio idóneo para hacer el nido.

Antes de la cópula ocurre un cortejo, la hembra se enrolla ante la insistencia del macho, incluso puede mostrarle las púas si se siente muy asediada. Si lo acepta, permitirá la cópula. La gestación dura un mes y medio, tras lo cual la hembra pare un número de crías que puede variar de 3 a 10, pero que casi siempre son alrededor de 4.

Los erizos de tierra nacen ciegos, sin las púas y muy indefensos, a las 24 horas ya las púas han emergido, pero ellos aún no se enrollan y requieren a su madre para casi todo.

Las crías son amamantadas por 2 meses aproximadamente, tras lo cual hacen su vida independiente de la madre y de la camada. Alrededor del mes de nacidos ya comienzan a moverse y buscar algo de alimento, si están en cautiverio pueden comer del alimento de la madre.

Colores del erizo pigmeo africano

El color más común del erizo pigmeo africano es el sal y pimienta, pero no es el único, se consiguen ejemplares de una gran variedad de tonos, esto se debe a que la domesticación y cría de estos animales ha sido muy planificada y se han logrado obtener ejemplares de colores variados, veamos:

  • El erizo pigmeo africano color chocolate es uno de los que no tiene máscara facial, como se sabe estos animales tienen un patrón de color en la cara parecido a los mapaches. El color chocolate es una mezcla de marrón y crema que es muy atractivo y buscado por los criadores.
  • El color canela es un erizo pigmeo africano más claro que el chocolate, pero sí presenta máscara facial, aunque más clara. Este color es muy hermoso, elegante y tierno al mismo tiempo.
  • El color crema es mucho más claro que el canela y el chocolate, pero en esos mismos tonos, esta versión presenta los ojos rojos y sin máscara facial. Los erizos pigmeo africano en color crema lucen muy delicados y hermosos.
  • El copo de nieve es un erizo pigmeo africano blanco, pero con algo en tonos oscuros, esto puede ser el hocico o una pequeña parte de las púas. Esta combinación de color es muy atractiva y elegante.
  • El erizo pigmeo africano albino es un ejemplar que tiene una mutación genética por la cual carece de pigmento, estos erizos lucen blancos y rosados, con los ojos rojos.
  • Una versión que es muy atractiva es el panda, ya que se asemeja a la apariencia del oso panda, con tonos negro y blanco y, por supuesto, la máscara facial.

Cuidados del erizo pigmeo africano

El erizo pigmeo africano se adapta muy bien al cautiverio, de hecho, su esperanza de vida aumenta significativamente en relación con los ejemplares silvestres. Esto se debe a muchos factores, en especial a los cuidados que reciben de sus dueños, veamos:

  • La alimentación debe tener una base de pienso comercial que puede ser especial para erizos de tierra o también se le puede ofrecer pienso de gatos, perros o hurones. Esto se complementa con frutas y verduras en pequeñas cantidades, de manera que no adquieran sobrepeso.
  • El erizo pigmeo africano debe tener una jaula resistente, donde esté seguro y no se pueda escapar. Los erizos son vulnerables y si salen del control de sus cuidadores pueden sufrir daños importantes. Esta jaula debe ser lo suficientemente grande para que el erizo pueda moverse, caminar y trepar, ya que necesitan ejercicio.
  • Dentro de la jaula se debe colocar un comedero y un bebedero, los cuales deben ser de un material resistente y tener la forma adecuada para que no se vuelquen. El bebedero puede ser de pico y debe estar disponible para el erizo pigmeo africano todo el tiempo.
  • Otro aspecto de la jaula es que debe tener un sustrato en el fondo, de manera que el cuerpo del erizo pigmeo africano esté libre de humedad y se mantenga aseado. Este sustrato debe ser cambiado con frecuencia para que el ambiente del erizo esté libre de olores desagradables.
  • Los erizos no requieren baños, ya que ellos se asean ellos mismos y no despiden ningún olor particular.
  • Si se quiere que el erizo deambule por la casa, se puede utilizar una bola de hámster. Estas bolas son accesorios que sirven para mantener al erizo pigmeo africano controlado y protegido. Lo único que hay que hacer es introducirlo dentro, él mismo lo mueve con su caminar. Estas bolas emiten ruido y además están fabricadas en colores vivos, ahí será imposible que se pierda.
  • El refugio es muy importante para el erizo pigmeo africano. Se trata de una caja de madera u otro material similar, que lo mantiene resguardado y libre de luz, de manera que pueda descansar durante el día. Es importante que se coloque alguna fibra que le sirva para cobijarse. Si se tienen varios erizos en la misma jaula se debe tener un refugio para cada uno.
  • La temperatura es muy importante para su comodidad y salud. Lo erizos de tierra y, en especial el erizo pigmeo africano, deben estar en una temperatura entre 25°C y 30°C, es decir, ni mucho frío ni mucho calor. Si hace mucho frío se le puede colocar un radiador cerca o una manta térmica, es aconsejable medir la temperatura de la jaula para tomar las medidas necesarias.

Lo más importante es que el erizo pigmeo africano esté bien cuidado, tenga una vida longeva, llena de salud y sea una mascota querida y apreciada por su dueño. Espero que este post haya aclarado tus dudas.

0 Comentarios

Deja un Comentario