Llevar erizos a casa no es como hacerlo con otros animales, que puede resultar más sencillo. Estos animales no son otros animales de compañía, sino que tiene consideraciones especiales en la legislación.

Existen importantes restricciones sobre el tipo de erizo que se puede tener como integrante del hogar, así que no hay que apresurarse ni tomar decisiones impulsivas sin saber las implicaciones respecto al manejo de este tipo de fauna.

Los cuidados que se tienen al respecto tiene que ver con la protección de la fauna local, evitar que se puedan contagiar de enfermedades para las que no tienen defensas. También para se busca proteger que no haya desplazamiento por faunas invasoras. Por estos, entre motivos existen estas regulaciones, que ocurren también con otras especies.

Ahora bien, existe la posibilidad de hacer adopciones de manera legal, que permitan darle resguardo y cariño a un ejemplar de erizo de tierra. Si deseas saber qué opciones existen, cómo conseguir de manera lícita y regulada tener un erizo, y mucho más sobre la adopción de estos especiales animalitos, aquí tienes lo que necesitas saber.

¿Qué hacer si quieres adoptar un erizo?

Lo primero es tener buena información sobre estos adorables mamíferos. Sus hábitos, conductas, alimentación, etc. Saber todo eso es muy importante porque te permitirá estar seguro sobre si eres la persona adecuada para este tipo de animal, es decir, si tienes el tiempo, la paciencia, la manera de darle el mejor lugar posible a un animal que no ha evolucionado como parte de un hogar.

Es también la manera de saber si lo que esperas del animal es lo que te interesa, por ejemplo, el tiempo de vida. La capacidad de aprendizaje, la interacción con humanos o su capacidad de ser sociable.

Una vez que tengas total seguridad de que es el animal idóneo para ti, es el momento de dar el siguiente paso. En este caso es saber que especies no puedes tener como animal doméstico.

Los erizos están clasificados en 5 géneros que engloban las 16 especies que se conocen hasta ahora. Algunas de ellas están catalogadas como prohibidas, ellas son:

  • Erizo europeo.
  • Erizo egipcio u orejudo.
  • Erizo moruno.
  • Erizo africano o de vientre blanco.

El motivo que se ha establecido para que ni el erizo egipcio ni el erizo africano se domestiquen es que están clasificados como especies invasoras. Esto significa que incluso sus subespecies están explícitamente prohibidas.

El erizo europeo al igual que el erizo moruno son especies nativas o autóctonas, y están bajo protección, por lo que tampoco pueden ser sacadas de su ambiente natural. Así que estas cuatro especies definitivamente no pueden ser consideradas para llevar a casa. Dado que las otras especies no están explícitamente prohibidas se considera que, aunque son exóticas, pueden pasar a ser parte de la familia.

Dónde hacer la adopción de un erizo

Hay varias opciones o alternativas donde conseguir erizos, como ya se dijo nada de tomarlos de su ambiente natural, porque las consecuencias legales y sanitarias pueden ser importantes.

Existen diferentes plataformas, sitios web, además de las redes sociales, donde personas particulares ofrecen diferentes animales. En términos de precios, si buscas comprar, tal vez resulte más barato de esta manera. Sin embargo, por esta vía no tienes ninguna certeza del origen del animal, ni de su estado real de salud, o la condición de los padres. Puede desarrollar cualquier enfermedad sin que supieras de esto.

Con todas estas desventajas y riesgos es mejor considerar otra opción. Una de las mejores alternativas es acudir a los centros de protección animal. Hay algunos que se concentran en animales exóticos, y la mayoría reciben animales de cualquier condición.

En estos refugios hay varias ventajas al adoptar allí un erizo. Hay una mayor dedicación en hacer seguimiento en la condición de salud de los animales, controlar calendarios de vacunación. También tienen una mejor nutrición. Además, hay un compromiso con el bienestar del animal, por lo que suministran el criticado de origen y sanitario. Por estas causas es que son los sitios idóneos para adoptar erizos.

En caso de que no consigas alguno en estos centros, tienes otra opción. Acudir con los criadores profesionales. Estos han cumplido los requisitos para llevar adelante esa tarea, conocen bien los ejemplares que tienen a disposición y, por tanto, generan más confianza.

Estos espacios tienen la desventaja de que, al dedicarse a criar para su comercio, no siempre, los animales tienen el mejor destino.

Preparación antes de llevarlo a casa

Un animal nuevo en casa siempre es un experiencia extraordinaria y emocionante. Para que sea todo un éxito, hay que tener preparado todo para que al llegar se sienta muy cómodo. Recuerda que es un sitio nuevo, tal vez, lo separaron reciente de su madre o viene de un sitio donde lo maltrataron.

Hay muchos motivos para darle el primer día libre, es decir, no presionarlo, no sobrecargarlo de atención y caricias. Es muy posible que le tome un par de días para adaptarse a su nuevo entorno.

Asegúrate de tener una jaula adecuada, lo suficientemente grande para que se mueva a su antojo, de preferencia de dos niveles. Además de comida de calidad y agua. Darle un espacio en la jaula donde se pueda refugiar, lejos de la luz y la atención de las personas es lo que mejor que le puedes dar.

También es muy importante que tengas la previsión de ubicar un veterinario. Este tipo de animal, como seguro ya sabes, requiere un profesional que entienda de exóticos, así tendrás siempre un sitio especializado donde acudir y habrá menos animales abandonados a su suerte.

Con estas previsiones estarás más cerca de que la adopción sea todo un éxito para ti y tu erizo.

0 Comentarios

Deja un Comentario