Los búhos están catalogados como aves rapaces, es decir, que para alimentarse se dedican a cazar presas vivas. Algunas especies almacenan comida para la época donde la cacería escasea como el invierno. Sin embargo, al pensar en comidas para búhos hay que considerar en animales vivos que este pueda atrapar.
En general lo que comen estas aves es muy variado, mamíferos, aves, crustáceos, peces, insectos, etc. Para conocer más sobre este interesante tema descubre toda la información que tienes a continuación.

Comidas para búhos: cuidados

El búho tiene una serie de cualidades que lo hacen un animal muy llamativo. La expresión atenta y observadora de su rostro, la belleza de su plumaje, el gran desarrollo de sus sentidos, en particular del oído y la vista. Es considerado uno de los animales nocturnos con un fuerte simbolismo, además de la capacidad de ser un volador silencioso que suele preferir estar alejado y solitario.

Esta ave por lo común es confundida con otra muy similar, la lechuza, sin embargo son diferentes. El búho, por lo general, tiene plumas a ambos lados de su cabeza como una corona, su rostro es amplio, con ojos redondos abiertos y amarillos. Además, los búhos lucen más grandes y fornidos que las lechuzas. Estas son algunos rasgos que los diferencian.
También en su estructura craneal hay diferencia. La cabeza de la lechuza es similar a la forma de un corazón, en tanto que el búho tiene la cabeza redondeada.

Para su cuidado es importante no olvidar que no es como otros animales que han evolucionado como animales de compañía, como los perros. Por lo que su alimentación no puede tomarse a la ligera, darle cualquier comida ya sea de la cocina o procesada puede afectar su salud de manera grave.
Dado que su instinto es cazar, este reaccionará ante animales pequeños. Por lo tanto, si, cumplidas las obligaciones de ley, tienes un búho en casa, no puede haber otros animales que los vea como su comida.

Comidas para búhos: hábitos

En el mundo natural se ha observado que necesitan de la cacería. Es decir, no es solo buscar comida para sobrevivir, sino que necesitan la cacería como actividad, matar a la presa es parte importante de su actividad alimenticia. Muy raramente, por no decir nunca, pueden ser carroñeras.

Al carecer de dientes, estos no mastican sus alimentos, por lo que, al atrapar un animal grande le arrancan porciones con su pico o si es de un tamaño pequeño, se lo pueden tragar enteros. Su esófago tiene la capacidad de ser maleable, por lo que puede ampliarse para el paso de trozos voluminosos.
El proceso de asimilar su comida ocurre en el estómago. Allí sus fluidos intestinales deshacen los alimentos para absorber los nutrientes. Luego de unas horas de alimentarse, es normal que desechen unas bolitas que están compuestas por aquellas partes que el cuerpo no digerir.
Estas formaciones, que desecha mediante regurgitación, son conocidas como egagrópilas. Por lo general, se forman con huesos, piel, plumas, garras y otros elementos que no asimilan, permanecen en el cuerpo por un periodo de cerca de 10 horas, antes de expulsarlas. Debido a que este material obstruye el paso digestivo, durante este tiempo, no puede comer. Solo lo podrá hacer una vez que lo deseche.
Una característica de estas aves es que no tienen ninguna cavidad para almacenar alimentos. Poseen un órgano que funciona como un filtro que separa lo asimilable de lo que no lo es.

Comidas para búhos: presas

Los búhos pertenecen a la familia Strigidae, también llamados estrígidos, y existen más de 200 especies. Por esta causa, hay varias diferencias en cuanto a los hábitos alimenticios. También influye el sitio donde se han adaptado a vivir, las presas disponibles, las condiciones climáticas, etc.
Por ejemplo, hay especies que se han adaptado a capturar pescado. Suelen vivir cerca de cuerpos de agua, ya sean ríos, lagunas, etc. Algunos esperan con paciencia hasta detectar a una presa adecuada, mientras otros planean cerca del agua y atacan al conseguir un pez adecuado.
Algo similar ocurre con los que acechan desde los árboles. Se posan a gran altura, estudian su entorno con su magnífica visión y audición, además de girar sus cabezas 270 °. Observan a sus presas, algo que pueden hacer incluso de noche sin ningún problema. En algunas especies, el oído incluso es más importante que la vista para ubicar su alimento.
Entre los animales que componen su alimentación se puede mencionar insectos, arañas, caracoles, gusanos de tierra, cangrejos, lagartijas.

 

 

 

 

 

 

Aparte de estos invertebrados, los búhos también se alimentan de diferentes roedores, tales como ratones de campo, ratones, musarañas. También cazan presas más grandes como zorros, liebres, conejos, patos, aves pequeñas e incluso otras aves que también cazan.

El tamaño y cantidad de comida está en relación con cada especie, ya que son diferentes tamaños, además de condiciones de actividad propia. Por lo general, las especies de mayor tamaño como el búho real requieren y caza animales de mayor tamaño.
En algunas personas existe la preocupación de que los búhos puedan ser agresivos, al punto de atacar humanos. Hasta donde se investigado, es muy poco probable que un búho ataque a una persona. Para que esto ocurra, el animal debería sentirse bajo amenaza.
Hay otra condición que influye en la alimentación, y es la temporada del año. En el invierno la cantidad de alimento disponible disminuye. Por ejemplo, los roedores se quedan bajo tierra, por lo que el búho cazará, sin dudar, lo que tenga a mano.
Dentro de las especies de búho, algunas tienen la fuerza y maniobrabilidad de vuelo suficiente, para llevarse presas que se encuentren agarradas a una rama de un árbol
La alimentación de las crías depende de la cacería, que suele ser suministrada por el macho, aunque especies en que ambos llevan comida al nido. Esta también es carne que la empiezan a ingerir desde temprana edad, igual que insectos.

0 Comentarios

Deja un Comentario